(ABI).- El Presidente Evo Morales posesionó el martes a José Antonio Zamora Gutiérrez como nuevo ministro de Medio Ambiente y Agua, en lugar de Felipe Quispe Quenta, a quien el Jefe de Estado pidió su renuncia y lo acusó de “mentir” respecto a la instalación del servicio de agua en el aeropuerto de Uyuni.

En acto cumplido en Palacio de Gobierno, la flamante autoridad se declaró “un soldado del proceso de cambio” y adelantó que su gestión será totalmente transparente y con cero tolerancia a la corrupción, además que dará seguimiento a las tareas emprendidas por su antecesor. El Mandatario expresó su respeto por la “honestidad y esfuerzo” del Ministro saliente, pero remarcó que es importante que las autoridades asuman con mayor seriedad los desafíos y compromisos en el servicio al pueblo boliviano.

“Lamentablemente a veces tenemos que pagar las autoridades principales por culpa de algunos que no cooperan y colaboran, con seguridad después de hacer una reflexión seguirá trabajando por Bolivia”, dijo Morales dirigiéndose a Quispe Quenta, quien asistió a la posesión de la nueva autoridad.

El Presidente Morales demandó el pasado domingo la renuncia del ex ministro Quispe por mentir y perjudicar a su gobierno, tras constatar que el aeropuerto internacional de la localidad turística de Uyuni, en el departamento de Potosí, no cuenta con el servicio de agua a más de un año de su inauguración.

“La semana pasada cuando estaba de paso hacia nuestra industria de litio he pedido al Alcalde (Froilán Condori) que ponga agua y me dice que se ha roto el tubo (y después) me dice que hay agua y no hay agua. ‘Alcalde no se miente, es importante hablar con la verdad‘ (le había reconvenido). Llamo al ministro y él me dice igual que hay agua, no sabía que estaba aquí. Ese Ministro de Medio Ambiente (Felipe Quispe) tiene que renunciar”, dijo Morales.

“Esperamos que esta pequeña reflexión nos sirva para que autoridades asuman su responsabilidad”, indicó en la oportunidad del Jefe de Estado, tras pedir a las organizaciones sociales y pobladores de cada región controlar la ejecución de obras en su beneficio. “Es mi queja en verdad”, dijo al afirmar que “quién miente mejor que renuncie y no perjudique a las autoridades”.

En ese entendido convocó a los ministerios de Obras Públicas, Hidrocarburos y Energía y Medio Ambiente y Agua para que en un mes el aeropuerto de Uyuni cuente con las condiciones necesarias para proseguir con la campaña de fomento al turismo.

“El 20 de septiembre estaremos relanzando el aeropuerto”, dijo e indicó que “no es posible que ese aeropuerto no tenga agua”. Recordó que le dijeron que se “congeló”, pero observó que estando en la zona hace tres semanas no ocurrió ello, de todas formas pidió que se tomen las medidas pertinentes para evitar que las bajas temperaturas afecten la provisión del líquido.

Más adelante, el Mandatario advirtió a las autoridades de Estado que desde el momento que asumen su responsabilidad como ministros, viceministros, directores regionales, están al servicio de la principal autoridad del sector y no dependen ya de su organización social. A la vez remarcó que si bien es un “derecho” de los movimientos sociales sugerir nombres para designar autoridades, cuando se llega a posesionar a éstas deben dejarlas trabajar en beneficio de la población. “Siento que esto perjudica a algunos ministerios”.

El viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales César Navarro explicó que las organizaciones sociales deben aportar en la construcción del nuevo Estado plurinacional y no enmarcarse en una visión sectorial o local, en alusión a las declaraciones del Presidente.

Navarro recordó a las autoridades que están al servicio del Estado y de la principal autoridad del sector y no de su organización social. “Lo que las organizaciones tienen que ponerse en la cabeza que son organizaciones que están construyendo el nuevo Estado Plurinacional, por lo tanto los dirigentes que son delegados para que cumplan un diferente cargo en el Estado es para construir el Estado y no para tener una visión eminentemente sectorial o local”.

En esa dirección, Navarro reiteró que el trabajo de las organizaciones sociales debe enmarcarse en función de la visión y la concepción del nuevo Estado Plurinacional. Asimismo, negó una supuesta presión de las organizaciones sociales para que el Presidente designe autoridades, aunque recordó que los movimientos sociales tienen una “importancia fundamental” en el proceso de cambio.

“Las organizaciones de ninguna manera pueden exigir para la designación de una u otra autoridad o qué persona sea designada como autoridad. Las organizaciones no son sólo las responsables de liderar este proceso político sino son corresponsables en la gestión pública, eso implica un nivel de participación pero de ninguna manera de presión, ni de cuoteo del Estado”, sustentó.