El Movimiento sin Miedo (MSM) dio inicio a su campaña electoral con miras a las presidenciales de 2014 con la presentación de sus “Tesis Ideológicas”, un documento político que resume su visión de país y su programa de gobierno, y con el registro de nuevos militantes en todas las ciudades capitales del país.

El 29 de julio comenzó la inscripción de nuevos militantes del MSM con la apertura de alrededor de 500 libros en las ciudades de La Paz y El Alto y en otras capitales como Oruro, Santa Cruz, Cochabamba, Beni y Potosí. El proceso de registro es supervisado por el Consejo Nacional de Participación y Democratización del MSM integrado por los dirigentes Fabián Yaksic, Gabriela Niño de Guzmán, Isidro Paz y Marco Saavedra.

Mientras en el Movimiento al Socialismo (MAS) se están “sacando los ojos” por candidaturas prematuras, el MSM también inició el debate con la comunidad sobre los lineamientos de su programa de gobierno y en torno a los problemas cotidianos de la ciudadanía, dijo el secretario político del MSM Edwin Herrera.

A mediados de julio, el líder nacional del MSM Juan Del Granado presentó las “tesis ideológicas”, un documento que resume el proyecto político de su partido, el cual será enriquecido de manera colectiva con los militantes de todo el país. Al presentar un documento ideológico, el MSM “es un partido político que está hablando en serio”, destacó el presidente de la Fundación Boliviana para la Democracia Multipartidaria Gustavo Pedraza.

Del Granado explicó que las “tesis ideológicas” se dividen en dos partes; la primera contiene un preámbulo y una interpretación de la historia del país; y la segunda, una visión de la Bolivia de hoy, los componentes más importantes de la identidad del Movimiento y los rasgos esenciales de su proyecto de país.

El jefe del MSM presentó el documento en La Paz el 11 de julio, en Santa Cruz el 31 de julio, este miércoles le tocará el turno a Tarija, y posteriormente a Bermejo, Caraparí y Villamontes. Para los próximos días está previsto que Edwin Herrera y Javier Bejarano abran el debate en Oruro y Trinidad. Hasta la fecha, el portal del MSM en Internet (www.msm.bo) recibió alrededor de 3.000 mensajes, comentarios, sugerencias y críticas al contenido de las tesis.

El documento político será aprobado en el IV Encuentro Nacional Extraordinario del MSM que se celebrará a fines de octubre en La Paz, oportunidad en la que también serán aprobados los lineamientos del programa de gobierno y el nuevo Estatuto Orgánico.

Del Granado explicó el que el principal objetivo de esta etapa deliberativa es formular una alternativa política de “izquierda pluralista y democrática”, en la perspectiva de construir un “bloque nacional popular” que rescate los contenidos esenciales de una verdadera transformación, luego de la “frustración y de la traición del MAS”.

Para el MSM, la propuesta formulada por el Presidente Evo Morales en ocasión de los 187 años de fundación de Bolivia es un “lamentable taparrabos discursivo que intenta esconder las desnudeces de un gobierno que en siete años de administración ha sido incapaz de concretar la transformación que espera y sigue esperando el país”.

El MSM considera que luego de la nacionalización de los recursos naturales, el país debió comenzar a transitar por la ruta de la industrialización para superar el modelo extractivista primario exportador; “sin embargo, la ineficiencia de gestión, la mantenida corrupción y el estatismo burocrático han impedido que los grandes proyectos estratégicos se materialicen y todo apunta a que no se concretarán durante esta gestión”.

En cuanto a la construcción autonómica, el MSM asegura que el nivel central del Estado, en vez de respetar y apuntalar las competencias departamentales, municipales y de pueblos indígenas, e impulsar una verdadera descentralización del poder, apunta a la “recentralización de los recursos económicos y de las competencias, al tiempo que ha desconocido el voto popular destituyendo a autoridades autonómicas en los niveles subnacionales”.

Además, los sin miedo critican al Ejecutivo por subordinar a la Asamblea Legislativa y a los órganos Judicial y Electoral, “desconociendo el Estado de Derecho, pisoteando los derechos humanos y manteniendo así la vieja institucionalidad partidocrática caracterizada por el control político-partidario”.

Según el MSM, “la construcción plurinacional ha sido abandonada y sus principales actores han sido enfrentados por un gobierno claramente antiindígena, desarrollista, enemigo de la biodiversidad, negador de los derechos de los pueblos originarios y que sigue en el intento suicida de avasallar sus territorios con carreteras destructoras del medio ambiente, dividiendo a sus dirigencias legítimas y prebendalizando especialmente a los pueblos indígenas de tierras bajas”.

De esta forma resume el opositor MSM el “fracaso” del gobierno de Evo, quien “plantea una nueva agenda demagógica, pretexto discursivo para el prorroguismo del autoritarismo, la ineficiencia, el antiindigenismo, la corrupción generalizada y la carencia de una visión integral del país”.