Hasta el año pasado se diagnosticaron en Bolivia 14.928 pacientes con cáncer –aproximadamente ocho mil son mujeres, más de seis mil varones y 125 niños– y cerca de un millón de diabéticos que representan entre 8 y 10% de la población nacional. Las enfermedades no transmisibles mataron a 36 millones de personas en el mundo en 2008 y hoy representan una amenaza mayor que la malaria, el VIH y la tuberculosis, advierte la OMS.

El cáncer, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares mataron a por lo menos 36,1 millones de personas en 2008, muchas de ellas menores de 60 años y el 80% en países de medianos y bajos ingresos, revela el Primer Informe Global de las Enfermedades No Transmisibles (ENT) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El informe del organismo internacional recopila datos de 184 Estados, determina los tipos de neoplasias más comunes y su variación según niveles de desarrollo humano, y analiza por primera vez los patrones futuros de incidencia y mortalidad de varios tipos de cáncer en el mundo.

De las ENT, las cardiovasculares (infartos, cardiopatías y derrames cerebrales) son las más letales con 17 millones de decesos (48%), seguidas por el cáncer que mató a 7,6 millones de personas en 2008. Luego aparecen las enfermedades respiratorias como el asma y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) con 4,2 millones de decesos, y la diabetes con 1,3 millones de fallecidos.

Está creciendo en el mundo la incidencia de las ENT, las cuales representan una amenaza mayor que las enfermedades infecciosas como la malaria, el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) o la tuberculosis. La hipertensión arterial y la diabetes aumentan en todo el mundo, mientras que la cantidad de personas obesas se duplicó en los últimos 20 años, señalan la Estadísticas sanitarias mundiales 2012 de la OMS.

Dicho documento alerta sobre el creciente problema de las enfermedades crónicas no transmisibles, responsables de dos tercios de la mortalidad global, y revela que uno de cada tres adultos en el orbe padece hipertensión, causante de la mitad de los decesos por accidente cerebro-vascular y cardiopatía isquémica.

El informe revela un espectacular aumento de las afecciones que desencadenan cardiopatías y otras dolencias crónicas, en particular en naciones de bajos y medianos ingresos. Las Américas registran las tasas de obesidad más altas (26% de los adultos); las mujeres son las más propensas a padecerla, pero los varones tienen mayor riesgo de diabetes, afectación cardíaca y ciertos tipos de cáncer.

América y Europa son las regiones con mayor incidencia de muertes por todos los tipos de cáncer, principalmente los de pulmón entre hombres y de mama entre mujeres, y la diabetes también constituye un problema importante. “En algunos países no exageramos al describir la situación como un desastre inminente para la salud, la sociedad y principalmente para las economías nacionales”, alertó la directora de la OMS Margaret Chan.

La OMS pronostica que entre 2005 y 2015 alrededor de 84 millones de personas perderán la vida a causa de algún tipo de cáncer. Los dos tipos de neoplasia con mayor incidencia en las mujeres son el cáncer de cuello uterino y el cáncer de mama, seguidos por el cáncer de hígado, vías biliares, estómago, colón, pulmón y laringe. En la población infantil predomina la leucemia. El Virus del Papiloma Humano (VPH) es una de las infecciones de Transmisión Sexual más comunes en el varón y la mujer.

Se estima que 4 de cada 5 personas (80%) pueden contraer uno o varios de los virus del Papiloma Humano en algún momento de sus vidas, el cual puede desarrollarse silenciosamente durante mucho tiempo antes de que se manifieste. La mayor parte de las infecciones con VPH en mujeres jóvenes es temporal y tiene poca importancia a largo plazo.

El 70% de las infecciones desaparece en un año y el 90% en dos años. Sin embargo, cuando la infección persiste, entre 5 y 10% de las mujeres infectadas sufre lesiones precancerosas en el cuello del útero (el cérvix), que pueden degenerar en cáncer cervical invasivo. Este proceso normalmente demora entre 15 y 20 años.

La OMS prevé que el número de pacientes con cáncer aumentará ostensiblemente hacia el año 2030, en particular en países subdesarrollados, debido a estilos de vida poco saludables. Los tumores de mama, colon y recto se incrementarán drásticamente y en algunas naciones pobres el alza será de hasta 90%. Sin embargo, otros tipos de cáncer, como por ejemplo el de cuello uterino y estomacal, comenzarán a reducirse en zonas con mejoras socioeconómicas.

Al alza las ENT en Bolivia

En sedentarismo y los malos hábitos alimenticios, incluido el consumo de tabaco y alcohol, incrementaron en 7% las enfermedades cardiovasculares en Bolivia desde el año 2002. La hipertensión arterial es la más común de las cardiopatías, que son responsables de hasta cuatro mil decesos al año, estima el Programa Nacional de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud.

El Sistema de Información de Salud (SNIS) informó que Santa Cruz es la región más afectada por enfermedades cardiovasculares (más de siete mil pacientes en el primer semestre del año), seguida de La Paz (6.530), Chuquisaca (6.289) y Cochabamba (2.486).

La jefa del Programa de Enfermedades No Transmisibles Sdenka Mauri indicó que en Bolivia hay cerca de un millón de pacientes con diabetes, es decir entre 8 y 10% de la población. Y otra vez Santa Cruz es el departamento con mayor número de enfermos, seguido por Cochabamba, La Paz y El Alto. Según Mauri, el 35% de los casos de pacientes que requieren diálisis por un problema de insuficiencia renal tiene origen en la diabetes.

En lo referente al cáncer, hasta el año pasado se registraron 14.928 pacientes en Bolivia. De este total, 28% padece cáncer de cuello uterino y otras 11.689 personas sufren a otros tipos de cáncer, informó la Unidad de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de La Paz.

El genetista del Hospital del Niño de La Paz Igor Salvatierra precisó que cada año se detectan al menos 125 casos de cáncer infantil por cada millón de habitantes, sobre todo leucemias y tumores sólidos en el sistema nervioso central o en el área abdominal, entre ellos hepatoblastomas (hígado), rabdomiosarcomas (músculos) y retinoblastoma (retina).