(ABI).- Los mineros asalariados que operan en la mina Colquiri, ubicada en la provincia Inquisivi del departamento de La Paz, tomaron la noche del jueves el yacimiento, confirmó este viernes el secretario ejecutivo del Sindicato de Trabajadores Mineros de Colquiri Severino Estallani. El Gobierno aprobó este viernes el Decreto Supremo 1337 que demarca las áreas de explotación de la veta Rosario para los sectores sindicalizados y los miembros de la Cooperativa 26 de Febrero.

El dirigente, en un contacto telefónico con la red PAT, manifestó que “hay reacción de los trabajadores porque el Gobierno juega a espaldas de Colquiri, anoche fue tomado el yacimiento para que se revierta el cien por cien”. Estallani explicó que en esta oportunidad el sector asalariado se encuentra fortalecido con más gente, entre quienes se cuenta incluso cooperativistas, pues es un grupo reducido de estos trabajadores que aún se persisten en operar en el yacimiento.

“No permitiremos que les den el yacimiento de Colquiri”, advirtió e indicó que la toma comprende todos los ingresos a la mina, incluida la veta Rosario, objeto de la disputa entre asalariados y cooperativistas.

El 21 de junio el Gobierno aprobó el Decreto Supremo 1264 que dispone que la Corporación Minera de Bolivia (Comibol) asuma el control del centro minero de Colquiri, así como la dirección y administración directa sobre los yacimientos otorgados mediante contrato de arrendamiento en 2000 a Sinchi Wayra, filial de la suiza Glencore.

El Gobierno aprobó este viernes el Decreto Supremo 1337 que demarca las áreas de explotación de la veta Rosario para los sectores sindicalizados de la Empresa Minera Colquiri y los miembros de la Cooperativa 26 de Febrero a fin de zanjar el conflicto existente entre ambos sectores.

“El Gobierno Nacional a fin de dar solución definitiva al tema de la división o demarcación de la veta Rosario ha emitido el Decreto Supremo 1337, que señala que la veta Rosario se subdivide a favor de la Empresa Minera Colquiri a partir del punto 9 hacia el sur queda con esa empresa”, precisó el ministro de Minería Mario Virreira.

La nueva norma establece que hacia el norte del punto 9 queda a favor de la cooperativa 26 de Febrero. En esa dirección, se garantiza el tránsito dentro de la mina en el sector norte a fin de que la Empresa Minera Colquiri no sea perjudicada.

“Se está estableciendo que entre el punto 9 y 10 exista un paso, vale decir que entre estos dos puntos no habría explotación alguna sino serviría para que puedan transitar por ahí los trabajadores de la Empresa Minera Colquiri”, detalló Virreira.

Apuntó que el decreto supremo garantiza el acceso a la rampla a partir del punto 5 próximo al 10, por lo que entre el punto 9, 10 y 5 “no habría explotación. A partir de esos puntos si habría la servidumbre de paso correspondiente”, aclaró.

Aseveró que la nueva norma también garantiza el acceso a las zonas de mantenimiento, además del acceso a la veta San Antonio por el punto 1. “En resumen no es como señalan los medios de prensa que el Gobierno estaría entregando a la cooperativa 26 de Febrero el 100% de la veta. No es evidente puesto que está claro que del punto 9 hacia atrás queda con la empresa y del punto 9 hacia adelante queda con la Cooperativa, pero se garantiza que entre el 9 y 10 no hay trabajos, como tampoco en el punto 5”, afirmó.

La norma también establece que la Cooperativa 26 de Febrero debe respetar las condiciones que aseguran una “buena transitabilidad” en esos puntos mediante puentes de 2,5 metros de altura como mínimo. El Ministro de Minería puntualizó que la nueva norma determina que la Cooperativa 26 de Febrero “no puede contratar empresas internacionales” para explotar el sector de la veta Rosario, ni incrementar el número de socios.

“Si el Gobierno Nacional está dando este sector, esta veta, a la Cooperativa 26 de febrero es para que la Cooperativa por si misma pueda realizar las tareas de explotación. No para que pueda subcontratar a otras empresas como se estuvo anunciando, ni puede incrementar el número de socios”, dijo.

En esa dirección, Virreira manifestó que con esa nueva norma el Gobierno “da solución” al conflicto generado por la explotación de la veta Rosario, por lo que convocó al diálogo a ambos sectores. “En el marco de solidaridad y comprensión se negocie ese tema y se analice, vemos cual es el futuro del yacimiento de Colquiri, que realmente tiene un gran potencial y lo queremos como Estado es invertir para que sea una empresa de primer nivel”, reflexionó.