Berna, París y Canberra (PL).- La Unión Ciclista Internacional (UCI) aprobó el informe de la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA) que sanciona de por vida al estadounidense Lance Armstrong de la práctica de este deporte, lo cual implica la pérdida de sus siete títulos del Tour de Francia.

Esta es la crisis más grande que atraviesa el ciclismo internacional, un deporte tocado ya en otras oportunidades por escándalos de dopaje, admitió la UCI, luego de examinar el informe entregado por la USADA, que sanciona de por vida al pedalista oriundo de Texas por doparse de manera reiterada.

El 17 de octubre el ex ciclista australiano Matthew White de 38 años perdió su empleo en la Federación Australiana de Ciclismo (CA), y también sus cargos en el equipo GreenEDGE y en la selección nacional de ruta, tras declararse culpable por el consumo de eritropoyetina y testosterona, sustancias prohibidas, durante su paso por el equipo del estadounidense Lance Armstrong, el US Postal.

En el dossier de la USADA se revela minuciosamente -mediante el testimonio de varios implicados- que el equipo US Postal puso en marcha el sistema de dopaje más sofisticado de la historia del deporte, con Armstrong como piedra cardinal. El norteamericano está señalado de utilizar sustancias prohibidas por medio de inyecciones, transfusiones de sangre y pastillas, e incluso de ofrecerlas a sus compañeros de equipo.

Directivos de la UCI aceptaron hoy el veredicto de la agencia estadounidense antidopaje y durante una conferencia de prensa en Ginebra confirmaron que se había despojado al pedalista norteamericano de todos los galardones obtenidos a lo largo de su vida. Ello significa que también será excluido del primer lugar conquistado en siete oportunidades, entre 1999 y 2005, en el prestigioso Tour de Francia, considerada como una de las carreras más importantes del mundo.

“La UCI no apelará al Tribunal Arbitral del Deporte y privará a Armstrong de sus siete victorias en el Tour de Francia. Armstrong no tiene lugar en el ciclismo, y esta vez el caso quedó guardado, al menos en lo deportivo”, señaló el presidente de la UCI, el irlandés Pat McQuaid.

En el expediente preparado por la agencia antidopaje de Estados Unidos se cuestiona el papel de la UCI por no haber detectado oportunamente este fraude. De igual forma, la CA aprovechó el despido de White para lanzar una fuerte crítica a la UCI, al sugerir que muestra mano blanda en varios casos de doping. Advertimos que hay clara evidencia de que la UCI, hasta tiempos recientes, fracasó en cumplir total y adecuadamente su labor en cuanto a combatir el doping, criticó la CA.

McQuaid aprovechó para desmentir la acusación que se le hace al organismo que dirige desde 2005, de encubrir los controles realizados a Armstrong en el Tour de 1999 y la Vuelta a Suiza en 2001. “La UCI niega formalmente haber guardado esos controles positivos. Estoy asqueado (…)”, aseveró McQuaid antes de afirmar que no dimitirá a su cargo.

De momento, se conoció que la directiva de la mítica carrera francesa también conocida como “Grande Boucle” el próximo viernes hará saber si otorgará o no la distinción de campeón de esa prueba ciclista entre 1999 y 2005. Recientemente director de la carrera Christian Prudhomme propuso la idea de dejar vacío el sitio que ocupó Armstrong.

El director del Tour de Francia reiteró hoy su intención de dejar “en blanco” el primer lugar del podio de las siete carreras ganadas por Armstrong. Deseamos que esos años queden sin ganador, señaló en una breve comparecencia ante la prensa, en la cual consideró lógica la decisión de la UCI de sancionar de por vida al ex corredor.

Prudhomme hizo hincapié en que conforme al reglamento de esa organización “cuando un corredor pierde la plaza que le dio el premio, debe reembolsarlo”. Según el dirigente, el escándalo del ex pedalista texano va más allá del mundo del ciclismo y “de alguna manera, más allá del deporte”.