El atentado criminal contra el periodista Fernando Vidal y la operadora de Radio Popular de Yacuiba no tiene móviles políticos, y más parece un acto de venganza perpetrado por delincuentes comunes vinculados al contrabando, sugirió el ministro de Gobierno Carlos Romero.

El 29 de octubre el periodista Fernando Vidal, propietario de Radio Popular (FM 95.1) de Yacuiba, fue atacado por cuatro sujetos cuando transmitía un programa referido al contrabando en esa localidad fronteriza con Argentina. Los delincuentes le lanzaron botellas de gasolina prendidas de fuego, provocándole graves quemaduras en el rostro y los brazos. La operadora de la radioemisora Karen Anze también resultó herida.

El fiscal general del Estado Ramiro Guerrero Peñaranda, en cumplimiento de sus atribuciones establecidas en la Ley Orgánica del Ministerio Público, instruyó al fiscal de distrito de Tarija Rodrigo Antelo disponer de oficio el inicio de la investigación penal para dar con el autor o los autores y partícipes del atentado criminal.

La máxima autoridad del Ministerio Público emitió el instructivo 0022/2012 tras conocer que los asaltantes irrumpieron el lunes de esta semana en las instalaciones de Radio Popular FM 95.1, y atacaron con bombas incendiarias de fabricación casera al periodista Vidal y la operadora Anze.

Guerrero instruyó realizar todos los actos procesales e investigativos dentro del marco impuesto por el Art. 55 de la Ley Orgánica del Ministerio Público, por la probable comisión de delitos contra la vida, la integridad y la dignidad del ser humano.

Según informes de medios locales, el periodista agredido censuró la proliferación del contrabando en la región y había criticado en los últimos días a varios dirigentes políticos de esa región, en el departamento de Tarija. “Este brutal ataque es uno de los peores casos de violencia contra periodistas en Bolivia de los últimos años”, deploró el asesor especial de Amnistía Internacional Javier Zúñiga.

El martes la policía detuvo a tres sospechosos bajo el cargo de tentativa de asesinato y busca a un cuarto involucrado en el ataque, informó el director Regional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Yacuiba Miguel Villarroel.

Este miércoles el ministro de Gobierno Carlos Romero aseguró que “se ha establecido preliminarmente que hay indicios certeros de que los tres sospechosos aprehendidos tienen una relación directa con esos hechos criminales”.

Según el ministro Romero, el atentado contra Fernando Vidal no tiene móviles políticos; “hay otros elementos que está recolectando la Policía boliviana que nos han permitido descartar móviles políticos en ese hecho criminal”.

El Ministro de Gobierno indicó que se fortalecen otras hipótesis que se relacionan con el hecho, como las denuncias que difundía Radio Popular de Yacuiba sobre las irregularidades suscitadas en esa región, fundamentalmente vinculadas al contrabando. “Esa es la hipótesis principal que estamos manejando en función de nuevos elementos de investigación que se han ido colectando”, explicó Romero.

Entretanto, los familiares y amigos de los periodistas agredidos iniciaron una campaña de solidaridad para recolectar fondos que permitan cubrir los gastos decuración. Vidal se encuentra internado en la Clínica Santa María de la ciudad de Santa Cruz. Las personas solidarias pueden depositar sus aportes en la cuenta 1-10645808 del Banco de la Unión.