Caracas, (PL).- Venezuela declaró la inexistencia de cultivos ilícitos de drogas en su territorio por séptimo año consecutivo. Hasta noviembre de 2012 se decomisaron más de 42 mil kilogramos de drogas.

El ministro de Relaciones Interiores y Justicia Néstor Reverol dio a conocer los resultados de la Operación Sierra 24 realizada por 1.671 efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) desde el 30 de noviembre y que concluyó el pasado jueves “de manera exitosa”. El ejercicio se desplegó en los municipios Rosario, Machique de Perijá y Jesús María Sembrún, del estado Zulia, zona fronteriza con Colombia, con la participación de siete aeronaves, seis embarcaciones y 46 vehículos militares.

Reverol subrayó que en los últimos 14 años el gobierno del presidente Hugo Chávez ha afianzado el despliegue operativo de la FANB en esta región donde se han intensificado los patrullajes y las acciones de monitoreo de los cultivos ilícitos. Recordó que Colombia tiene un potencial de producción de hasta 400 toneladas de cocaína y una extensión de cultivos ilícitos de más de 60 mil hectáreas.

Por ello, dijo, el gobierno venezolano ha intensificado las operaciones dentro del Plan Nacional Antidrogas 2009-2013, a través de la ejecución de una política integral y sostenida. El Ministro anunció que a partir de 2013 se fortalecerán las labores de monitoreo de cultivos ilícitos con el empleo del satélite venezolano Francisco de Miranda, el cual enviará imágenes en tiempo real que serán analizadas por expertos.

Por su parte el mayor general Wilmer Barrientos, comandante estratégico operacional, explicó que la Operación Sierra 24 permitió destruir siete laboratorios dedicados a la producción de pasta de coca y la incautación de 200 kilogramos de ese material y de 1.395 recursos químicos. Además, fueron detenidos 18 ciudadanos indocumentados y decomisados seis mil litros de combustible y un número importante de armamentos y fertilizantes, entre otros recursos.

Venezuela decomisó 636 toneladas de drogas en 13 años

Venezuela capturó a 86 capos del narcotráfico en siete años y decomisó 636 toneladas de estupefacientes desde 1999. Nunca antes en la historia del país se había logrado tamaña proeza, destacaron las autoridades venezolanas.

Desde que la Agencia Antinarcóticos de Estados Unidos (DEA en inglés) salió del país en 2005, la administración aprehendió a esa cantidad de criminales, entre los cuales se encuentra el jefe de la banda narcoparamilitar colombiana Los Rastrojos, Diego Pérez Henao. A partir de la retirada del órgano ese año, la nación duplicó el embargo de drogas a escala nacional.

La DEA se limitaba al control de estupefacientes hacia Estados Unidos y no hacia otros destinos. Tampoco realizaba actividades de inteligencia para desarticular la logística de los grupos criminales dedicados al trasiego de narcóticos.

Por siete años consecutivos, las autoridades lograron que Venezuela esté libre de cultivos ilícitos, lo cual fue posible gracias al incremento de la capacidad operativa de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y los organismos de seguridad pública.

Venezuela constituye una referencia en el combate a ese flagelo, ha suscrito 52 instrumentos con 38 países, y mantiene comisiones mixtas de trabajo con Italia, Guyana, Ecuador, República Dominicana, México, Portugal, Colombia y Bolivia.

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) de Naciones Unidas (ONU) destacó que el Gobierno de Venezuela promulgó una Ley Orgánica de Drogas, en la que se reconoce al consumo indebido de drogas como una enfermedad que requiere tratamiento y se incluyen medidas de integración social en el ámbito del procedimiento penal aplicable. La Ley permitió que la cantidad de cocaína incautada por parte de autoridades venezolana disminuyera progresivamente de un nivel máximo de 58,4 toneladas en 2005 a 24,8 toneladas en 2010.

Hasta el 6 de diciembre de 2012 se decomisaron en Venezuela 42.621 kilogramos de drogas en siete mil procedimientos por efectivos de organismos del Estado, en los que resultaron detenidas 9.143 personas involucradas en el tráfico ilegal de sustancias estupefacientes, informó el ministro Néstor Reverol.

Fueron detenidos 20 jefes importantes de organizaciones criminales dedicadas al tráfico ilícito de drogas, para un total de 95 en los últimos años. “Esto es parte de nuestro compromiso internacional, de la cooperación, de la responsabilidad compartida que tenemos todos los pueblos del mundo”, aseveró el Ministro.

Además, subrayó, es una clara muestra de que “no permitiremos que esa industria trasnacional de las drogas se asiente en nuestro territorio e instale bases logísticas y de operaciones con esos propósitos”.

Reverol comunicó que en los últimos años también han sido destruidas 333 pistas no autorizadas -de ellas, 36 en lo que va de 2012-, así como se han realizado 16 operaciones militares. Asimismo, se han desmantelado 24 laboratorios dedicados a la producción de diferentes tipos de drogas, para un total de 108 en los últimos años.