(PL) Ecuador anunciará hoy su decisión sobre la solicitud de asilo hecha por Julian Assange, en medio de amenazas del Reino Unido de ingresar a la Embajada de este país en Londres para arrestar al fundador de Wikileaks.

La víspera, el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, anunció que este jueves a las 07:00 hora local se dará a conocer la posición frente al pedido de Assange, quien permanece en el recinto diplomático desde el 19 de junio pasado en espera de una respuesta.

El Gobierno había informado que una vez finalizados los Juegos Olímpicos atendería el caso de Assange, a lo que Londres se adelantó con un comunicado expreso y escrito en el que señaló que ingresará a la legación ecuatoriana si no es entregado el comunicador australiano.

Ante la advertencia del Reino Unido, Patiño aseveró que en si esa conducta persiste, Ecuador tomará las medidas de respuesta adecuadas de acuerdo con el derecho internacional.

Dijo, además, que de concretarse la amenaza británica, será interpretada como un acto inamistoso, hostil e intolerable, y como un atentado a su soberanía, lo cual los obligaría a defender con la mayor contundencia diplomática.

Expuso que las misiones gozan de inmunidad, de acuerdo con las normas de la comunidad internacional, por lo que una acción de este tipo sería tomada como injerencia e irrespeto a la soberanía de Ecuador.

El jefe de la diplomacia argumentó que la protección brindada desde el 19 de junio a Assange se realiza en base a principios universales y al respeto de los derechos humanos, por lo cual ninguna amenaza u acción de fuerza unilateral puede hacer que su país renuncie a sus principios.

Patiño recordó las relaciones de cordialidad y amistad existentes entre ambos países, pero calificó de inadmisibles las acciones que tomarán, según comunicaron a las autoridades ecuatorianas.

El funcionario consideró la actitud británica de una violación al derecho internacional, pues bajo ningún concepto un gobierno puede irrumpir en las sedes diplomáticas acreditadas en su país.

Ello, refirió, es incompatible con la Carta de las Naciones Unidas que en su numeral 2.4 alude a las amenazas y el uso de la fuerza entre países.

Patiño anunció también que convocaría a un consejo extraordinario y urgente de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Organización de Estados Americanos (OEA) ante la amenaza británica de ingresar a la Embajada de Ecuador en Londres.

Desde la capital británica, la embajadora ecuatoriana Ana Albán comunicó que en los últimos días fue reforzada la vigilancia policial en los alrededores del inmueble diplomático y señaló que Asange está preocupado de que puedan ingresar a la legación.

En las últimas horas, el presidente de la Asamblea Nacional, Fernando Cordero, consideró un irrespeto y prepotencia el comunicado de Londres y convocó a una sesión a las las 21:00 hora local para analizar la situación.