(ABI).- Durante la jornada de hoy, cooperativistas mineros de Colquiri instalaron tres puntos de bloqueo: Uno en la carretera La Paz-Oruro en los sectores de Achica Arriba y Caracollo, otro en la Apacheta y el tercero en la tranca de Urujara, en la carretera La Paz-Yungas, confirmó el viceministro de Régimen Interior y Policía Jorge Pérez. Mientras tanto, los mineros asalariados mantienen una vigilia en el centro de la ciudad de La Paz exigiendo la reversión total del yacimiento de Colquiri a manos de la Comibol.

“Repudiamos y condenamos los actos vandálicos y agresivos que realizan los mineros asalariados y los cooperativistas que cercan y bloquean las principales vías de acceso a la ciudad de La Paz”, dijo Pérez en conferencia de prensa, tras condenar los atentados dinamiteros a ductos de hidrocarburos que se registraron a la altura de la tranca de Achica Arriba, donde hay un punto de bloqueo de los trabajadores del subsuelo.

La autoridad develó que el ministro de Hidrocarburos Juan José Hernando Sosa le expresó su preocupación porque personas vinculadas al sector minero atentaron contra la propiedad pública, al lanzar cachorros de dinamita a los ductos de hidrocarburos cerca de la tranca de Achica Arriba.

A juicio del Viceministro, este tipo de atentados dinamiteros pueden ocasionar un desastre mayúsculo y daños irreparables, entre físicos, sicológicos, incluso la pérdida de vidas humanas. “Convocamos, suplicamos y pedimos a nombre del gobierno a los mineros movilizados a deponer las actitudes beligerantes y promover el escenario de diálogo y concertación”, enfatizó la autoridad.

Informó también que el martes por la mañana agentes de la Policía confiscaron en la tranca de Achica Arriba un nuevo lote de dinamita, aunque en menor cantidad que el decomisado en manos de los asalariados, que ingresaron a la urbe paceña la pasada semana.

Indicó que se estableció de modo preliminar que la ambulancia que fue retenida el lunes por la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), la misma que transportaba 450 cartuchos de dinamita, fue entregada a los cooperativistas mineros.

El ministro de Gobierno Carlos Romero exhortó a los mineros asalariados de Colquiri y de la Cooperativa 26 de Febrero a no agredir ni violentar a la población de La Paz en sus movilizaciones en la Sede de Gobierno. “Como gobierno nacional queremos exhortarles a no agredir ni violentar a la población paceña con explosión de dinamitas, de petardos y movilizaciones violentas”, remarcó en alusión al bloqueo en varios ingresos a La Paz y en el centro de la ciudad en un conflicto por la exploración del yacimiento de Colquiri.

Lamentó que ambos sectores utilicen indiscriminadamente dinamita al recordar que es un artefacto con alto poder explosivo que pone en riesgo a la población que no tiene nada que ver con los problemas internos del sector minero.

Recordó que ambos sectores firmaron el pasado 19 de junio un acuerdo que zanjó el conflicto y que establece que “la cooperativa restituya cuatro vetas a la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) y asuma el control total de una veta”. El Ministro afirmó que ese acuerdo está vigente porque dio pie a la promulgación de dos decretos supremos, el 19 de junio y el 29 de agosto.

“Ambos sectores no pueden negarse, es decir, tendrán que asumir los asalariados y cooperativistas que tienen que convivir. No se pueden negar, no se pueden excluir como si fueran dos enemigos irreconciliables”, reflexionó.

Entre tanto, el ministro de Minería y Metalurgia Mario Virreira afirmó que los cooperativistas afiliados a la empresa 26 de Febrero deben presentar un proyecto minero de explotación de la veta Rosario, para que la Comibol les ceda en arrendamiento de esa zona, rica en estaño y zinc.

“Una entrega de la veta Rosario no corresponde, sino más bien se debe dar lugar al contrato de la firma de arrendamiento entre Comibol y la cooperativa 26 de febrero para lo cual la cooperativa debería presentar ese proyecto minero”, explicó Virreira y aclaró que la Comibol firmará un contrato de arrendamiento con la cooperativa 26 de Febrero y no un documento de concesión minera de explotación.

Explicó que para que se arriende la veta Rosario a los cooperativistas de Colquiri, el proyecto debe enmarcarse en todos los límites que establecen los acuerdos arribados en el decreto supremo del 29 de junio pasado.

Los cooperativistas no asisten al diálogo

Los mineros afiliados a la Cooperativa 26 de febrero no asistieron al diálogo convocado por el Ministro de Gobierno para zanjar el problema generado por la explotación de ese yacimiento, actitud que fue considerada por Carlos Romero como intransigente y de intereses ocultos.

Después de esperar más de una hora a los cooperativistas mineros, Romero instaló una reunión con los asalariados y representantes de la COB en la que dijo sólo se dio lectura a una carta de los cooperativistas en la que afirmaron que sólo se reunirán con el Presidente Evo Morales y en la que anunciaron que continuarán bloqueando los principales ingresos a La Paz.

“No aceptaron la reunión que fue convocada por el Ministerio de Gobierno señalando más bien que debería militarizarse Colquiri y cualquier diálogo lo tendrían con el Presidente”, explicó Romero en una rueda de prensa. A su juicio, esa es una forma de huir del diálogo, de despreciar una mesa de trabajo, reflexiva, pacifica, armónica, para encontrar una solución al problema de Colquiri.

Al contrario, denunció que los cooperativistas están trasladando contingentes de afiliados a La Paz tratando de masificar sus medidas de presión en la Sede de Gobierno para luego convertir el conflicto en un problema nacional.

Por su parte, el secretario Ejecutivo de la COB Juan Carlos Trujillo dijo que los trabajadores mineros cumplieron con todo lo que les pidió el gobierno y anunció que el conflicto será evaluado en un ampliado nacional que se realizará el miércoles en La Paz. “Nosotros hemos visto que nuestro distrito minero de Colquiri tiene todo el apoyo de las provincias, hemos respetado todos los cuartos intermedios, hemos agotado el diálogo”, subrayó.