(Agencias).- Dos presuntos contrabandistas perdieron la vida en un enfrentamiento con efectivos militares y policiales en Challapata, población orureña que se ha convertido en un “enclave” de contrabandistas y falsificadores de dinero, según el ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana. Simultáneamente, el ministro de Gobierno Carlos Romero inauguró un cuartel militar en la población cruceña de Yapacaní, transformada en un peligroso santuario de narcotraficantes.

Alrededor de 1.300 efectivos de la Policía y del Ejército intervinieron al menos 15 garajes y talleres mecánicos en la población de orureña de Challapata, en la frontera con Chile, con el fin de desarticular a varias bandas de contrabandistas de automóviles. Participaron en la denominada “Operación Títere” el comandante de las Fuerzas Armadas Tito Gandarilla y la presidenta de la Aduana Nacional Marlene Ardaya.

En el operativo iniciado el domingo fueron encontrados decenas de vehículos indocumentados y dinero falsificado, confirmó el fiscal del Distrito de Oruro Gonzalo Martínez. “Hemos podido establecer 15 puntos estratégicos donde se pudo precintar varios garajes; se encontraron vehículos indocumentados, unos 40 autos sin papeles de internación. En el interior de dos vehículos se halló dinero falso, que será exhibido a la prensa”, declaró el fiscal.

En la requisa de los garajes y talleres, donde se supone se alteran los números de chasis y registro de automóviles robados en países vecinos, se confiscó dos vehículos y dinero falsificado. Martínez denunció que tres uniformados que participaron en el operativo fueron agredidos por los presuntos “chuteros”, quienes intentaron quemar un vehículo de las Fuerzas Amadas.

La agencia estatal ABI informó que grupos de contrabandistas intentaron tomar por la fuerza instalaciones del Regimiento Rangers acantonado en Challapata, y los uniformados repelieron a los exaltados con gases lacrimógenos. En la reyerta, Oscar Omar Cruzmallku de 17 años murió por asfixia en medio de una nube de gases y Omar Ricardo Gómez Bretón, de 27 años, perdió la vida por un disparo de arma de fuego. Resultaron heridos Samuel Carvajal González (26), Vidal Astete Choquevillca (45), Ramiro Álvarez Pérez (23) y Elvis Callata Llampa (22).

El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana justificó la intervención de la Policía y las Fuerzas Armadas porque Challapata “estaba convirtiéndose en un enclave de ilegalidades y estaba atrayendo a otras comunidades; había una irradiación de la ilegalidad muy peligrosa… eso no podíamos tolerar porque el Estado es garante de la seguridad de los ciudadanos”.

Quintana denunció que grupos criminales armados protegen la ilegalidad y están detrás de los violentos incidentes en Challapata. Aseguró que los contrabandistas “desafiaron al Estado” al convertir a esa zona en un centro de distribución de automóviles indocumentados e instalar allí una “industria” de falsificación de documentos y moneda nacional.

No es la primera vez que ocurre un hecho de sangre en esa región del sudoeste boliviano. El pasado 4 de agosto el presunto contrabandista Víctor Ayaviri Velasco, de 40 años y natural de Llica, murió en un enfrentamiento con efectivos del Ejército en la localidad de Uyuni, Potosí. En esa oportunidad, el comandante departamental de Policía de Potosí Ramiro Cossío informó a la ABI que cuando efectivos del Regimiento Loa hacían un patrullaje rutinario en el salar de Uyuni sorprendieron a una columna de aproximadamente 20 vehículos, y cuando trataron de intervenir los contrabandistas respondieron con disparos de armas de fuego.

El 9 de septiembre, presuntos contrabandistas de vehículos o “chuteros” atropellaron a un oficial de la Fuerza Naval, tras un intento de fuga en el sector Huayllas del salar de Coipasa, Oruro, recordó el comandante de la Segunda División de Ejército Juan Carlos Masi.

“En este último tiempo estamos sufriendo agresiones de parte de algunas personas que se dedican al contrabando y a la internación de vehículos indocumentados” por la frontera con Chile, en las poblaciones de Pisiga, Huayllas y el Salar de Coipasa, comentó Masi. Por ejemplo, en junio de este año contrabandistas y pobladores de Ventilla secuestraron a un agente del Control Operativo Aduanero (COA) que participaba en un operativo.

El ministro Quintana aseguró este martes que continuarán los patrullajes intensos con el apoyo del Ejército porque “tenemos que poner límite a la ilegalidad, tenemos que cortar las redes de la organización del crimen en Bolivia vinculadas al contrabando, a la internación ilegal de vehículos, al narcotráfico y a la falsificación de dinero”. (1)

El Congreso tramita la aprobación de la Ley de Extinción de Dominio de Bienes a Favor del Estado que dispone la expropiación de bienes provenientes del narcotráfico, contrabando o de la legitimación de ganancias ilícitas. La norma se aplicará a los bienes cuyo valor sea igual o superior a 70 mil bolivianos.

El proyecto de ley dispone que, en caso de flagrancia, la Procuraduría procederá al decomiso e incautación de todos los bienes que sean producto de alguna actividad ilícita, otorgando a los afectados un plazo de cinco días hábiles para que presenten sus descargos. Cuando se trate de un proceso judicial el poseedor de los bienes observados tendrá un plazo de 10 días hábiles para demostrar la licitud de la procedencia de los mismos.

Guerra al narcotráfico

Mientras los uniformados combatían a contrabandistas en la zona andina país, en las tierras bajas el ministro de Gobierno Carlos Romero inauguraba el Puesto de Control Umopar Santa Fe de Yapacaní, población del departamento de Santa Cruz que se ha convertido en una zona roja del narcotráfico.

