Londres y Budapest (PL).- La niebla londinense que disfraza el cielo encapotado de estos raros días veraniegos se asoma al umbral de los XXX Juegos Olímpicos en compañía de un eterno fantasma: el doping. Más de 100 atletas fueron detectados y sancionados por dopaje en los seis meses previos a los Juegos, informó la Agencia Mundial Antidopaje (WADA en inglés).

En los Juegos de Beijing-2008 fueron descubiertos 20 casos de dopaje positivo, entre ellos seis caballos, seis menos que el total de la cita precedente, en Atenas-2004. El fantasma del doping vuelve porque nunca se ha ido ni lo hará, según vaticinios pesimistas como el formulado por el propio John Fahey, presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), quien no obstante reiteró sus advertencias a los tramposos.

Fahey parece determinado a no perder oportunidad alguna en los llamados de atención a deportistas y entrenadores seducidos con la idea de alcanzar triunfos con medios traperos. No la tendrán fácil en esta ocasión. Ya saben que hasta podemos sacar a relucir resultados de exámenes que se dejaron pendientes desde Beijing-2008, comentó.

De acuerdo con Daniel Freeman, uno de los voluntarios que trabaja en los preparativos de la ceremonia inaugural de la cita olímpica el 27 de julio, el fenómeno de las sustancias estimulantes en el deporte apunta siempre a las ambiciones desmedidas. Es como el caso de los virus informáticos. Como un juego en el que siempre andan de la mano el dinero y el mercado. Confiemos en que Londres-2012 se comporte a la altura de las expectativas, confesó a Prensa Latina.

Los incesantes comentarios respecto al dopaje en estos días se relacionan directamente con el pasaporte biológico, puesto en marcha en algunos deportes como el ciclismo y el atletismo. Valiosa herramienta que debuta en Juegos Olímpicos. Se trata de una suerte de tarjeta de identidad sanguínea que ya causó escozor en el Tour de Francia de 2009 a la fecha y que, a priori, colocó contra la cuerdas a numerosos corredores dudosos y supuestamente aquejados de lesiones.

La idea de no competir se convirtió en moda. Pero para evitar escurridizos, el patrón de la AMA asegura que los métodos de detección de sustancias prohibidas se han perfeccionado notablemente. De historias tristemente memorables, la televisión británica destacó el caso de los 100 metros planos en Seul-88 cuando se hablaba de la carrera del siglo por la rivalidad del canadiense Ben Johnson con el estadounidense Carl Lewis.

Finalmente, el musculoso“Big Ben” canadiense, fue declarado culpable de dopaje y su trayectoria deportiva terminó hundida en el lodazal de los villanos, que apenas se recuerdan y siempre como referencia de la maldad. En todo caso, el australiano Failey no quiere casualidades y así repite su frase favorita por los salones del centro principal de prensa de la Olimpiada. Lo digo de la forma más clara posible: si eres un atleta que se dopa y estás pensando en competir en Londres, debes retirarte de tu equipo olímpico, recalcó.

Por lo pronto, ya el corredor español Ángel Mullera fue separado del equipo olímpico de su país a Londres-2012, tras las revelaciones sobre presuntas prácticas de dopaje del fondista. La Federación Española de Atletismo (RFEA) no tuvo otra opción que revelar informaciones sobre el consumo de dos tipos de eritropoyetina (EPO) durante la preparación de Mullera, especialista de los tres mil metros con obstáculos

Por otro lado, el lanzador de disco húngaro Zoltan Kovago también fue apartado de los Juegos de Londres-2012 por dopaje, según la agencia de noticias húngara MTI, que cita como fuentes a la Federación nacional de Atletismo (MASZ). Kovago aspiraba a integrar la delegación de su país a la cita londinense pese a recibir en 2010 un fallo adverso en la Corte Arbitral del Deporte (CAS), que lo suspendió de todas las competiciones por un período de dos años por haberse negado a someterse a un control.

En su página de Facebook, el deportista escribió que sufre una “campaña” en su contra. No me he dopado, escribió a sus seguidores el ganador de la medalla de bronce en los Juegos de Atenas-2004, aunque luego fue subido a plata por la descalificación de su compatriota Róbert Fazekas, también por dopaje. El judoca lamentó que sus anteriores tests negativos y la absolución de las autoridades deportivas húngaras no fueron reconocidos como pruebas por la CAS, lo cual provocó su ausencia del plantel nacional.

Más de 100 casos

Más de 100 atletas fueron detectados y sancionados por dopaje en los seis meses previos a los Juegos Olímpicos de Londres-2012, informó la Agencia Mundial Antidopaje (WADA). En el primer semestre del presente año fueron suspendidos al menos 107 atletas, sostuvo el director de la WADA en una reunión del Comité Olímpico Internacional.

