Berna, Washington y Londres (PL).- En momentos de consternación por la muerte súbita de otro futbolista en pleno juego, la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) alertó sobre el número cada vez mayor de noveles jugadores que consumen suplementos alimenticios para mejorar su rendimiento.

El presidente de la FIFA Joseph Blatter lamentó la muerte en pleno partido del jugador de la Segunda División del fútbol sueco Victor Brannstrom de 29 años. El futbolista cayó desplomado recién iniciado el partido nocturno del domingo pasado ante el Umedalen, justo tras haber anotado el gol que adelantó a los suyos en el marcador.

Tras sufrir convulsiones y pérdida súbita de conciencia, Brannstrom falleció debido a problemas cardiacos y pasó a engrosar una lista cada vez más numerosa de jugadores que pierden la vida en las canchas de fútbol, en gran medida por el irracional calendario de competencias impuesto por la FIFA para, sobre todas las cosas, mover mayores cantidades de dinero.

El caso de Brannstrom se unió a los de Antonio Puerta, Arjuna Luiz Venutto Ramos “Pelé”, Piermario Morosini, Josep Colomer, Naoki Matsuda, Kevin Lasso, Daniel Gabriel, Jordi Pitarque, Goran Tunjic, Salem Saad, Víctor Hugo Ávalos, Clément Pinault, Fabrice Muamba (estuvo sin vida durante varios minutos, pero finalmente venció a la muerte), entre muchos otros.

La FIFA sigue poniendo todo su empeño en la investigación de las causas de casos tan trágicos como el de Victor para impedir que sucedan en el futuro. A la vez, otorga máxima prioridad a los avances en el tratamiento médico de urgencia sobre el terreno de juego, expresó el directivo en carta al presidente de la federación sueca Karl-Erik Nilsson.

La FIFA alerta sobre excesivo uso de suplementos alimenticios

Según una nota publicada en la web de la FIFA por el jefe médico Jiri Dvorak, los datos recopilados en la última década muestran que un 35% de los participantes en citas Mundiales consumen suplementos alimenticios, y hasta el 50% en torneos sub-17 y sub-20.

Muchos de los futbolistas carecen de asesoramiento médico sobre esta cuestión y los especialistas no les aseguran una mejora del rendimiento con su utilización, además de arriesgarse a la ingestión de sustancias contaminadas que conllevarían a positivos por dopaje, advirtió Dvorak.

Los propios estudios científicos demuestran que el 70% de estos jóvenes deportistas no son supervisados por nutricionistas, lo cual constituye no solo un dato sorprendente sino alarmante. Diversas investigaciones arrojan que cerca del 60% de los atletas sub-16 en Estados Unidos toman suplementos nutricionales a diario confiando en mejorar sus resultados, lo cual dista de cualquier evidencia científica o documental, aseguró Dvorak.

Investigadores de la Universidad Nacional de Sun Yat-Sen, en Taiwán, advirtieron en un reciente artículo publicado en Psychological Science que los suplementos nutricionales pueden causar más problemas que beneficios, ya que provocan la llamada ilusión de que quienes los consumen son invulnerables a los problemas de salud.

En ensayos con un grupo de voluntarios, a la mitad de ellos se les proporcionó multivitaminas y al resto le fue suministrado un placebo; sin embargo, los científicos explicaron que todos los participantes tomaron un fármaco desprovisto de principio activo. Los participantes que suponían haber consumido las vitaminas se sentían inmunes a las enfermedades, destacó Wen-Bin Chiou, uno de los autores. Estos individuos expresaron menos deseo de llevar a cabo rutinas diarias como el ejercicio.

En la actualidad hay un incremento en el uso de estos complementos de la alimentación. Más de la mitad de la población mundial consume algún suplemento dietético; sin embargo, tiene la idea equivocada de que está más protegido frente a las enfermedades.