En el acto, Romero declaró “enemigo de Bolivia”al narcotráfico y advirtió que no cejará la “guerra contra ese flagelo porque el narcotraficante no tiene patria, no tiene más compromiso que su interés por el delito, por el crimen organizado”.

El nuevo puesto de control militar contará inicialmente con casi 100 efectivos que permanecerán en el lugar hasta lograr un control efectivo de la provincia Ichilio, entre Yapacani, San Germán y Nuevo Horizonte. El nuevo cuartel emplazado sobre una superficie de seis hectáreas también tendrá jurisdicción en los Parques Amboró y Carrasco, donde Umopar desmanteló hace poco 170 fábricas de cocaína.

Operativos realizados en las gestiones 2010, 2011 y 2012 demuestran el incremento de la producción de droga en esa zona. Romero detalló que en 2010 la Unidad Móvil de Patrullaje Rural se incautó de 847 kilos de cocaína sólo en la provincia Ichilo; en 2011 decomisó 5.094 kg de cocaína, y 5.993 kg entre el 1 de enero y el 30 de septiembre de 2012. Además, fueron destruidas 761 fábricas de cocaína, 978 pozas de maceración y cinco laboratorios de cristalización. (2)

El Presidente Evo Morales reveló el lunes de esta semana que los “peces gordos” del narcotráfico se instalaron en la localidad cruceña de San Germán, provincia Ichilo. “Como el narcotráfico maneja mucho dinero, cambia de un lugar a otro. Esta vez se trasladó a la zona de Yapacaní, San Germán y no puedo entender cómo algunos dirigentes de la zona dicen que no entre Umopar y que vaya (el viceministro) Felipe Cáceres para firmar un acuerdo para que la Policía no ingrese”, cuestionó, según un reporte de la red Erbol.

“La presencia del Estado estará en San Germán, la Policía estará allá, digan lo que digan algunos dirigentes. Yo puedo pensar sencillamente que ese dirigente está relacionado al tema de narcotráfico, como es posible que se defienda el narcotráfico. San Germán se convirtió en un centro de procesamiento de droga y operan algunos peces gordos del narcotráfico”, aseguró Morales.

En el primer operativo del puesto de control de Umopar en Yapacaní, realizado el 9 de octubre, fueron descubiertas 107 fábricas de cocaína, se decomisó una camioneta, cuatro motocicletas y una escopeta calibre 22, y cinco personas fueron aprehendidas.

En los primeros nueve meses de 2012 la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) se incautó 420 toneladas de droga en todo el país: 390 toneladas de marihuana y 30,8 toneladas de clorhidrato y pasta base de cocaína. Al mismo tiempo, hasta mediados de septiembre se destruyeron más de 3.200 fábricas de cocaína, 3.700 pozas de maceración y alrededor de 60 laboratorios de cristalización. (3)

Notas:

1. Solo en el último trimestre de este año se incautó mercadería de contrabando valuada en más de 31 millones de bolivianos. Los comandos conjuntos Andino, Amazónico, Central, del Plata, Chaco, Chichas y Mamoré, en operativos realizados entre el 15 de marzo y el 31 de agosto, decomisaron 76 quintales de azúcar, 33 garrafas de GLP, 3.678 quintales de harina, 1.764 cajas de aceite, 8.241 postes provenientes del tráfico de madera, 149.000 litros de combustible (diesel y gasolina), 1.000 unidades de maquinaria pesada y vehículos, 1.400 fardos de ropa americana usada, 2.300 cajas de bebidas alcohólicas, 76 frigo bares y otros artefactos de línea blanca (TV, DVD, CD y componentes de sonido).

2. La Felcn descubrió en San Germán clanes familiares de bolivianos al servicio de narcos colombianos, brasileros y paraguayos. En un reciente operativo perdió la vida un presunto traficante al intentar huir con mercancía en una camioneta que chocó con un trailer. La semana pasada dos personas murieron y al menos siete resultaron heridas en un operativo encabezado por agentes antidroga en la población de Warnes, quienes intentaban arrestar a Jorge Tórrez Tejerina, un conocido narcotraficante. Después se supo que los efectivos de la Felcn pretendían extorsionar a los delincuentes.

3. Entre enero y mayo de este año se incautaron inmuebles, motorizados, una avioneta y

dinero en efectivo por un valor total aproximado de 8.400.800 dólares. En dicho período se realizaron 6.078 operativos a nivel nacional, logrando el secuestro de 19 toneladas métricas (Tm) de cocaína y 387 Tm de marihuana. El secuestro de droga fue resultado de la destrucción de 2.098 fábricas y la eliminación de 2.370 pozas de maceración. Se aprehendió a 1.668 personas de diversas nacionalidades. De otra parte, la Dirección de Bienes Incautados registró de enero a mayo de la presente gestión un total de 374 bienes, y se devolvió 29 por orden judicial. Asimismo, 11 vehículos incautados fueron entregados en comodato a la Universidad Indígena de Bolivia, al Ministerio de Educación, al Instituto del Seguro Agrario INSA, a la alcaldía de Pasaropa, al municipio de Huachacalla, ASSANA, a la oficina de Régimen Penitenciario de Pando, al municipio de Ravelo en Chuquisaca y al Ministerio de Gobierno. Además, la Unidad Ejecutora de Lucha Integral Contra el Narcotráfico (UELICN) ejecutó en el transcurso de los primeros cinco meses de 2012 dos planes de erradicación junto a la Fuerza de Tarea de Conjunta, el Plan Carrasco y el Plan Ixiamas.

Con información de ABI.