Según el dirigente, los enviados de la agencia redoblaron sus esfuerzos para realizar controles y tratar de evitar el consumo de sustancias prohibidas en la cita londinense. Imposible confirmar cuántos de ellos habrían clasificado, pero esa era su ambición y estoy satisfecho de decir que no estarán con nosotros en Londres, añadió el directivo.

Los XXX Juegos, cuyo período de controles antidopaje comenzó con la apertura de la Villa Olímpica el pasado día 16, comenzarán este viernes y culminarán el 12 de agosto próximo. Durante el magno evento deportivo se analizarán unas 6.250 pruebas (la cifra más alta de la historia olímpica) y la agencia antidopaje británica ya desarrolla controles previos en los campos de entrenamiento.

El presidente de la Comisión Médica del Comité Olímpico Internacional (COI), el sueco Arne Ljungqvist, reconoció la demora en la realización de las pruebas antidopaje complementarias a las muestras tomadas en los Juegos Olímpicos de Atenas-2004. Tales exámenes fueron concluidos solo en mayo último y en su informe ante el COI el directivo nórdico admitió que podrían haberlos hecho un poco antes.

El organismo rector del deporte mundial decidió dos meses atrás reanalizar un centenar de muestras seleccionadas durante los Juegos de la capital griega, a fin de buscar sustancias ilícitas indetectables en aquel momento. Si a los (atletas y entrenadores) que esperamos disuadir de doparse entienden que no hacemos nada, resulta poco convincente, argumentó el canadiense Dick Pound, ex presidente de la Agencia Mundial Antidopaje, al intervenir en el debate.

Río-2016, doping y otras historias en mira olímpica

Sin llegar a mostrar tarjeta amarilla, pero casi, el Comité Olímpico Internacional (COI) le hizo un cordial llamado a Río de Janeiro-2016, en una fecha cargada de historias de sedes, dopaje y racismo. Por segundo día consecutivo, los miembros del COI avanzaron en la 124 sesión, donde el máximo jerarca del organismo deportivo Jacques Rogge le dio el visto bueno a Londres-2012. Mucho dinero en el ambiente y promesas de una larga salud financiera en las arcas de Lausana, mantuvieron sonrientes a los altos funcionarios que integran el COI, ajenos al parecer a problemas de transporte y otros demonios de la cita londinense.

Brasil rindió con tonos optimistas y alegres compases de samba de cara a los Juegos Olímpicos estivales de Río de Janeiro-2016, aunque se le pidieron avances concretos. El presidente del comité organizador Carlos Nuzman se refirió con entusiasmo a las mejoras de infraestructura de la urbe carioca, en especial en la ampliación del metro y construcción de instalaciones. Ya lo dijimos y lo hemos visto antes, Brasil está en capacidad de repetir y hasta mejorar a Londres 2012, por eso escucharemos su balance en noviembre próximo, comentó Nuzman en breves declaraciones a Prensa Latina.

Veterano miembro del COI, destacó que Río cuenta con el espaldarazo decidido de la presidenta de la República, Dilma Roussef, quien precisamente llegó a esta capital, consagrada al impulso de Río de Janeiro, y el viernes asistirá a la inauguración de los XXX Juegos de Londres. Por su parte, la marroquí Nawal El Moutawakel, coordinadora del COI para la organización de las lides cariocas, hizo énfasis en la necesidad de mostrar progresos rigurosos en los trabajos para hacer valer toda la energía positiva en el ambiente.

Los plazos de entrega final son ajustados y hay bastante por hacer, sobre todo en los numerosos proyectos de construcción. Se necesita mucha integración entre el comité organizador y los poderes públicos, especialmente en transporte y seguridad, anotó. Sochi, Rusia, (justa de Invierno de 2014), Pyeonchang (invernales 2018), Innsbruck (2012) y Lellehammer (2016) también rindieron informes ante el COI.

El doping, tema omnipresente del ámbito deportivo no podía faltar en las discusiones, al destacarse los 400 exámenes realizados a atletas al azar, sin detalles todavía de los resultados. Una vez más Rogge, con bastante energía, lo mismo que John Fahey, el titular de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) advirtieron a los tramposos que los controles son ahora más exhaustivos y de un nivel científico superior al pasado. Haremos más de cinco mil pruebas en Londres 2012, gran parte antes de las competencias, advirtió Fahey.

En otro orden, Mark Adams, director de comunicaciones del COI, remarcó el respaldo de la entidad a la decisión del Comité Olímpico Griego de expulsar a la triplista Voula Papachristou por comentarios racistas lanzados en la red de twitter. El COI termina el jueves sus deliberaciones con un proceso de elecciones que abarcará a la futura sede de la 127 sesión; vicepresidentes y miembros del ejecutivo y los nuevos integrantes del organismo.

* Periodista de Prensa Latina enviado a Londres.