La Paz y Cochabamba (ABI).- El presidente Evo Morales reafirmó el domingo en presencia del vicepresidente de Argentina, Amado Boudou, la vocación de respeto irrestricto de su gobierno por la propiedad privada en Bolivia, en momentos en que la Ley de Regularización del Derecho Propietario sobre Bienes Inmuebles Urbanos, ya sancionada por el Legislativo, se encuentra a un paso de la promulgación.

Durante un acto de conmemoración del bicentenario de la gesta independentista de las Heroínas de la Coronilla, indígenas y mestizas que combatieron en la Colina de San Sebastián el 27 de mayo de 1812, contra fuerzas coloniales de España, el mandatario precisó que su lucha contra el imperialismo no guarda relación con la propiedad privada que “siempre será respetada”.

“Yo sigo convencido, que el colonialismo, nuestras abuelas han enfrentado el colonialismo, es la base, el origen del imperialismo y del capitalismo y cuando digo el capitalismo, no me refiero a la propiedad privada como algunos quieres tergiversar, todos tenemos propiedad privada, Evo tiene su propiedad privada y la propiedad privada siempre será respetada”, enfatizó durante un discurso pronunciado el monumento de La Coronilla, erigido en homenaje a las mujeres que resistieron hace 200 años el dominio español en la ciudad de Cochabamba.

La vigencia de la Ley de Regulación del Derecho Propietario en áreas urbanas generó cierta susceptibilidad en algunos sectores que especularon, sin base, su puesta en vigencia como un intento de confiscación por el Estado.

La presidente la de Comisión de Organización Territorial del Estado y Autonomías del Senado Mirtha Da Costa informó que esa instancia legislativa aprobó sin modificaciones el proyecto de la Ley de Regularización del Derecho Propietario sobre Bienes Inmuebles y Urbanos y remitió el documento al pleno de la Cámara Alta para su debate

Destacó que la norma beneficiará a las personas de escasos recursos que no pudieron regularizar su derecho propietario, tengan o no título de propiedad de las viviendas que habitan más de cinco años. Agregó que la Ley es de carácter social y evitará la retardación de justicia, dejando de lado los recursos de casación que llegaban hasta la Corte Suprema, donde el proceso duraba años, con la norma esos procesos finalizarán en los mismos distritos judiciales.

“También hay un trámite administrativo en Derechos Reales para corregir los limites, los nombres, apellidos mal escritos que a partir de la promulgación de la norma serán tramites más rápidos”, complementó.

La Ley regularizará el derecho a la propiedad de personas que se encuentran en posesión continua, pública, pacífica y de buena fe, de un bien inmueble, ubicado dentro el radio urbano. También determinará la delimitación de las áreas urbanas, a cargo de los gobiernos municipales, en un plazo no mayor a dos años. Asimismo, establece que sólo se puede regularizar un sólo bien inmueble a nivel nacional.

El documento también establece que los bienes inmuebles que serán sujetos a la regularización, son las viviendas que fueron ocupadas al menos cinco años y no así los que están en calidad de prenda, alquiler o anticrético, respetando siempre la propiedad privada, tal como lo establece la Constitución Política del Estado. Asimismo, la norma generará una “revolución urbana” con la regularización de al menos el 60% de las viviendas en todo el país.

Morales insistió en que su política antiimperial consiste, básicamente, en la defensa de de los recursos naturales del país y en aislarlos del capital irracional, patente en intereses de privados sobre los colectivos. “El capitalismo consiste en que grupos políticos, programas orientados al saqueo de los recursos naturales de los distintos países de Latinoamérica o del mundo, explotando al mismo ser humano, saqueando nuestros mismos recursos”, explicó.

El mandatario detalló a su auditorio y a Boudou los beneficios que redituó a Bolivia la nacionalización de los hidrocarburos en 2006. Significó que la inversión pública creció, merced a los ingresos por la exportación de gas, de 600 millones de dólares en 2005 a 5.000 millones de dólares en 2012.

