Bruselas, París, Madrid, Londres, Roma y La Habana (PL).- La economía de la Eurozona, conformada por los 17 países vinculados a la moneda única, registró en abril una tasa de desempleo del 11% de la población activa. En Estados Unidos la tasa de desempleo subió a 8,2%, su primer incremento en 11 meses. La OIT estima que este año más de 75 millones de jóvenes no tendrán trabajo.

La tasa de desempleo en la Eurozona alcanzó en enero de 2012 un máximo histórico de 10,7% de la población activa. El paro afectaba a 16,9 millones de personas, una décima más de lo contabilizado en diciembre de 2011, informaron fuentes de la oficina de estadísticas Eurostat. Los datos confirmaron un incremento de 185 mil personas en las filas de desocupados, mientras que el incremento interanual (respecto a enero del pasado año) fue de 0,7%. Por países, la relación fue liderada por España con un índice de paro de 23,3%, Grecia con 19,9%, Portugal e Irlanda con 14,8%.

España cerró 2011 con cinco millones 273 mil 600 desempleados, lo que situó la tasa de paro en 22,85% de la población económicamente activa, informó en enero el Instituto Nacional de Estadística (INE). El número de desocupados aumentó en 295.300 personas en el cuarto trimestre del último ejercicio, indicó entonces la Encuesta de Población Activa (EPA) elaborada por el INE. Se trata de la tasa de paro más elevada desde el primer trimestre de 1995, cuando alcanzó el 23,49%.

La Eurozona cerró febrero con una tasa récord de desempleo de 10,8%, que según Eurostat fue la mayor en 15 años y representó un incremento del 0,1% respecto a enero. Se contabilizaron 17,13 millones de desempleados, para un aumento de 162 mil en comparación con el mes precedente. Desde el punto de vista interanual, el repunte llegó a 1,48 millones de personas.

En febrero, la tasa de desempleo en Reino Unido llegó al 8,4% de la población económicamente activa, con 2,6 millones de desocupados, informó la Oficina Nacional de Estadísticas. En el segundo mes del año 1,6 millones de personas se incluyeron en los que reclaman el subsidio por paro, con lo cual ese indicador llegó a su peor nivel desde 2009. Entre los jóvenes la desocupación alcanzó al 22,5%, con más de un millón de individuos afectados por la carencia de una plaza laboral.

Al cierre del trimestre diciembre-febrero, 2,6 millones de británicos carecían de empleo, con una tasa de paro del 8,3%, lo que representa un discreto descenso de 35 mil personas, si bien las filas de los registrados para recibir el subsidio de paro aumentaron en 3.600 durante la etapa analizada. Asimismo, la cifra de individuos sin ocupación laboral por más de un año alcanzó 883 mil, el peor resultado de ese indicador desde 1996. Para los analistas, la situación refleja una mayor creación de plazas laborales por parte de empresas privadas, las cuales compensaron en parte la eliminación de empleos en el sector público.

En Italia, el desempleo impuso récord en febrero al registrar 9,3%, la mayor cifra desde que se inició el cálculo mensual de esa tasa a inicios de 2004, informó el Instituto Nacional de Estadísticas (Istat). El porcentaje superó en dos décimas al marcado en enero (9,1%). La falta de puestos laborales perjudicó particularmente a los jóvenes de entre 15 y 24 años de edad, cuya tasa subió 0,9% y se ubicó en 31,9%. Según datos provisionales, en febrero 2,3 millones de italianos buscaron trabajo, lo cual significa 45 mil más que en enero.

La Eurozona cerró marzo con otro récord de desempleo de 10,9%y la cifra de desocupados llegó a 17,3 millones de personas, para un incremento de 193 mil respecto al mes precedente. El desempleo juvenil llegó a 22,1%, la desocupación masculina fue de 10,8% y de 11,2% entre las mujeres.

En España, el número de desempleados subió en marzo en 38.769 personas hasta situarse en 4,7 millones, informó el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La cifra representa un ascenso de 0,82% respecto a febrero de 2012, cuando 112.269 españoles engrosaron las listas del paro, el nivel más alto en toda la serie histórica comparable que arrancó en 1996. En términos interanuales, el paro aumentó en marzo en 417.198 personas, 9,6% más que en igual mes del ejercicio precedente. Es, además, ligeramente superior al registrado en el tercer mes de 2011, cuando se ubicó en 34.406. La desocupación repuntó en todos los sectores, en particular en los servicios, con 15.062 personas más (0,54%), seguido de la industria (4.988 y 0,93%), la agricultura (4.882 y 2,99%) y la construcción, con 2.444, un 0,30% más.

El desempleo afecta a dos millones 371 mil 782 hombres, tras incrementarse en marzo en 18.518 nuevos parados (0,8%más), y a dos millones 379 mil 85 mujeres, luego de remontar en 20.251 féminas (0,86%). Estos son los segundos guarismos sobre desocupación tras la puesta en marcha de una nueva reforma laboral por el gobierno conservador de Mariano Rajoy, la cual, a juicio de los sindicatos y partidos de la oposición, abarata y facilita el despido. Así, España cerró el primer trimestre de 2012 con cinco millones 639 mil 500 desempleados, un 24,44% de su población económicamente activa. Entre enero y marzo el número de personas sin trabajo aumentó en 365.900 personas, cifra inédita hasta ahora, precisó la Encuesta de Población Activa (EPA) difundida por el INE.

