(ABI).- Los cultivos de coca en Bolivia se redujeron en 12%, entre 2010 y 2011, porcentaje que equivale a una disminución de 3.800 hectáreas, es decir, que la superficie sembrada bajó de 31.000 a 27.200 hectáreas, destaca el informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC), difundido el lunes en La Paz por su representante, César Guedes.

El informe sorprendió al Encargado de Negocios de la embajada de Estados Unidos en Bolivia, Larry Memmot, que estuvo presente en el acto que se realizó en salones de la Cancillería boliviana.

El representante de la UNODC en Bolivia, que elabora el Informe Anual de Monitoreo de Cultivos de Hoja de Coca en el marco del Programa F-57 desde 2003, en coordinación con el Gobierno de Bolivia, saludó esas cifras en la reducción de cocales y agradeció al Gobierno por sus esfuerzos en la lucha contra las drogas.

“En 2011 el Gobierno de Bolivia erradicó 10,500 hectáreas de cultivos de coca, un 28 por ciento más que en 2010, cuando fueron erradicadas 8,200 hectáreas. La producción total de hoja de coca fue de alrededor del 48.100 toneladas, menor a la obtenida en el 2010, que alcanzó a 55.500 toneladas”, precisó al entregar el informe.

Explicó que las imágenes de satélite, reconocimientos aéreos y estudios sobre el terreno en las regiones productoras de coca, revelaron que en la región de los Yungas de La Paz, la superficie cultivada se redujo a 18,200 hectáreas, 11 por ciento menos con relación al año anterior.

Entretanto, en el trópico de Cochabamba se registró una reducción de 15%, quedando una superficie cultivada de hoja de coca de 8.600 hectáreas.

En las provincias del norte de La Paz, alejadas de los Yungas región tradicional de cultivos de coca, se registró una disminución de 7%, quedando 370 hectáreas.

En los parques nacionales: Isiboro Sécure y Carrasco se registraron 2.200 hectáreas de coca después de una reducción de 30% en Isiboro Sécure y 10% en el Parque Carrasco.

Por otra parte, el informe de la UNODC estableció que los precios de la coca se incrementaron en 31%, en los mercados autorizados por el Gobierno y se estima que 16%, en los mercados ilegales.

“Los altos precios están haciendo más atractiva la coca, pero los agricultores necesitan alternativas viables si se quiere frenar los cultivos ilícitos en el largo plazo”, apuntó Guedes.

A pesar de la menor producción, dijo que el valor del mercado de la hoja de coca ascendió a 353 millones de dólares en 2011, frente a 310 millones en 2010. Esto representa, complementó, el 1,5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país y 15,3% del valor del PIB del sector agrícola.

Las incautaciones de coca se redujeron de 1,015 toneladas en 2010 a 603 toneladas en 2011, mientras que las incautaciones de clorhidrato de cocaína aumentaron 65%, llegando a 5.600 kilogramos.

El informe de la Oficina de las Naciones Unidas Contra las Drogas y el Delito, sorprendió a los representantes de Estados Unidos que descertificó a Bolivia, por una supuesta deficiente tarea en la lucha contra el narcotráfico, sobre todo, en la reducción de coca.

“Estamos sorprendidos con el informe de las Naciones Unidas que dijo que bajaron los cultivos de coca en Bolivia en 12 por ciento, pero los datos que nosotros manejamos y que hemos hecho público muestran que se redujeron en 13 por ciento, un poquito más de lo que dice las Naciones Unidas. Nosotros creemos que es un logro muy grande, importante, hay mucho que hacer en este campo”, enfatizó el encargado de negocio de la embajada de Estados Unidos en Bolivia, Larry Memmot.