Últimamente se escucha decir a alguna gente que es pragmática, como gran cosa, se presentan y se reclaman como pragmáticos. ¿Qué quieren decir? ¿Se trata de oponer el realismo a las teorías e “ideologías”? En todo caso, ¿qué realismo, qué pragmatismo? Desde ya no es el pragmatismo lingüístico del que hablan, gran teoría y corriente lingüística que trabaja sobre los sentidos y significados de la lengua a partir del uso práctico que le da la gente al manejo de los lenguajes.

El “pragmatismo” reclamado es de sentido común. El sentido fuerte del reclamo radica en la experiencia propia. Es como decir “por experiencia propia sé que…”. Por lo tanto hablamos de la experiencia singular, que es utilizada, como opuesta a las teorías y las “ideologías”. Es pues una pretensión personal hacer valer la experiencia propia frente a las teorías calificadas de “abstractas”. Empero, esta experiencia personal es siempre experiencia de alguien, circunscrito a una estratificación social, a una clase social, a un contexto y a un lugar. Termina siendo un prejuicio de clase. Los que generalmente se reclaman de “pragmáticos” son profesionales apegados a una perspectiva “técnica”.

Estos “pragmáticos” son conservadores hasta la medula. No aceptan innovaciones ni nada nuevo. Estas, las innovaciones, las interpretaciones teóricas, son especulaciones. Estos “pragmáticos” tiene una visión de mundo congelada en la repetición de lo mismo. Así como se ha hecho hay que seguir haciéndolo; son inmutables ante los cambios habidos, las transformaciones de contextos y coyunturas. Para ellos hay una “ciencia económica”, como si sólo hubiera una sola corriente científica en economía, que es como el fin del saber, “ciencia económica” que se reduce al supuesto del equilibrio macroeconómico, que no es otra cosa que una parte operativa de las teorías neoclásicas. Cuando buscan ejemplos para Bolivia, la encuentran en países extractivistas aventajados. Para ellos Bolivia no puede salir del modelo extractivista, sería descabellado a apostar a otra cosa. Estas es la tarea encomendada por el mercado internacional, esta es la tarea a la que debemos responder como por vocación histórica. Otro rasgo de este “pragmatismo” criollo es su perspectiva extractivista. Forman parte de las viejas tradiciones liberales de la explotación minera. Esta es una concepción del mundo heredada de las élites liberales que gobernaron Bolivia.

Frente a la crisis múltiple del Estado, al desborde social, al proceso constituyente y a los desafíos de la transición, no se sienten representados en la Constitución; lo que propone la carta magna es un desatino pues no se puede inventar otro Estado, menos una condición plurinacional, con características participativas y comunitaria. Otra característica de este “pragmatismo” es su posición contraria a lo popular; los “pragmáticos” se sienten desplazados por el desborde popular, por las locuras de una plebe indomable e impoluta.

Otra característica sobresaliente del “pragmatismo” criollo es el apego a la modernidad. Tienen una concepción de la modernidad como si fuera una sola, fuertemente cargada por ideales de “progreso” y “desarrollo”. Están lejos de los estudios de la modernidad, de sus distintos periodos, de su heterogeneidad abierta, sobre todo por la forma como la han adaptado los pueblos de la inmensa periferia del sistema-mundo capitalista. La modernidad vine a ser para este “pragmatismo” sinónimo de acceso a la tecnología y al bien estar, aunque este acceso sea diferencial y jerárquico. Por lo tanto, los problemas de la modernidad no son asumidos más que mediáticamente, como ilusión de “progreso” y “desarrollo”.

Como puede verse este “pragmatismo” de sentido común es funcional al dominio de las empresas trasnacionales sobre las reservas y los recursos naturales, es funcional a la condena de los países periféricos a la vocación extractivista y al estilo económico primario exportador, administrado por un Estado rentista. Este “pragmatismo” es una de las “ideologías” del Estado-nación, en el sentido que se opone a la construcción de otro Estado, que resulta para la interpretación “pragmática” un experimento peligroso. Los “pragmáticos” son enemigos declarados de la Constitución, que es la escritura del pueblo insurreccionado; prefieren la anterior Constitución. En relación a la concepción de mundo, se consideran hombres modernos, empero se trata de una modernidad reducida a sus imágenes generales y universales de “progreso”, “desarrollo”, tecnología y bienestar.

El “pragmatismo” entonces es una posición política y una “ideología”, en sentido de la concepción del mundo frente a los problemas de la contemporaneidad. Se basa en el supuesto de que se sustenta en el empirismo, en el positivismo y el realismo, además de ser una opción “técnica”.

“Pragmatismo” gubernamental

En adelante usaremos un documento de análisis del CEDLA de la llamada transición económica en Bolivia, documento destinado al libro sobre transiciones en Sud América de la Fundación Rosa Luxemburgo. El documento mencionado fue elaborado bajo la responsabilidad de Carlos Arze Vargas; el título del ensayo es: Bolivia: ¿el “proceso de cambio” nos conduce a vivir bien? Vamos a dejar la crítica a la concepción gubernamental del vivir bien; ya en un artículo titulado ¿Cómo interpretar el vivir bien? hicimos conocer nuestra posición al respecto y nuestra crítica a la concepción utilitarista del gobierno sobre el vivir bien. Nos interesa el análisis del CEDLA sobre el modelo de “desarrollo” implementado por el gobierno en esta etapa de transición. Comenzaremos con la pregunta que se hace el mencionado documento de si hay ¿Cambios en el patrón de acumulación primario-exportador?

El resumen de la parte de este análisis es categórico: El recorrido de la economía del país durante la década 2000-2010 ha seguido mostrando las mismas características de las décadas pasadas, cuándo el crecimiento del Producto Interno Bruto estuvo determinado en gran parte por el incremento de las actividades extractivas de hidrocarburos y minerales, así como por la importancia creciente de la demanda externa.

* Activista de Comuna / http://horizontesnomadas.blogspot.com/