Ha salido en las noticias de que la empresa brasilera constructora de caminos OAS ya no está construyendo el tramo II de la carretera San Ignacio – Villa Tunari. Nosotros como pueblos indígenas no le creemos nada al gobierno. Después seguro puede contratar a cualquier empresa para que siga con las obras. Esto no es garantía de nada, ni nos hace retroceder, seguiremos la marcha hasta La Paz.

Producto de la 8ª marcha se saco la ley de protección al TIPNIS. Para nosotros esta ley se encuentra en vigencia pero para el gobierno no. El gobierno firma con la mano y borra con el codo. Mientras no se anule la ley 222 no creemos. La marcha continúa, llegaremos a La Paz, para ver si así nos escucha y accede a nuestras demandas. La 8ª marcha es como si no hubiera habido para el gobierno, y esta representó a indígenas de tierras bajas y altas. Aquí la 9ª marcha pide que no se parta el territorio, que haya carretera pero por otro lado, se pide el respeto a la ley 180.

Si el gobierno con cualquier empresa quiere seguir las obras del camino, a pesar de esta novena marcha, entonces los indígenas del TIPNIS harán su defensa en el terreno, no todas las veces se estará marchando y marchando si gobierno no escucha ni atiende nuestras demandas.

Laida Nuñez Moy

Vicepresidenta de la Subcentral TIPNIS