Guatemala, (PL).- Las autoridades guatemaltecas repatriaron al millonario estadounidense John McAfee hacia su país, mientras es buscado por la policía de Belice para interrogarlo por el asesinato de un vecino suyo.

El pasado 5 de diciembre, el creador del antivirus informático bautizado con su primer apellido, pidió asilo a Guatemala al alegar que es un perseguido político del gobierno de Belice. El abogado de McAfee, Telésforo Guerra, hizo la presentación formal de solicitud de asilo en la sede de la cancillería local.

McAfee de 67 años refirió que el gobierno de Belice es muy corrupto y envió a sus soldados a perseguirlo y hostigarlo porque decidió dejar de apoyar con dinero al gobierno. Las autoridades beliceñas lo buscan por el asesinato este 11 de noviembre del estadounidense Gregory Faull, de 52 años.

El 6 de diciembre, el presidente guatemalteco Otto Pérez Molina negó asilo político al millonario estadounidense, buscado por la justicia de Belice, donde radicaba hace cuatro años. “La impresión que da la actitud de McAfee es temor a enfrentar la justicia del país donde radicaba (Belice), antes de ingresar a Guatemala. Mi sugerencia, es que dé la cara y que responda a las investigaciones”, manifestó el mandatario.

Según expresó el gobernante, no va a permitir el ingreso de personas que estén huyendo de la justicia. Entre los antecedentes remitidos por Belice, acotó el jefe de Estado, están varias fotografías en las cuales McAfee aparece con hombres armados y documentos que lo vinculan con la muerte de un vecino.

Mientras, la vicepresidenta Roxana Baldetti ha dicho que después de realizar las primeras investigaciones se estableció que su estadía en este país (desde el 4 de diciembre último) es ilegal porque carece de permiso.

El mismo 6 de diciembre McAfee sufrió un desmayo y fue trasladado al hospital de la Policía Nacional Civil. Horas después fue dado de alta y lo volvieron a llevar al albergue de la Dirección General de Migración, de la zona 5, donde estaba cuando sufrió ataque cardiaco.

“Luego de la evaluación se estableció que (McAfee) padece de signos de ansiedad e hipertensión arterial, por lo que no es necesario que permanezca en el hospital”, declaró a la prensa el médico Oscar González, de la referida institución sanitaria.

El 12 de diciembre la jueza Judith Secaida otorgó 10 días de plazo a McAfee para que regularizara su estatus migratorio en Guatemala y evitara así ser expulsado a Belice. Cuatro días antes su abogado había solicitado a las autoridades guatemaltecas un estatus de migrante para evitar que su cliente fuera desterrado a la nación vecina.

Antes, Guerra había acudido a instancias como la Procuraduría de Derechos Humanos, jueces y magistrados de la Corte de Constitucionalidad para impedir que el requerimiento de expulsarlo se concrete. Según ha manifestado Guerra, el ministro guatemalteco de Relaciones Exteriores Harold Caballeros asumió una postura inconstitucional porque rechazó la acción de asilo político sin darle trámite.

No obstante, Caballeros ha argumentado que el Estado tiene derecho a conceder o denegar la petición de asilo y a no decir las razones. Por su parte, el presidente Otto Pérez Molina ha señalado que la ley los faculta a no dar explicaciones al respecto.

El 13 de diciembre las autoridades guatemaltecas repatriaron al millonario estadounidense hacia su país. Fernando Lucero, vocero de la Dirección General de Migración guatemalteca, confirmó la información.