La máxima dirigente de la IX Marcha Indígena cayó en Brasil con 72 cápsulas de clorhidrato de cocaína en el estómago y fue condenada a seis meses de prisión, denunció el ministro Carlos Romero. Al diligente y prolijo ministro le pareció más importante investigar la vida privada de una humilde mujer que ya pagó por su delito, que averiguar quiénes son los dueños de 154 pozas de maceración y 84 fábricas de cocaína descubiertas el año pasado en el polígono 7 del TIPNIS.

El gobierno cocalero sometió al escarnio público a una mujer indígena apresada en 2007 en Brasil con 72 cápsulas de clorhidrato de cocaína en los intestinos. La infractora no es un “pez gordo” del narcotráfico y además ya cumplió su condena, pero el régimen se ensaña con ella solo porque es la máxima dirigente de la IX Marcha Indígena.

El ministro de Gobierno Carlos Romero presentó en conferencia de prensa un informe de la Interpol y una sentencia del Poder Judicial de Río de Janeiro, que demuestran que la presidenta de la IX Marcha Bertha Vejarano Congo y su esposo Virgilio Moye Noza “confesaron” el delito de narcotráfico después de haber sido sorprendidos en flagrancia transportando 138 cápsulas de cocaína en sus estómagos el 2 de marzo de 2007. (1)

Bejarano y su esposo “confesaron y admitieron su culpa”, fueron recluidos “aproximadamente seis meses” por el delito de narcotráfico y obtuvieron su libertad “por supuesta indigencia”, beneficiados “con una suerte de perdón judicial”, precisó el ministro Romero. Luego los burócratas, dirigentes sindicales y legisladores del MAS crucificaron a la “narcotraficante confesa”, y le recomendaron abandonar la dirección de la IX marcha.

El dirigente del MAS en Trinidad Carlos Cuba opinó que “las organizaciones indígenas ahora deben replantear o ver su situación porque están marchando encabezados por una narcotraficante. Todo mundo desconocía los antecedentes de esta señora que trasladaba droga en el estómago, y por este hecho criminal ha perdido credibilidad y debe dar un paso al costado en la conducción de la movilización que se dirige a La Paz”.

El ministro Romero aclaró que Bejarano ya pagó por su delito, insinuando que tiene derecho a participar en la movilización. En ese caso, ¿por qué pisoteó la dignidad de la humilde mujer condenada a seis meses de cárcel por transportar 72 cápsulas con 800 gramos de cocaína?

El ministro Romero hizo gala de la “transparencia informativa” del gobierno develando los entretelones de un caso de narcotráfico ya resuelto, oleado y sacramentado, pero oculta un narco escándalo mayúsculo aún no aclarado y que involucra al propio Presidente Evo Morales: La Dirección General de la Fuerza de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) descubrió el año pasado 154 pozas de maceración y 84 fábricas de cocaína en las tierras de cocaleros y colonizadores masistas afiliados al Consejo Indígena del Sur (Conisur), en el polígono 7 del TIPNIS.

Los narco cocaleros del Polígono 7

Las localidades de Isinuta, San Gabriel y el Polígono 7, el área colonizada del TIPNIS, siempre han sido zonas rojas y peligrosas. “Ya en los años de 1990 el centro de acopio de hoja de coca en Isinuta se convierte en el foco más importante en el Chapare… A ello debemos sumarle el carácter de economía regional presente en la zona que vincula la producción de hoja de coca con la producción de cocaína”, revela un informe oficial. (2)

En el área colonizada del Isiboro-Sécure destacan los poblados Aroma al norte; Santísima Trinidad situada en el centro, y Villa Bolívar al sur; además de las localidades Puerto Patiño, Icoya, Ichoa, Urkupiña y Tacopaya, entre otras. En 2009 los colonizadores de los sindicatos Valle Alto B y Británicos avasallaron tierras de la comunidad Mercedes de Lojojota; mientras que cocaleros del Sindicato 16 de Octubre ocuparon áreas de la comunidad San Miguelito.

