Para evitar la especulación en el mercado interno y el contrabando desde y hacia Bolivia, lo mejor es que el precio del azúcar en el mercado nacional sea definido por los costos que se registran en los países de la región, dijo el Vicepresidente Álvaro García Linera luego de reunirse con empresarios de la CAO. El mandatario reiteró que “vale la pena producir alimentos en grandes cantidades” para garantizar la seguridad alimentaria y a la vez potenciar las agroexportaciones que generan “divisas” y “trabajo”.

La Paz y Santa Cruz (ABI).- El Segundo Mandatario boliviano informó que el costo actual del kilo de azúcar en el mercado interno es el mismo que en Perú, Argentina y Brasil. “El precio interno se está moviendo en función del precio regional, porque si usted baja demasiado el precio, se le va el azúcar a Perú o a Brasil. Si sube demasiado el precio interno, comienza a entrar de contrabando, porque el precio interno se mueve en torno a parámetros del mercado regional, y eso es lo mejor. No se puede fomentar el contrabando ni la especulación del azúcar porque es un producto de primera necesidad”, explicó.

“El año 2010 tuvimos un problema que afectó a Santa Cruz, que afectó a Bolivia entera, porque fue el desbalance que hubo entre la producción interna y la demanda interna, hubo largas filas que tuvimos que hacer todos por un kilo de azúcar, que surgió por una falla de información y falta de mayor coordinación entre el sector cañero, el agroindustrial y el gobierno, y las consecuencias las tuvimos que sufrir todos, tuvimos que importar azúcar; este desencuentro nunca más se tiene que dar en lo que queda de nuestra vida”, complementó.

En ese sentido, sostuvo que es obligación del gobierno trabajar conjuntamente con los productores, brindándoles apoyo en lo que sea necesario para que su actividad productiva se expanda, se diversifique y se potencie. García Linera recordó que en los últimos seis meses, el gobierno ha trabajado intensamente con la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) para concretar acuerdos sobre los cinco puntos de la agenda agropecuaria que busca garantizar la seguridad alimentaria del país.

“Con el sector productivo cruceño venimos trabajando desde tiempo atrás con buena sintonía y un profundo respeto del gobierno para su actividad, tanto del mediano, del grande, como del pequeño productor agrícola cruceño, porque de Santa Cruz se genera la mayor cantidad de alimentos para Bolivia”, dijo.

“Es un trabajo de larga data, pero que ahora adquiere mayor relevancia debido a que tenemos que estar mejor preparados ante una eventualidad de incremento de precios internacionales de los alimentos, y frente a eso nosotros tenemos que tener mayor capacidad productiva, mayor diversificación de los alimentos para que nunca nos falte el alimento diario a nuestra familias”. El Vicepresidente señaló que un segundo objetivo del fomento a la producción de alimentos es obtener mayores divisas para el país.

“Quien produce alimentos está produciendo oro, no le va ir mal, y eso hay que reforzar por doble motivo, lograr seguridad alimentaria y en segundo lugar nos da divisas. Por cada kilo, tonelada que exportamos de soya o de torta de soya, o de quinua, o de arroz, o de frijol, son divisas para Bolivia, que llegan a las reservas internacionales, al flujo financiero, hay más trabajo, entonces vale la pena por doble motivo producir alimentos en grandes cantidades”, argumentó

Expresó su satisfacción porque el sector cañero se está consolidando para abrir nuevos mercados para el azúcar. “Ya estamos nuevamente acoplándonos de mejor manera de tal forma que en los siguientes meses y en los siguientes años el sector azucarero pueda exportar las cantidades que vea conveniente, pero siempre y cuando hayamos garantizado de manera fidedigna la demanda interna”, dijo tras una reunión con los agroindustriales cruceños en un céntrico hotel de Santa Cruz.

Según García Linera, la liberalización del precio del azúcar ha permitido acumular una buena reserva del producto para su exportación. “En el caso del azúcar siempre teníamos un cuota (a EEUU), pero en este caso hemos llegado un poco tarde para abastecer esa cuota, pero estoy seguro que al año que viene vamos a garantizar el cumplimiento de esa cuota que es favorable porque es un buen precio; el azúcar está teniendo un buen precio en el mercado mundial; producir alimentos es un buen negocio”, remarcó.

García Linera reveló el jueves que el gobierno y la CAO preparan un acuerdo sobre la Función Económica Social (FES) y los desmontes, en el marco de la agenda agropecuaria de cinco puntos, de los cuales tres (exportación, seguridad jurídica y apoyo crediticio) ya están resueltos.

El Vicepresidente espera resolver la próxima semana los dos temas nucleares pendientes, “el de la verificación de la Función Económica Social y el tema de los desmontes, pero por delante tenemos una agenda intensa para seguir reforzando a la actividad productiva cruceña, agrícola fundamentalmente, para el mercado interno y también para la exportación”.

Por otro lado, el Presidente Evo Morales, García Linera y los ministros de Economía, Desarrollo Productivo y Comunicación, Luis Arce, Teresa Morales y Amanda Dávila, respectivamente, acordaron el jueves en La Paz con la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) elaborar juntos las leyes de Inversión y de Bancos y Entidades Financieras.

“Hay instrucción de parte del gobierno nacional, entre el ministerio de Economía, de Planificación y de Desarrollo Productivo, mediante sus equipos técnicos y jurídicos, junto a los representantes técnicos y jurídicos de la CEPB tienen que entregarnos dos proyectos de ley para el 29 de septiembre”, informó el Jefe de Estado en rueda de prensa, luego de una reunión de más de tres horas en instalaciones de la CEPB.

El Presidente Morales calificó de “histórico” el encuentro, al explicar que fue un debate para consolidar la estabilidad económica y garantizar, aún más, las inversiones, nacionales y extranjeras, en el país. “Fue una reunión muy importante, yo diría hasta histórica. Nos hemos concentrado en cómo puede haber más inversión y garantizar esta estabilidad económica y quiero decir de manera muy sincera, para mí, este debate ha sido como una gran reunión siempre aprendo más sobre temas financieros”.

El Primer Mandatario anticipó un nuevo encuentro con los empresarios privados para el próximo 29 de septiembre donde se prevé evaluar y “pulir” ambos proyectos de Ley, para remitirlos a la Asamblea Legislativa Plurinacional. Por su parte, el presidente de CEPB Daniel Sánchez dijo que el encuentro sirvió para compartir criterios y preocupaciones, además de encontrar una hegemonía de acción en la construcción de la agenda patriótica del 2025 propuesta por el Presidente.