Juan Mamani Mamani de 45 años de edad es el primer muerto en la lucha anti minera que libran los comunarios de Mallku Qota contra la transnacional South American Silver. Mamani falleció por accidente, asegura el gobierno, pero según un periodista de Erbol, murió con un tiro en la cabeza. La zona ésta “prisionera de las circunstancias”, es “un inaceptable e inverosímil desafío a las reglas de convivencia colectiva”, reconoció el ministro de Gobierno Carlos Romero.

Comunidades del ayllu Sullk’a Jilaticani que habitan en proximidades de Sacaca y San Pedro de Buena Vista en el norte del departamento de Potosí rechazan la explotación de yacimientos mineros en el cerro Mallku Qota por parte de la transnacional canadiense South American Silver.

Los originarios se movilizan desde 2009 exigiendo la expulsión de la empresa, alegando que la explotación minera a cielo abierto contaminará tierras y fuentes de agua esenciales para la actividad agrícola. Las comunidades potencialmente afectadas reivindican su derecho a defender lagunas y bofedales en la cabecera de la cuenca Amazónica y de la sub cuenca de Río Grande.

Pese a que representantes del gobierno y de los originarios firmaron un pre acuerdo que garantiza la no penalización de la protesta, el 5 de mayo fue detenido en La Paz el curaca mayor de Marka Sacaca Cancio Rojas, imputado por el secuestro y tortura de dos efectivos policiales. “Esto es político, quieren descabezar el movimiento indígena para apropiarse del agua del territorio en Mallku Qota; esa es clara intensión de la empresa canadiense que está metiendo influencias fuertes hasta en la justicia y la política”, denunció Rojas.

El 29 de junio la empresa minera denunció el secuestro de sus ingenieros Fernando Fernández y Agustín Cárdenas Revilla, y días después se confirmó la retención del geólogo residente Eustaquio Calle, el responsable de logística Juan Pablo Malko y el chofer de la compañía Marco Antonio Leytón. Una semana después las cinco personas continúan secuestradas y los comunarios condicionan su liberación a la excarcelación del curaca Cancio Rojas.

La situación en Mallku Qota es “de alta peligrosidad” y es “un inaceptable e inverosímil desafío a las reglas de convivencia colectiva y a la autoridad del Estado”, reconoció el ministro Romero el 5 de julio, tras verificarse el deceso de la primera víctima mortal del conflicto.

Entre las 15 y 16 horas del jueves perdió la vida el comunario Juan Mamani Mamani y otras cuatro personas resultaron heridas en un violento enfrentamiento entre policías e indígenas que hacían vigilia cerca de la comunidad Mallku Qota, en el sector denominado Jant’apalqa, reportó ayer radio Pio XII de la Red Erbol.

El ministro Romero aclaró hoy que el deceso fue resultado de la explosión accidental de un cartucho de dinamita que llevaba la víctima, quien se encontraba en estado de ebriedad. La autoridad aseguró que los efectivos policiales enviados al lugar no portan armas de fuego y fueron agredidos cuando instalaban retenes de control a 10 kilómetros de la zona en conflicto.

Sin embargo, el periodista Gilver Herrera de radio Pio XII ratificó que Mamani perdió la vida por impacto de bala en el cráneo cuando hacía vigilia en Jant´apalqa. “Anoche se recogió el cuerpo del fallecido del lugar de Ovejería y ahora está siendo velado en Mallku Qota. Observamos que el cadáver tiene mucha sangre en la boca, la bala (aparentemente) ingresó por la parte posterior del cráneo y salió por el sector de la boca”, precisó Herrera.

Además, el ministro Romero y el periodista Herrera confirmaron que un policía fue secuestrado por los comunarios y al momento se encuentra retenido en Mallku Qota. “Preocupa la situación porque estamos ya no solamente frente a un secuestro sino a una posible tortura; eso sería muy grave, pero nosotros ya hemos movilizado un dispositivo policial y estamos esperando las gestiones de la Comisión de Gobierno que se ha trasladado para que puedan establecer los contactos y establecer un diálogo y liberar a los rehenes”, dijo Romero.

El ministro de Trabajo Daniel Santalla y una comitiva de autoridades gubernamentales gestionan en la zona una salida pacífica al conflicto. Santalla aguarda las decisiones del cabildo indígena de este viernes para reanudar el diálogo iniciado el jueves. Las autoridades originarias abrieron la posibilidad de liberar a tres rehenes.

Santalla aclaró que 70 efectivos policiales cumplen labores de seguridad en el sector de Chiru K’asa, pero no hay ni un solo uniformado en Mallku Qota. Si bien hay presencia del Estado, la zona continúa “prisionera de las circunstancias”, admitió el Ministro de Gobierno, aunque aseguró que la Policía no ingresará a Mallku Qota ni mucho menos se ordenará una intervención militar.

El ministro de Minería y Metalurgia Mario Virreira sospecha que intereses extranjeros intervienen en el conflicto minero. Los comunarios “están manejando un manual guía denominado ‘Protegiendo a su Comunidad Contra las Empresas Mineras y Otras Industrias Extractivas‘, firmado por Arden Buck, Paola Palmer y David Bellow, lo que nos hace ver que no están actuando solos sino que existe detrás una confabulación quizá de orden internacional”, denunció Virreira.