Hasta octubre de 2012 los municipios del país ejecutaron en promedio no más del 30% de su presupuesto anual, en tanto que la ejecución de la inversión pública global bordea el 57%. La ministra de Planificación del Desarrollo Viviana Caro reveló que las Alcaldías con los más bajos índices de ejecución presupuestaria son La Paz, Santa Cruz y Cochabamba.

En el primer semestre de 2012 la ejecución presupuestaria del sector público alcanzó al 26% de los 3.461 millones de dólares asignados en el Presupuesto General del Estado 2012 (PGN). Con la promulgación del PGN 2012 Reformulado, a través de la Ley 233, el monto asignado a la inversión pública subió de 3.252 millones de dólares a 3.461 millones debido a la incorporación de recursos adicionales de los saldos de caja y bancos que no ejecutaron los municipios, gobernaciones y otras entidades del sector público en la gestión 2011.

“A junio tenemos una tasa de crecimiento promedio en inversión pública que supera al que teníamos el año pasado; en términos absolutos estamos hablando de más mil millones de dólares por encima de la tasa del año pasado”, destacó la ministra Viviana Caro.

No obstante, dicho nivel de ejecución global muestra diferencias sustanciales entre la administración central y los gobiernos subnacionales. Por ejemplo, en el primer semestre del año la ejecución de la inversión pública de los gobiernos municipales, en muchos casos, estaba por debajo del 15%, mientras que las gobernaciones registraban un promedio de 20%.

“La administración central sí tenía un nivel de ejecución de su presupuesto muy cercano al 50%”, aseguró Caro tras destacar que la Administradora Boliviana de Carreteras y el Fondo Nacional de Inversión Productiva y Social registraban un avance superior.

A septiembre de la gestión 2012 solamente se ejecutó 1,561 millones de dólares, es decir el 45% del presupuesto programado. Hasta octubre, “lamentamos decir que a nivel de municipios y gobernaciones la ejecución no pasa del 30% en promedio”, porcentaje que baja el promedio de ejecución presupuestaria nacional hasta un aproximado de 57%, precisó la ministra Caro.

“Son más de 2 mil millones en cajas y bancos, con estos recursos podíamos hacer muchísimo”, indicó la ministra, y aseguró que los municipios con los más bajos índices de ejecución son La Paz, Santa Cruz y Cochabamba. La Alcaldía de Oruro ejecutó apenas el 25% de su presupuesto de casi 700 millones de bolivianos hasta agosto. “De un presupuesto de 691,9 millones de bolivianos se gastaron 174,8 millones”, detalló el vicepresidente del Concejo Municipal Rodolfo Uyuni.

El alcalde de El Alto Edgar Patana dijo que ese municipio vecino de La Paz prevé ejecutar el 70% de los 1.002 millones de dólares presupuestados en esta gestión. “Tengo la esperanza de poder rebasar el 70%, sin embargo hemos llegado al segundo cuatrimestre con un 40%, probablemente superemos más pero con un 70% sobrepasaríamos lo del año pasado que era de 50%”, detalló Patana, y atribuyó la baja ejecución a problemas de eficiencia del municipio y, en algunos casos, a la injerencia de los habitantes de la urbe que a veces rechazan y frenan obras.

Por otro lado, el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz (GAMLP) ejecutó más del 50% de su presupuesto hasta octubre de 2012, según datos del Ministerio de Economía y Finanzas. El grado de inversión en obras se calcula desde la ejecución administrativa, la física y finalmente la financiera.

El oficial Mayor de Planificación para el Desarrollo del GAMLP Álvaro Blondel informó que hasta noviembre de 2012 el avance de ejecución administrativa fue del 64%, la ejecución física alcanzó al 58%, mientras que el avance en la ejecución financiera fue del 51%, lo que significa que se invirtieron más de mil millones de bolivianos.

Blondel argumentó que la ejecución financiera es más lenta toda vez que recién en los últimos meses del año se efectúan los pagos por las obras ejecutadas. “En todas las entidades públicas se ve una ejecución inferior o acercándonos al 50% a este mes. Pero en los últimos tres meses, hasta el 31 de diciembre, se termina de ejecutar por lo menos 30 o 40% más, eso es normal, es común que ocurra”, afirmó el alcalde paceño Luis Revilla.

La primera autoridad edil paceña dijo que las obras incluidas en el Plan Operativo Anual (POA) y que se licitan son ejecutadas a partir de mediados de cada año, porque en los primeros seis meses se contrata a las empresas y se realizan los diseños. Al momento se encuentran en ejecución obras importantes como la refacción integral de la avenida Kantutani, de la Héroes del Acre y de la plaza de las Culturas. Además, se está interviniendo en el bosquecillo de Achumani, la construcción de varias obras de drenaje en distintos puntos de la ciudad y otras que serán concluidas antes de finalizar el año.

Con esos antecedentes, Revilla aseguró que la ejecución presupuestaria de 2012 superará a la registrada el pasado año, que fue del 80,3%, aunque aclaró que las asignaciones de recursos del Ministerio de Economía a las alcaldías a finales de año podrían reducir los niveles de inversión.

