La “eurozona” está a un paso de la recesión. El Producto Interno Bruto (PIB) ha disminuído en promedio -0.2% en el segundo trimestre de este año respecto al primer cuarto de 2012, y, según el Instituto de Estadísticas Europeo (Eurostat) si en el tercer trimestre del año se registrara una inflexión, significará que la economía de los países de la moneda única será declarada oficialmente en recesión.

Entre las cuatro mayores economías de la Unión Monetaria, Alemania continúa navegando con viento a favor. En el segundo trimestre de este año el PIB de Berlín ha registrado un aumento del 0,3%, gracias a las exportaciones y al consumo interno que han compensado la disminución de las inversiones; Francia ha evitado por poco su ingreso en la recesión, su PIB no ha ni disminuído ni ha aumentado, es igual a 0%. España ha acusado una flexión del -0,4% mientras que la tercera economía de Europa, Italia, ha registrado una disminución del -0,7%. Actualmente Filandia con el -1% y Portugal con el -1,2% son los países con una economía al borde de la recesión.

Los Países Bajos (Holanda, Bélgica y Luxemburgo) son los que más han crecido, 0,2%, mientras que las previsiones eran del 0%.

La situación italiana preocupa no poco a los analistas del viejo continente. Los datos publicados por el Instituto de Estadísticas Europeo sobre la producción industrial del país itálico en el mes de junio, le dan una disminución del -8,2% respecto al mismo mes del pasado año. Es la peor flexión de la EuroZona que en media ha disminuído del -2,2%, en Inglaterra fue del -4,6%.

El Comisario Europeo de Asuntos Económicos ha alabado al nuevo gobierno técnico italiano afirmando que ha tomado medidas significativas e importantes para superar su crisis. Ha enfatizado el empeño de Italia añadiendo que la moneda única es irreversible y que el “eurogrupo” hará todo lo posible para mantener la unidad en la “zonaeuro”.