El ministro de Obras Públicas Vladimir Sánchez y Martin Shoepel, ejecutivo de la constructora austriaca Doppelmayr, firmaron hoy el contrato de construcción, ejecución y puesta en marcha del teleférico La Paz-El Alto a un costo total de 234,6 millones de dólares.

El ministro Sánchez detalló que el costo del teleférico será de 166,5 millones de dólares; los impuestos y aranceles demandarán 42 millones de dólares, y los trabajos de supervisión, fiscalización y expropiaciones requerirán una inversión aproximada de 26 millones de dólares.

El proyecto de Ley de modificaciones al Presupuesto General del Estado para la gestión 2012-2013 ya consigna financiamiento para la construcción del sistema de transporte por cable entre las ciudades de La Paz y El Alto. La obra se financiará con un crédito de 234,6 millones de dólares concedido por el Banco Central de Bolivia.

La obra contempla el tendido de 36 kilómetros de cables en tres ramales o líneas. La línea Roja del teleférico partirá de la Avenida Panorámica Norte (El Alto) hasta la Escuela Naval (zona Norte de La Paz); la línea Amarilla, desde Ciudad Satélite (El Alto) hasta inmediaciones de la Residencia Presidencial (barrio San Jorge en La Paz), y la línea Verde, desde San Jorge hasta el parque Las Cholas, La Florida, en la zona sur de la hoyada paceña.

Se estima que el teleférico operará con 427 cabinas, que transportarán un promedio de 18 mil pasajeros por hora durante 17 horas diarias. El tiempo de viaje de la línea Roja será de 10 minutos; 13,5 minutos en la Amarilla y 16,5 minutos en la Verde. Según un estudio de la demanda realizado por la Alcaldía de La Paz el pasado año, cada día se concretarían alrededor de 350 mil viajes entre La Paz y El Alto.

El contrato define un plazo máximo de 20 meses para la construcción de la obra, aunque los ejecutivos de la constructora Doppelmayr garantizaron la culminación del proyecto en 18 meses. Además, el Presidente Evo Morales destacó que por primera vez el contrato de obra incluye una cláusula anticorrupción.

La bancada de la alianza opositora Convergencia Nacional (CN) en la Cámara de Diputados saludó la iniciativa del Presidente Morales, pero aclaró que este es un proyecto “neoliberal” propuesto inicialmente por Acción Democrática Nacionalista (ADN).

El diputado de CN Luis Felipe Dorado recordó que el Teleférico fue concebido durante un gobierno militar, en la gestión del alcalde paceño Gral. Armando Escobar Uría. También contribuyeron al proyecto el ex alcalde Raúl Salmón de la Barra; el ex senador y alcalde de ADN Mario Vaca Guzmán, hasta que finamente fue presentado como propuesta de campaña por el ex alcalde de La Paz Ronald MacLean (ADN).

El Teleférico fue planificado en la gestión edilicia de MacLean, quien entregó estudios de factibilidad e hizo aprobar el proyecto. Luego se realizó la licitación del proyecto, pensando siempre como un novedoso sistema de transporte masivo y de utilidad para el turismo.

La diputada Norma Pierola (CN) consideró que es una buena noticia que el Presidente “socialista” rescate las buenas ideas de la “derecha”: “Los neoliberales también tenían proyectos positivos para el país. Nosotros felicitamos al Presidente Evo Morales que haya tomado en cuenta un proyecto neoliberal para el progreso del departamento de La Paz”, dijo.

No obstante, la subjefa de CN Paola Zapata cuestionó que Doppelmayr haya sido contratada sin licitación y por un costo similar al que presentó el Poder Ejecutivo. “Es cuestionable que de la noche a la mañana se ‘saque un conejo del sombrero‘, que es la ley del teleférico”, y que se contrate a la misma empresa que hizo el Metrocable en Caracas, comentó.

La legisladora opositora dijo que el teleférico de cuatro líneas de Medellín, en Colombia, fue de 108,6 millones de dólares, pese a que cuenta con el triple de capacidad de transporte que el proyectado en La Paz.