La compañía Petronadina SAM obtuvo en mayo la licencia ambiental y en julio logró el visto bueno de las comunidades locales para la perforación del primer pozo de exploración petrolera en el bloque Lliquimuni, ubicado en el Subandino Norte, entre las provincias Franz Tamayo, Sud Yungas, Larecaja y Caranavi del departamento de La Paz.

En enero de 2006 los presidentes Hugo Chávez de Venezuela y Evo Morales de Bolivia suscribieron un Acuerdo de Cooperación en el Sector Energético que dio origen al consorcio Petroandina conformado por la estatales Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y Petróleos de Venezuela (PDVSA), con 60 y 40% de participación accionaria respectivamente.

Petroandina obtuvo en concesión un área de exploración y explotación petrolera de 3.232.111 hectáreas que abarcan a los municipios de Guanay, Apolo, Teoponte, Caranavi, Palos Blancos, la Asunta y San Borja, en la zona de transición de los departamentos de La Paz y Beni.

Entre 2008 y 2010 la petrolera binacional realizó trabajos de exploración y relevamiento sísmico en las riberas de los ríos Alto Beni, Popoy y Bopi, y adjudicó el estudio sísmico 2D a la norteamericana Geokinetics. Petroandina SAM invirtió alrededor de 102 millones de dólares en la exploración sísmica 2D, tarea que contempló la evaluación de información geológica, sísmica, gravimétrica, magnetometría y magneto telúrica en un área de 1.086 kilómetros cuadrados.

Petroandina y sus contratistas identificaron un yacimiento con reservas probables de más de 50 millones de barriles de crudo y un Trillón de Pies Cúbicos (TCF) de gas natural en el bloque Lliquimuni Centro X1, situado en las estribaciones de la cordillera de los Andes y la cuenca del Amazonas.

Luego de la aprobación de la licencia ambiental del proyecto en mayo de este año, los trabajadores de Petroandina refaccionaron casi 50 kilómetros del camino que conduce al área de exploración, y en la actualidad se encuentran a menos de 10 kilómetros del lugar donde se perforará el primer pozo hidrocarburífero.Las autoridades del Ministerio de Hidrocarburos y Energía viajaron al norte de La Paz para explicar el alcance del proyecto en Lliquimuni a las autoridades indígenas y representantes de las organizaciones sociales de la zona.

En un cabildo abierto celebrado el 13 de julio de 2012 en la población de Sararia, Alto Beni, delegados de más de 20 organizaciones sociales del norte de La Paz y representantes de los pueblos indígenas Chimán, Leco y Mosetén aprobaron el proyecto petrolero.

“Todos los habitantes de los Municipios de Alto Beni, Palos Blancos y los del Norte de La Paz apoyamos el proyecto de Exploración y Explotación del pozo Lliquimuni Centro X1, proyecto que anhelamos desde hace 30 años y que los gobiernos de turno anteriores han postergado”, señala la primera resolución del Cabido. Como segunda resolución, el Cabildo declaró que “todos los actores sociales de la región damos nuestro amplio respaldo a la empresa Petroandina SAM, a la fuerza Bi-nacional de ingeniería Bolivia – Venezuela y garantizan el libre ejercicio de su trabajo”.

El 4 de julio empleados de Petroandina fueron retenidos en el municipio de Teoponte por un grupo de personas que rechazan la explotación petrolera en la zona. El Cabildo condenó enérgicamente ese tipo de actos y pidió a las instancias de gobierno investigar el caso y sancionar a los culpables por “terrorismo en contra del Estado”.

“Este proyecto vabeneficiar a todo el norte de La Paz y también al departamento. En conmemoración de estas fiestas julias estamos contentos de que se puedan realizar estos trabajos de exploración porque una vez que produzcamos hidrocarburos van a haber mayores recursos para el desarrollo de La Paz”, celebró el alcalde del municipio de Alto Beni Joaquín Benito.

Según el viceministro de Exploración y Explotación de Hidrocarburos Eduardo Alarcón, la licitación internacional para la compra de maquinaria se encuentra en la fase final, y se prevé que la perforación del pozo Lliquimuni comience a fines del primer trimestre de 2013.