Por su parte, el número de hogares con todos sus miembros activos en paro, otro indicador para medir el drama de este flagelo, es de un millón 728 mil 400, 153.400 más que en el período octubre-diciembre del año pasado. La población activa se situó en 23 millones 72 mil 800 personas y descendió en ocho mil 400 respecto al trimestre anterior, agregó la EPA. El desempleo masculino trepó a tres millones 23 mil 800 (24,09%), 183.700 nuevos desocupados entre enero y marzo, mientras que el femenino fue de dos millones 615 mil 700 (24,86%), un incremento de 182.200.

En abril, Eurostat contabilizó 17,4 millones de personas en las filas del paro en la Eurozona. España mantuvo la posición de líder en ese negativo indicador, con una tasa del 24,3%, para un incremento de dos décimas en comparación con el balance de marzo. Además, se registraron valores significativos de desocupación en Grecia (21,7%) y Portugal (15,2%). Para los hombres el índice de desempleo fue del 10,9% en la Eurozona, mientras que entre las mujeres alcanzo el 11,2%. Por edades, la carencia de ocupación afectó al 22,2% de los menores de 25 años, muy superior al 20,4% alcanzado en 2011.

El desempleo en Francia aumentó en abril por doceavo mes consecutivo y afectó a 2,8 millones de personas, según datos del Ministerio de Trabajo. El mes pasado se perdieron otros 4.300 puestos laborales, lo cual representa un incremento de 0,1% con respecto a marzo. Si a ellos se añaden quienes tienen un trabajo a tiempo parcial, el número se eleva a 4,3 millones en el territorio metropolitano, que comprende la parte continental y la isla de Córcega.

El desempleo impacta en la nueva generación

El flagelo del desempleo mundial, con una tasa promedio del 6,1% en 2012, añade presión adicional al complejo escenario económico global. Las cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) contemplan para este año que 202 millones de personas estén en las filas del paro, con opciones de sumar cinco millones más para 2013, detalla un reporte del periodista Mario Esquivel, jefe de la Redacción Económica de Prensa Latina.

La economía global se enfrenta a un déficit de 50 millones de empleos para llegar al nivel existente antes de la crisis financiera internacional. De ese total, una parte importante corresponde a jóvenes entre 15 y 24 años de edad. El más reciente estudio de la OIT confirma que la tasa de desempleo juvenil llegó a 12,6% en 2011, y las previsiones para el actual ejercicio apuntan a un incremento de una décima, hasta el 12,7%, con 75 millones de jóvenes en las filas del paro.

Los países están llamados a aportar al menos 600 millones de empleos en un plazo de 10 años para asimilar a los parados existentes y a los 40 millones que se incorporan cada año a la población económicamente activa. Entre 2008 y 2011 los contratos temporales de trabajo aumentaron 0,9% para personas de entre 15 y 24 años de edad.

A nivel mundial 6,4 millones de personas de esas edades desertaron del mercado laboral, lo cual eleva al 13,6% el índice de desempleo juvenil en el planeta. Si se toma en cuenta el número de desertores, la tasa de desempleo masculina en esa categoría poblacional subiría de 12,4 a 13,6%, mientras que para las mujeres sería de 13 a 13,5%.

Los investigadores identificaron además un fenómeno que se da en particular en las economías desarrolladas, referido a aquellos jóvenes que no estudian ni trabajan, e incluso evitan las diversas formas de capacitación. Si bien esa categoría está presente desde hace años, ganó terreno a partir del agravamiento de la crisis, con el consiguiente distanciamiento del mercado laboral. Organismos especializados advirtieron sobre el alcance de ese problema, pues en Estados Unidos involucraba en 2010 al 15,6% de los jóvenes, en tanto para la Unión Europea es de 10%.

LA CE califica de grave e inaceptable la tasa de desempleo

La publicación de las elevadas tasas de desempleo en Estados Unidos y la zona euro derrumbaron el 1 de junio las bolsas europeas a mínimos de seis meses, en un agitado cierre de las operaciones semanales. Tales datos propiciaron importantes pérdidas en las plazas europeas, encabezadas por la Bolsa de Frankfurt, cuyo principal marcador, Dax, cerró sus operaciones con un retroceso de 3,42%.

Otros reportes de débiles ejercicios en Europa como las manufacturas también incidieron en la pérdida de ganancias en los mercados, lo que impacto en Alemania como muestra de que no está ajena a la crisis de la moneda única. En el intercambio de divisas, el Banco Central Europeo ubicó la cotización oficial del euro frente al dólar en 1.2322, una baja de 0,0081 unidades, 0,07%, respecto a los 1.2403 dólares de la jornada anterior. Por su parte la onza de oro fue negociada en el World Gold Council a 1,620.72 dólares a la venta y 1,620.23 dólares a la compra, un aumento respecto al jueves, cuando se ubicó en torno a 1,561.03 y 1,560.72 dólares, respectivamente.

La Comisión Europea (CE) calificó de muy graves e inaceptables los datos sobre el desempleo y exigió a los gobiernos de la región a revertir con urgencia esa situación con la creación de más puestos de trabajo. La portavoz de Empleo de la CE Emer Traynor puntualizó que se deben redoblar los esfuerzos a nivel de países y de toda la comunidad para a avanzar en la recuperación del mercado laboral.

La Comisión publicó sus recomendaciones a los Estados miembros para mejorar sus niveles de empleo, para lo cual le reclama particularmente a España reducir las cotizaciones sociales y subir el IVA (impuesto al valor agregado). También le sugirió continuar con la reforma laboral, eliminando la cláusula de revisión salarial de los convenios colectivos.

La economía verde, las tecnologías de la información y la comunicación y la sanidad son considerados los sectores con más posibilidades de generar puestos laborales. Otra recomendación del ejecutivo europeo es incentivar la movilidad de los desocupados entre Estados para crear un auténtico mercado laboral único dentro de la UE.