(ABI).- El Fiscal de Distrito de Oruro, Gonzalo Martínez, aseguró el miércoles que la presencia militar y policial en Challapata, en el departamento de Oruro, será permanente. “Poner orden porque Challapata es Bolivia y en Bolivia hay una Constitución que rige normas, la presencia de militares y policías será permanente hasta limpiar el contrabando”, dijo en contacto con Cadena A.

Ayer, dos personas murieron, una de ellas por asfixia, y otras 4 quedaron heridas en circunstancias aún confusas durante la requisa a garajes y talleres mecánicos por el Ejército y la Policía en esta población, convertida los últimos años en santuario de contrabandistas de automóviles de segunda mano, confirmaron fuentes oficiales.

Martínez indicó que resultado de un trabajo de inteligencia previó al operativo se identificó 15 garajes con más de 10 vehículos indocumentados.”No como se comentó que se iba a buscar garaje por garaje o calle por calle”.

Ya en el operativo conjunto se precintó más de 60 motorizados, al margen de otros más con los cuales no se logró efectuar la misma tarea por que los vecinos estaban “levantándose” y en casos pusieron a niños al frente de los garajes. Señaló que se presume que alguna gente de Argentina o Chile estaría aprovechándose del pueblo de Challapata y lucrando a costa del Estado boliviano.

El Fiscal indicó que las propias autoridades de la región comprenden el trabajo del Gobierno Nacional y por tanto se está actuando de manera conjunta.

Por su parte, la presidenta de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) Marlene Ardaya advirtió el martes que no se permitirán más ilegalidades de “gente inescrupulosa” dedicada al contrabando. Recordó que Challapata era una zona impenetrable para la Policía y la Aduana; sin embargo, ahora se logró conformar una “fuerza interinstitucional” empeñada en terminar el dominio de la ilegalidad y el contrabando.

“Este es un claro mensaje a todos, no se va a permitir más ilegalidades en el país. Hay un decisión política y el apoyo del propio Presidente (Evo Morales)”, remarcó.

Legisladores del MAS consideraron que es urgente e importante que el gobierno siente soberanía en las fronteras, en alusión a lo ocurrido ayer en Challapata. La presidenta de la Cámara de Diputados Rebeca Delgado aseguró que “es muy importante tener presencia del Estado, sentar soberanía y también que exista conciencia de todos aquellos grupos que están cometiendo actos delincuenciales y no están permitiendo que ingrese la Ley”.

Aseguró que es la obligación del Gobierno precautelar el Estado de derecho, lo que significa el “imperio de la Ley” para luchar contra el contrabando de vehículos ingresados al país. “Son actividades que tendrán que irse regularizando, se ha determinado a través del Gobierno de que no habrá nuevamente una nacionalización de autos chutos y tiene que simplemente establecerse los requisitos a través de la Aduana y en todo ingreso de vehículo tiene que hacerse respetar la Ley”, manifestó.

El senador del MAS Adolfo Mendoza consideró que el operativo muestra una “mayor firmeza” de la política gubernamental. “No se puede soportar la acción de grupos ilegales que intenten que el propio Estado proteja lo que no puede proteger. No habrá nacionalización de nuevos autos y los que están de manera ilegal deberán ser incautados”, afirmó.