Revilla remarcó que el gobierno central transfiere recursos a las instancias subnacionales a finales de cada año, aspecto que imposibilitaría aplicar los procedimientos administrativos para la ejecución inmediata de esos recursos. “Hace unos días hemos recibido una asignación adicional de recursos, estamos hablando de 40 millones de bolivianos, y se habla de que en el mes de diciembre nos van a asignar más recursos. Comprenderán que en tres semanas yo no puedo hacer el diseño, no puedo licitar, menos ejecutar una obra. Eso nos reduce los niveles de ejecución”, explicó.

Por su parte, la Asociación de Municipios de Cochabamba (Amdeco) informó que sus 47 alcaldías afiliadas superaron el 60% de ejecución presupuestaria en promedio hasta octubre de 2012. “Al mes de septiembre se tenía entre 48% y 49% y ahora se ha sobrepasado el 60%”, confirmó el director ejecutivo de la Amdeco Henry López. Algunos municipios pequeños de las categorías A y B, como Santivañez, superaron el 100% del presupuesto previsto en su plan operativo anual, pero los municipios grandes del nivel D como Cercado, Quillacollo y Sacaba no llegaron ni al 50%.

El representante de la Amdeco explicó que las alcaldías grandes tienen más problemas para ejecutar sus recursos porque la mayoría recibió recursos económicos adicionales de los saldos de caja y bancos, regalías y coparticipación tributaria. “Un claro ejemplo es Villa Tunari, porque con relación a su plan operativo anual inicial incluso más del 100% de sus fondos fueron ejecutados, pero a nivel general recibió un paquetazo de recursos adicionales y eso le bajó el nivel de ejecución”.

El presidente de la Amdeco Saúl Cruz mencionó que algunos gobiernos locales bajaron su nivel de ejecución de fondos porque recibieron nuevos fondos por Coparticipación Tributaria, el Impuesto Directo a los Hidrocarburos (IDH), regalías y saldos de Caja y Bancos. También dijo que existen dificultades para cumplir los requerimientos del Decreto Supremo 181, del sistema de administración de bienes y servicios, los cuales traban la licitación y adjudicación de obras.

Dicha normativa limita el monto para compras y contrataciones menores, entre 1 y 20 mil bolivianos. Para solucionar ese problema se elabora un decreto supremo que elevaría el tope hasta 200 mil bolivianos.

Cruz prevé que los 47 gobiernos locales cochabambinos ejecutarán en promedio el 80% de su presupuesto hasta fines de año. “Vamos a mejorar la inversión financiera hasta por lo menos un 80% o porque no un 90%, aunque es posible que tengamos algunos municipios que pueden retrasarse”.

Planes y propuestas para acelerar las inversiones

El 24 de julio de este año la ministra Viviana Caro y el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Bolivia Baudouin Duquesne firmaron un contrato de préstamo por 52 millones de dólares para optimizar la gestión de los gobiernos municipales.

“El gobierno central pretende lograr un mejor desarrollo y fortalecimiento del Sistema de Gestión Pública, mejorar la transparencia de la gestión municipal, actualizar la información catastral en los municipios intervenidos, desarrollar sistemas de gestión catastral, capacitación y asistencia técnica”, informó el Ministerio de Planificación.

Además, el Presidente Evo Morales propuso dos mecanismos para incentivar la ejecución de recursos en las alcaldías del país. Una alternativa sería financiar los proyectos entre el gobierno nacional y las Alcaldías, cada uno con 50% de participación.

La segunda opción sería que los recursos que la Alcaldía no llegue a invertir en el año sean ejecutados por el Ejecutivo al año siguiente en la misma región. “Por decir, el alcalde de Viacha este año no gastó 5 millones de bolivianos, como no gastó el siguiente año Evo gasta los 5 millones en su municipio”, planteó el Jefe de Estado.

El alcalde de La Paz Luis Revilla dijo que la Asociación de Municipalidades de Bolivia (AMB) presentará observaciones al proyecto de Ley Financial 2013, toda vez que esa norma estaría “intentando confiscar recursos de los municipios y destinarlos al Poder Ejecutivo”.

El proyecto de normativa nacional establece en el parágrafo II del artículo 28 que a solicitud del Ministerio de Gobierno se autorizaría al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas debitar de las cuentas corrientes de las alcaldías los recursos no ejecutados en seis meses de los programas y proyectos relacionados a la seguridad ciudadana.

“¿Qué pasa si en esos seis meses teniendo el diseño no encuentro empresas, tengo que volver a licitar y tengo que hacer la segunda convocatoria y tercera convocatoria como manda la norma y posiblemente ahí se pase los seis meses?”, cuestionó Revilla.

Según el alcalde paceño, el proyecto de ley financial no diferencia a los gobiernos municipales buenos de los malos, respecto a la ejecución financiera anual.

Con información de ABI.