Hasta ahora siempre se habla de la simetría del crecimiento económico (a nivel nacional o internacional) con la emisión de gases de efecto invernadero. Se ha visto una correlación perfecta: Más crecimiento = más gases = más calentamiento global.

La UNEP (El programa de Naciones Unidas para el medio ambiente) publicó un informe (www.unep.org/newscentre/Default.aspx?DocumentID=2694&ArticleID=9266&l=en) en el cual se observa la misa correlación entre crecimiento y uso de productos químicos: Más crecimiento = más uso de productos químicos. El problema es que no se sabe que efecto tienen esos productos sobre el medio ambiente y la salud humana. Al momento hay en el mercado unos 140 mil diferentes productos, y muy pocos de estos han sido investigados referente a su toxicidad.

También está demostrado que una parte de estos productos químicos llegan a la cadena alimenticia, especialmente mediante peces. Alternativas para el uso masivo de los químicos sobre todo en la agricultura las hay. Es la producción biológica que utiliza solamente abonos y insecticidas naturales, pero la producción biológica es más caro. Por esa razón será difícil de hacer algo contra el uso de los productos químicos.

* Miembro del “Círculo Achocalla”, grupo abierto que reflexiona sobre la política y el vivir bien en Bolivia. www.circuloachocalla.org