Por el mismo predicamento destacó el crecimiento de las Reservas Internacionales Netas bolivianas, de 1.700 millones de dólares en 2005 a 13.000 millones en los que va de este año. También puso en relieve los ingresos de la petrolero estatal YPFB que en 2012 rondarán los 3.000 millones de dólares, 1.000% más que en 2005, cuando la compañía se encontraba reducida a una oficina en La Paz y cuando 21 transnacionales petroleras operaban en el país.

El Presidente aseguró que las inversiones de las petroleras extranjeras que operan en Bolivia están garantizadas y no hay motivos para desconfiar, tomando en cuenta que el proceso de nacionalización de los hidrocarburos se consolidó hace varios años (2006) y hoy el sector goza de estabilidad plena.

“Esa etapa ya hemos superado, hay un nueva Constitución aprobada por el pueblo boliviano (en 2009), hay nuevos contratos y los contratos y las normas bolivianas se respetan. Aquí se respeta también la propiedad privada y, especialmente, la inversión que viene del exterior”, dijo en la inauguración de una nueva planta de gas natural en el campo Sábalo, ubicado en el sur del país.

“Por tanto, quiero decir a los representantes de Petrobras Bolivia, a Total y a otras empresas (que) no tengan ninguna desconfianza que es la obligación de respetar las normas bolivianas y nosotros también respetar la inversión y garantizar la inversión”, complementó Morales.

El Primer Mandatario insistió que su Gobierno está empeñado en alentar las inversiones en el sector de hidrocarburos, en apego a las normas bolivianas y respetando los contratos suscritos con las petroleras. Esa tarea es un “esfuerzo” y un “compromiso” con Bolivia que está siendo ejecutada con la ayuda de empresas internacionales, “socias” del país.

Por su parte, el presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Legislativa Plurinacional Marcelo Elio anunció que convocará en los próximos días a la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) y embajadores de países que invierten en el país, para iniciar reuniones orientadas a constituir la nueva Ley de Inversiones.

“Estamos convocando a los empresarios, a embajadores de los diferentes países amigos que tienen inversiones en Bolivia, para que a partir de esta semana iniciemos las reuniones para estructurar, consensuar la Ley de Inversiones”, indicó el diputado del MAS. Elio explicó que se buscará consensos entre todos los protagonistas del marco legal y jurídico de la nueva Ley de Inversiones que buscará garantizar el cumplimiento de todos los contratos firmados en el país.

“Esta Ley solidificará la participación del Estado, pero sin obviar a ningún sector, el sector privado nacional e internacional, sin discriminar a nadie, queremos socios no queremos patrones”, remarcó. Además, recordó que la iniciativa de contar con una nueva Ley de Inversiones, nació como mandato del Encuentro Plurinacional que se realizó a principio de año, en Cochabamba.

El presidente de la Comisión Económica de la Asamblea Legislativa anunció que después de la Ley de Inversiones se trabajará en la Ley de Bancos y Entidades Financieras, en la Ley del Banco Central de Bolivia (BCB), en el Código Tributario y en la Ley de Aduanas. “Es un paquete ambicioso de Leyes que queremos entregar al país, se prevé que este año”, complementó.

El ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana aseguró que la nueva Ley de Inversiones dará certidumbre a las empresas extranjeras y nacionales que inviertan en el país. “Hemos discutido sobre la necesidad de dar certidumbre a la inversión extranjera, como también al empresariado nacional, la opción que tenemos en el campo para reducir la incertidumbre es contar con una Ley de Inversión”, comentó.

Además, anticipó que se crearán leyes de fomento productivo, vinculadas al desarrollo económico, para impulsar la inversión en distintos sectores y regiones del país. “Necesitamos un paraguas jurídico que les permita a los empresarios extranjeros mirar a Bolivia con prioridad y dar mayor certidumbre a nuestros propios empresarios”.