El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un préstamo de 122 millones de dólares a favor del Estado Plurinacional de Bolivia para la ampliación y modernización del tramo carretero Montero-Yapacaní de 69,7 kilómetros de longitud, que forma parte de la ruta troncal Santa Cruz-Cochabamba o Corredor Este-Oeste.

La ampliación del tramo Montero-Yapacaní para convertirlo en una carretera de cuatro vías fue declarada prioridad nacional en virtud del intenso tráfico de aproximadamente 9 mil vehículos diarios, de los cuales más de 20% son camiones que transportan soya, yuca, maíz, caña de azúcar y arroz.

“Debido a factores geográficos y de otra índole, el comercio exterior de Bolivia depende principalmente del transporte por carretera. El Corredor Este-Oeste es la carretera más transitada de Bolivia y por ella se desplaza la mayor parte de la carga del país. Constituye la conexión entre las ciudades bolivianas más importantes con Chile y Perú hacia el oeste y con Brasil hacia el este”, explicó el jefe del equipo del proyecto del BID René Cortés.

La construcción de la doble vía Montero, Santa Cruz-Cristal Mayu, Cochabamba, de 285 kilómetros de longitud, costará casi 481 millones de dólares. Consta de seis tramos: Montero-Yapacaní (69,7 kilómetros), Yapacaní-Ichilo (58,8 kilómetros), Ichilo-Ivirgarzama (63,3 kilómetros), Ivirgarzama-Chimoré (31,9 kilómetros), Chimoré Villa Tunari (35 kilómetros) y Villa Tunari-Cristal Mayu (26,5 kilómetros).

El primer tramo de la doble vía de casi 70 kilómetros de longitud vincula las poblaciones de Montero y Yapacaní, en el departamento de Santa Cruz, y cruza los municipios de Montero, Portachuelo, Buena Vista, San Carlos y Yapacaní. Se prevé que la nueva carretera reduzca en un tercio la duración de los viajes para el año 2017. El BID estima que unas 200 mil personas resultarán directamente beneficiadas por la construcción de la vía, incluyendo productores establecidos entre Santa Cruz y Cochabamba.

El financiamiento del BID consiste en un primer préstamo de 97,6 millones de dólares con recursos del capital ordinario del Banco, a 30 años plazo, un período de gracia de seis años y a una tasa de interés fija; y un segundo crédito de 24,4 millones de dólares del Fondo para Operaciones Especiales, en condiciones concesionales con un plazo de 40 años y 0,25% de interés.

El vicepresidente de países del BID Roberto Vellutini afirmó que la entidad internacional incrementó en los últimos años las asignaciones a Bolivia. “Nosotros premiamos los criterios de asignación a los países que tienen el manejo macroeconómico prudente y ejecutan bien las ejecuciones del Banco”, resaltó. Hace cuatro años el BID asignaba a Bolivia alrededor de 74 millones de dólares y en 2012 aprobó créditos por más de 300 millones de dólares.

De otra parte, el último tramo del Corredor Bioceánico Santa Cruz-Puerto Suárez, que unirá a Brasil con Bolivia y Chile, se terminará a mediados de noviembre, informó el secretario general de la ABC Antonio Mullisaca a la red Patria Nueva. La ruta de 53 kilómetros de extensión requirió una inversión de 37 millones de dólares.

El Corredor Bioceánico se extenderá desde Puerto Suarez, en Santa Cruz, hasta Tambo Quemado, en Oruro, una ruta de 4.700 kilómetros que permitirá el transporte de dos millones de toneladas por año entre el puerto brasilero de Santos en el océano Atlántico, pasando por Bolivia, hasta llegar a los puertos de Arica e Iquique en Chile, en el Pacífico.