La Habana (PL).- Sin despojarse de sus atuendos de pirata aventurero del mar Caribe, el actor estadounidense Johnny Depp busca nuevas facetas en su quehacer: esta vez se adentra en el mundo de los libros. Con una mirada de largo alcance o quizás cierta nostalgia, se asoció al gigante editorial estadounidense HarperCollins Publishers para la creación de Infinitum Nihil, un sello editorial con el mismo nombre de su productora fundada en 2004, que en latín significa Nada es para siempre.

Una casa editora que el propio Depp moldeará a su antojo y según los ejecutivos, se nutrirá “de libros que reflejen los poliédricos, eclécticos y variados gustos e ideas del actor”. Aquellas publicaciones que en otro momento no hubieran visto la luz, agregó Depp en la ceremonia de apertura. Haremos todo lo posible por ofrecer textos dignos del tiempo y de las inquietudes de la gente, afirmó.

Vinculado a los acordes del rock y la guitarra eléctrica desde muy joven y copartícipe de las bandas sonoras de algunas de sus cintas, el protagonista de la saga Piratas del Caribe escogió la música para inaugurar su sello editorial. El primer libro será Casa de la tierra, novela de fuerte contenido social del fallecido cantante estadounidense de música folk Woody Guthrie (1912-1967), una leyenda de la canción popular de esa nación norteamericana.

A la venta en enero próximo, el texto aborda aspectos inéditos de su vida en Texas y la depauperación de ese estado sureño en los años 30 del pasado siglo. En la misma cuerda sobre figuras de la música estará el segundo volumen, en este caso una historia sobre uno de los discípulos de Guthrie: el legendario Bob Dylan.

The unraveled tales of Bob es el título del texto sobre este artista, que se prevé en librerías para 2015, y que indaga en aspectos de la vida del cantante, a su juicio tergiversados. Bob ha sido muy cálido con nosotros, su música nos inspiró a mí y a Deep desde que éramos muy jóvenes, destacó Douglas Brinkley, editor e historiador de HarperCollins Publishers y ahora su colaborador en este proyecto literario.

Es una recopilación de artículos y entrevistas realizadas al mítico compositor y guitarrista, uno de los más grandes del rock del siglo XX. Será un texto, señaló, en el cual se pongan los “puntos sobre las íes” de muchas historias que le rodean, apuntó.

A sus 49 años y una lista de filmes llenos de acción, sables y balas por doquier, Depp está volcado en otro proyecto cargado de historias épicas. Acaba de rodar la cinta El llanero solitario, adaptación de la clásica serie de la radio y la televisión, proyectada a mediados de los años 50 en los Estados Unidos.

Según publica en su sitio digital www.Johnnydepp.es, en esta aventura será pareja de acción de John Reid, un indio nativo que encarnará Armie Hammer. Rodada en locaciones de Arizona, Utah y Colorado, la película, que se encuentra ahora en fase de pos-producción, está comandada por un equipo que ya ha probado la versatilidad de Depp en las primeras tres entregas de Piratas del Caribe: el productor Jerry Bruckheimer y el director Gore Verbinski.

A propósito de esa exitosa saga, la web del multifacético artista anunció, además, que volverá a atrapar a sus seguidores de viajes por esos mares tropicales en la quinta parte de esa cinta, protagonizada otra vez con la actriz española Penélope Cruz.

Para el próximo año también probará suerte en el género de la ciencia ficción y la fantasía, en la ópera prima de Wally Pfister, el director de fotografía de la tercera entrega de Batman: El Caballero Oscuro, La Leyenda Renace, que comandó Christopher Nolan.

En Trascendente, como se titula el filme, encarnará a un hombre que se enfrenta a una computadora con poderes malévolos, según el sitio Hollywood reporter. Para este proyecto, Pfister intenta atraer a un elenco de lujo. Junto a Deep estará Noomi Rapace en el papel femenino principal y también tiene en mente a James McAvoy, Tobey Maguire y Christoph Waltz, entre otras figuras de primera línea.

Elogiado por la crítica y con un público fiel a su quehacer, Depp se multiplica como artista. Lo mismo lo vemos en el escenario de un gran concierto de rock o en la grabación de un tema. Hace sólo unos días grabó Freedom fighter junto a sus amigos de la banda de hard rock Aerosmith, uno de los 15 temas del nuevo disco de la agrupación, que saldrá al mercado el próximo 6 de noviembre.

* Periodista de la Redacción Cultural de Prensa Latina.