El Congreso no puede aprobar leyes redactadas en gabinetes de abogados sin la participación de los movimientos sociales y que no respondan a las expectativas del pueblo, afirmó la presidenta de la Cámara de Diputados Rebeca Delgado Burgoa (MAS) durante la presentación del Informe Legislativo anual. Semanas atrás, Delgado puso en duda la legalidad de varios artículos del proyecto de Ley de Extinción de Dominio de Bienes a Favor del Estado y pidió actuar con mayor responsabilidad al autor de la norma, el ministro de Gobierno Carlos Romero.

“No podemos tener más leyes hechas en gabinetes de abogados, ya que muchas veces no reflejan el sentir del pueblo y tampoco responden a las necesidades del ciudadano de a pie. Por eso hemos determinado, primero en base al Encuentro Plurinacional para profundizar el Cambio que ha sido promovido por el Presidente Evo Morales, reflejar una agenda que sea esencialmente participativa, consultiva, que responda a lo que dice la Constitución y a las expectativas del pueblo”, recalcó la Presidenta de la Cámara de Diputados al presentar su informe de actividades en la ciudad de Cochabamba.

Al parecer, Delgado aludió al ministro Romero, autor del polémico proyecto de ley de Extinción de Dominio de Bienes a Favor del Estado, que supuestamente vulnera derechos individuales fundamentales como el derecho a la propiedad, al debido proceso y a la presunción de inocencia.

La presidenta de la Cámara Baja observó que algunos artículos de ese proyecto “realmente no se habían ajustado a la Constitución y podían dar lugar a una mala interpretación o a una arbitrariedad”. El Presidente Evo Morales decidió enviar el proyecto al Tribunal Constitucional para que dirima la controversia y falle sobre su constitucionalidad en un plazo de 30 días.

Informe legislativo

Rebeca Delgado informó que hasta el 19 de noviembre de la presente gestión legislativa se aprobaron 116 leyes, entre ellas la Ley Integral Contra la Trata y Tráfico de Personas, la Ley General para Personas con Discapacidad, la Ley Orgánica del Ministerio Público, la Ley del Sistema Nacional de Seguridad Ciudadana “Para una Vida Segura”, la Ley de Creación del Fondo para la Revolución Industrial Productiva (FINPRO), la Ley de las OECAS, la Ley de Artesanos y la Ley de la Madre Tierra, entre otras.

Según Delgado, las normas más transcendentes fueron la Ley de Consulta Previa y la Ley de Acoso y Violencia Política hacia las Mujeres. Todavía está pendiente el análisis y tratamiento de 10 normas antes de cerrar gestión, entre ellas el proyecto de Ley de Regulación del Sistema Financiero, la Ley de Juventudes, las Leyes de Acceso a los Medicamentos y de Seguro para los Trabajadores de la Prensa; la Ley de las MyPEs y la Ley de Extinción de Bienes.

“Ya estamos tratando la (ley que declara) pausa de la Función Económica Social (FES), la ley de unidades territoriales, la ley de personalidades jurídicas que regula el funcionamiento de ONGs, y la ley de medicina tradicional que está en consenso”, precisó la titular de la Cámara Baja.

Delgado anunció que se prioriza la aprobación de 15 leyes de corte social. “Lo que hemos hecho dentro esta política de puertas abiertas es priorizar leyes sociales que han estado postergadas; lo mismo está haciendo el Senado para que así podamos tener por lo menos unas 30 leyes aprobadas hasta fin de año”.

De ahí que solicitó a las diferentes Comisiones que le hagan llegar sus cronogramas de trabajo, con el objetivo de mejorar el nivel de coordinación. “Cada quien tiene su agenda, su cronograma y hemos determinado mejorar el nivel de coordinación para que cumplamos hasta fines de noviembre con todas estas leyes, además de coordinar la difusión de las que ya fueron aprobadas”.

Además, en la presente legislatura la Cámara de Diputados dio curso a 71 homenajes camarales, 20 declaraciones, 258 resoluciones camarales y 197 minutas de comunicación aprobadas con la participación ciudadana. Se instalaron 20 Plataformas Ciudadanas en 20 circunscripciones del país, y se implementó un foro virtual en la página web de la Cámara Baja para que la población presente sus propuestas y emita comentarios.

Hasta el 13 de noviembre la Cámara de Diputados tramitó 1.420 peticiones de informe escrito y 49 peticiones de informe oral, de las cuales 60% no fueron respondidas en los plazos establecidos.