Administrados por vía oral, entre los suplementos alimentarios se encuentran las vitaminas, los minerales y otros productos botánicos, aminoácidos y componentes como las enzimas y los extractos glandulares. Tabletas, cápsulas de gelatina, líquidos y polvos son algunas de sus presentaciones.

Vinculan uso excesivo de multivitaminas con riesgo de muerte

El consumo de multivitaminas, minerales, ácido fólico, hierro y otros suplementos está asociado al riesgo de muertes en mujeres mayores, concluye un reciente estudio realizado por académicos de las universidades de Finlandia Oriental, en Kuopio, Finlandia, y la de Minnesota, en Minneapolis, Estados Unidos.

La investigación con unas 30 mil mujeres con una edad promedio de 61 años confirmó que el exceso en el consumo de estos productos es dañino, reveló el año pasado la Archives of Internal Medicine. Los investigadores hicieron un seguimiento de las participantes durante 19 años y se tuvo en cuenta los cuatro cuestionarios elaborados sobre su consumo de suplementos.

Comprobaron que al final del estudio 40,2% de las féminas sujetas a análisis habían fallecido. Basados en la evidencia existente, vemos poca justificación para el uso general y extendido de suplementos nutricionales, destacó Jaakko Mursu, líder de la investigación.

A juicio de los miembros del equipo, las conclusiones de esta investigación demuestran que ciertos suplementos antioxidantes, como vitamina E, vitamina A y beta caroteno pueden ser perjudiciales y sólo deben ser usados cuando hay una causa médica justificada.

Muchas mujeres toman suplementos de soya para aliviar los síntomas de la menopausia, pero consumirlos podría no ayudar a calmar los sofocos, ni detener la pérdida de masa ósea, publicó la revista Archives of Internal Medicine. Comparado con placebos, los isoflavones de soya no alivian estos síntomas, por el contrario, las mujeres sufren más calores y tampoco se reduce la pérdida de masa ósea, concluyeron investigadores de la Escuela de Medicina Millar de la Universidad de Miami.

Los expertos siguieron a muchas pacientes que participaron previamente en una pesquisa sobre terapia hormonal conocido como Women’s Health Initiative (WHI) abandonado luego que se conociera sobre el riesgo coronario y cáncer por el uso de estrógeno y progesterona. Aunque la soya no representa ninguno de esos efectos indeseados, el 48% de las mujeres que la toman manifestaron que habían padecido más calores abruptos en comparación con el 32% de las que fueron tratadas con una tableta inocua, señaló la autora principal de la investigación Silvina Levis.

El estudio se realizó de forma aleatoria, así que las participantes desconocían qué tipo de píldora ingirieron, si las isoflavonas de soya o un placebo. En la pesquisa intervinieron 248 participantes, pero al final solo 182 completaron el estudio. Pruebas realizadas dos años después de iniciada la investigación, revelaron que las mujeres de ambos grupos perdieron densidad ósea. Científicos que no participaron en el estudio piensan que el consumo de soya puede ser beneficioso a largo plazo.

Por otro lado, un estudio en ratones sugirió que los suplementos de vitamina E podrían afectar la masa ósea. Científicos de la Universidad japonesa de Keio, en Tokio, comprobaron que los roedores con niveles elevados de esa vitamina tenían huesos más delgados en comparación con el grupo de control que presentaba déficit de esa vitamina.

Tales resultados, difundidos en la revista Nature Medicine, contradicen los de un estudio realizado en el 2010 que sugirió que el consumo de vitamina E que contiene el aceite de oliva, la espinaca, el brécol y las almendras fortalecía la masa ósea.

Los científicos explicaron que los niveles de masa ósea se encuentran determinados por dos tipos de células, los osteoblastos que se encargan de la formación de nuevo tejido y los osteoclastos que lo degradan. En las ratas tratadas con suplementos de vitamina E, los osteoclastos se encontraban en mayor número. Los expertos aclararon que estas conclusiones deben ser confirmados en estudios con humanos.