Santiago de Chile, (PL).- Compañías privadas de Japón, Corea del Sur y Chile competirán hoy por un millonario contrato para explotar los yacimientos de litio en el norte de Chile, licitación criticada por voces conocedoras de la actividad minera.En el sorteo, cuyo ganador se conocerá este lunes, se presentarán el consorcio coreano-japonés Posco Consortium, que abarca Posco Ltd, Mitsui & Co Ltd, Daewoo International Corp y Minera Li Energu Spa, según informó el subsecretario del Ministerio de Minería Pablo Wagner.

También estarán las compañías chilenas Sociedad Legal Minera NX UNO de Peine, propiedad mayoritaria del Grupo Errázuriz, y la Sociedad Química y Minera de Chile (SQM). En el concurso estará ausente la empresa estatal chilena del cobre Codelco. La empresa estatal informó en días recientes que si bien no presentó una oferta para la licitación, está evaluando participar mediante algunos de sus yacimientos.

El gobierno del presidente Sebastián Piñera inició en junio último el proceso de licitación para Contratos Especiales de Operación, negocio con el que pronostica recaudar 350 millones de dólares. El negocio permitiría explotar los yacimientos del mineral durante 20 años, por un equivalente a 100 mil toneladas de litio.

La víspera, el secretario general del Movimiento Progresista (PRO) de Chile Camilo Lagos consideró que el gobierno comete un error al licitar los contratos de explotación del litio sin previo debate público. En conferencia de prensa en la sede de esa agrupación política, Lagos expresó que el camino tomado por la administración de Piñera no permite la discusión en la sociedad acerca de la fiscalización, regulación, tributación y, sobre todo, el proyecto de desarrollo del mineral.

El economista señaló que con el litio se abre la posibilidad de generar una explotación a largo plazo como parte del desarrollo industrial del país, inclusive fomentando cadenas productivas en la región, pues Chile, Bolivia y Argentina poseen el 85% de las reservas mundiales del metal alcalino.

Incluso, “los chilenos aún no sabemos cuánto litio tiene nuestro país, nuestro conocimiento se refiere a lo que nos dicen los organismos internacionales como el Departamento de Geología de Estados Unidos, que en su informe anual señaló que hay cerca de siete millones de toneladas de reserva del producto”, comentó. Por tal razón calificó de paradójico que, en esas condiciones, comiencen procesos de licitación sin siquiera saber con cuántos recursos cuenta el país.

Recientemente, el presidente de la Confederación de Trabajadores del Cobre Cristian Cuevas declaró a Prensa Latina que la licitación del litio a través de contratos especiales se inscribe en la filosofía de despojo de las riquezas naturales de Chile.

“Creemos como trabajadores del cobre, e interpretando el pensamiento de la mayoría del pueblo chileno, que este es un acto ilegal, arbitrario e incluso inconstitucional, cuya finalidad es entregar nuestros recursos naturales a las transnacionales”, enfatizó el dirigente sindical.