Datan de gestiones pasadas específicamente los sindicatos Villa Mercedes, Valle Alto 2 y Británicos, “que se encuentran asentados legalmente, merced a que el INRA les otorgó títulos de propiedad a los afiliados en el área verde del Parque Nacional Isiboro Sécure”, reportó el comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) Williams Kallman Romero en un informe oficial presentado al diputado Pedro Nuny en febrero de 2012. (3)

La FTC recalcó que “estos sindicatos no tienen la potestad para deforestar los bosques y menos aún para el cultivo de hoja de coca”. Sin embargo, los sindicatos Británicos, Valle Alto B y 16 de Octubre afiliados a la Federación del Trópico cultivan el arbusto y obligan a los indígenas de la zona a afiliarse para que también puedan producir coca.

El dirigente de la Federación del Trópico David Herrera aseguró que los indígenas que cultivan coca dentro de la línea demarcatoria del Polígono 7 y están afiliados a la Federación cumplen con todos los requisitos” para comercializar su producción. El representante del Conisur Gumercindo Pradel confesó que al menos siete de las 12 comunidades que reconoce su organización se adhirieron a la Federación del Trópico. (4)

El Polígono 7 de una extensión aproximada de 120 mil hectáreas (con 12 a 15 mil parcelas) cuenta con 47 sindicatos agrupados en ocho centrales: Central Nueva Tacopaya, Central Uncía, Central 10 de Mayo, Central 1 de Mayo, Central 15 de diciembre, Central Agraria Sécure, Central Isiboro Sécure A y Central Isiboro Sécure B. (5)

En la zona todo el mundo sabe que la coca del TIPNIS no se comercializa en el mercado legal de Sacaba sino en los laboratorios de droga que proliferan en la zona sur del Isiboro Sécure. Los indígenas de Santísima Trinidad veden su producción a los sindicatos de la Federación y éstos revenden la hoja a los narcotraficantes. David Herrera reconoció que en la zona colonizada se produce droga. (6)

Las 154 pozas de maceración y 84 fábricas de droga del Conisur

En 2006 se contabilizaron 27.500 hectáreas de coca en Bolivia, un incremento del 8% respecto a 2005, de las cuales 2.300 hectáreas se hallaron en los Parques Nacionales Carrasco e Isiboro Sécure del Trópico de Cochabamba. (7) “La mayor parte del aumento del área de cultivo ocurrió en el Chapare, con 8.300 hectáreas medidas, un 19% de incremento respecto a 2005, donde los rendimientos de la hoja de coca son dos veces más altos que los rendimientos en los Yungas de La Paz”, precisó el diputado de Podemos Ernesto Justiniano.

En la gestión 2010 se identificaron 2.228 hectáreas de cultivos ilegales en los Parques Isiboro Sécure y Carrasco, un incremento de 9% y 6%, respectivamente. Solo en el TIPNIS se contabilizaron 1.183 hectáreas de coca ilegal. (8)

En el primer semestre de 2011 la FELCN erradicó 3.926 hectáreas de coca en el trópico de Cochabamba, principalmente en los Parques Isiboro Secure y Carrasco. Hasta fines de 2011, la Dirección General de Desarrollo Integral de las Regiones Productoras de Coca (Digprococa) erradicó 224 hectáreas de coca en el TIPNIS: 1 hectárea en el sindicato 16 de Octubre; 14 has en el Sindicato Británicos y 16 has en Valle Alto B.

La FELCN destruyó 84 fábricas de cocaína y 154 pozas de maceración en 81 operativos realizados desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de 2011 solo en el Polígono 7, el área colonizada del TIPNIS controlada por los sindicatos del Conisur, revela un informe enviado por el ministro de Gobierno Carlos Romero al Presidente Evo Morales el 1 de febrero de 2012. (9) (Ver cuadro)

El 41% de las pozas de maceración (63) y el 45% de las fábricas de cocaína (38) fueron halladas en predios de los sindicatos Villa Bolívar, Comuna y 1 de Diciembre, en pleno centro del Polígono 7, todos afiliados a la Central Isiboro Sécure A. Gumercindo Pradel es originario de esta zona, donde goza de amplia influencia, sobre todo en el sindicato Comuna.

La Central Agraria Sécure, que agrupa a los sindicatos Icoya, Ichoa y Moleto, es la segunda zona productora de droga en el Polígono 7, con 39 pozas de maceración (25%) y 17 fábricas de cocaína (20%).

Pisándole los talones, los sindicatos de la Central 15 de Diciembre (Murillo, Alaska, Santísima Trinidad y Aroma) ocupan el tercer lugar en cuanto a producción de droga con 31 pozas de maceración (20%) y 17 fábricas de cocaína (20%). Cabe destacar que el secretario ejecutivo de la Federación del Trópico Mario Castillo es oriundo del Sindicato Murillo, y también mantiene vínculos estrechos con el Sindicato Santísima Trinidad.

Los sindicatos colonizadores del Conisur trabajan para el gobierno del MAS y sirven a Evo, líder máximo de los sindicatos cocaleros y a la vez Presidente del Estado. El conflicto de intereses no sólo compromete su imparcialidad como dignatario sino que lo responsabiliza de todas las ilegalidades y delitos cometidos en el Polígono 7.

Notas:

1. La sentencia del “Proceso No 2007.51.01.490052-3” promovido por la Procuradora de la República Federal de Brasil, Doctora Andrea Silva Araujo, en contra de Bejarano y su esposo, dice textualmente en su parte relevante:“El Ministerio Público Federal, a través de la Procuradora de la República, promueve Acción penal alegando la condena de Virgilio Moy Noza y Bertha Vejarano Congo, por las sanciones de los artículo 33, en la forma del inciso I, del artículo 40, ambos de la Ley N. 11.343/2006, acusados, en síntesis, de transportar cocaína en 138 cápsulas, en el aparato digestivo, de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra/Bolivia a Río de Janeiro, hecho que motivó la aprehensión en flagrancia de delito el día 2 de marzo de 2007, después del desembarque del vuelo G3 1783 de la empresa aérea GOL, en el aeropuerto Internacional de Río de Janeiro/Galeón”. Posteriormente, el fallo judicial establece textualmente:“La Procuradora de la República sustentó en resumen que los acusados reconocen los hechos imputados como verdaderos, ratificados por las declaraciones testificales y el laudo pericial de sustancias estupefacientes comprueban el hecho material delictivo y autoría, que la alegación de dificultad financiera no justifica la práctica del crimen, se requiere la condena con penas en base al artículo 33… y que los acusados cumplen con los requisitos para la disminución de la pena prevista en el 4 del artículo 33 de la Ley 11.343/2006”.

2. Evaluación Ambiental Estratégica (EAE) del Tipnis, Ministerio de Medio Ambiente y Aguas, julio de 2011.

3. Informe del teniente coronel Willy Pozo Torrico al coronel Williams Kallman Romero sobre las actividades realizadas en la gestión 2011 por la FTC Chapare en el TIPNIS, 18 de enero de 2012.

4. Agencia de Noticias Indígenas de Erbol.

5. Todas las comunidades del Conisur se ubican dentro de la TCO de propiedad de la subcentral TIPNIS, excepto Santístima Trinidad que se encuentra al interior del Polígono 7. El Conisur afilia a seis comunidades indígenas, entre ellas San Antonio, San Jorgito, Carmen de Ichoa y otras. Las comunidades Mercedes de Lojojota, San Benito y Buen Pastor que se encuentran en la zona colonizada están afiliadas a la subcentral TIPNIS.

6. El 19 de octubre de 2011 el subteniente Steven Medrano perdió la vida un enfrentamiento con narcotraficantes colombianos en la localidad Santa Rosa del TIPNIS. Umopar detectó un megalaboratorio de cristalización de cocaína en inmediaciones de la laguna Los Tojos con una capacidad de producción de más de 100 kilos de cocaína de alta pureza diarios: Coordenadas S-16º 11’18,0’’ W.065º09’09.5’’.

7. Informe Monitoreo de cultivos de coca 2006 de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

8. Informe Monitoreo anual 2010 de la UNODC.

9. CITA DMG/DGAJ N. 111/2012, en respuesta a la petición de informe escrito N. 2662/2011-2012 PIE 1693 del Diputado Pedro Nuny Caity.