El costo promedio de conexión a Internet de un megabits por segundo (Mbps) en Bolivia equivale al 78% del salario mínimo nacional. Los cibernautas bolivianos pagan 40 veces más que los navegantes franceses y hasta 100 veces más que los coreanos. Bolivia ocupa el puesto 127 en el ranking mundial de utilización de Tecnologías de Información y Comunicación (TIC), de un total de 142 países.

Pese al crecimiento del mercado de tecnología y telecomunicaciones en los países de América Latina y el Caribe (ALC), la brecha digital de la región con respecto a los países desarrollados es “bastante evidente”, advierte el último informe sobre Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) del Foro Económico Mundial (FEM).

“En la última década los países en desarrollo han hecho un gran esfuerzo para intentar cerrar esta brecha, pero lo que observamos con nuestra publicación este año es que sigue existiendo. En América Latina el rezago es bastante evidente, tanto en penetración como en el partido que le pueden sacar, y todo ello a pesar de que en los últimos años la región ha tenido unos resultados relativamente favorables”, dijo Beñat Bilbao-Osorio, uno de los autores del documento.

La diferencia es notable tanto en cuestión de infraestructura de las TIC y acceso a banda ancha, como también respecto al impacto sobre la competitividad y las mejoras sociales en los países. A ello se suma la falta de capacitación de una buena parte de la población para hacer uso de las TIC.

El porcentaje de suscriptores de banda ancha móvil respecto al total de la población de ALC aumentó de 0,2% en 2005 a 4,7% en 2009, mientras que en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) la proporción se elevó de 5% al 49%, según el Observatorio Regional de Banda Ancha (ORBA) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Un total de 142 países figuran en el ranking de utilización de las TIC para potenciar el crecimiento económico y la competitividad. En los 10 primeros puestos figuran Suecia, Singapur, Finlandia, Dinamarca, Suiza, Países Bajos, Noruega, Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

En América Latina, encabeza la lista Barbados en el puesto 35, seguido por Puerto Rico (36), Chile (39), Uruguay (44), Panamá (57), Costa Rica (58), Brasil (65), Colombia (73), Jamaica (74), México (76), República Dominicana (87), Guyana (90), Argentina (92), Ecuador (96), Guatemala (98), Honduras (99), El Salvador (103), Perú (106), Venezuela (107), Paraguay (111), Bolivia (127), Nicaragua (131) y Haití (142).

El acceso a Internet de banda ancha en América Latina

Uno de los principales factores que determinan el acceso a la banda ancha es su precio. Según la secretaria ejecutiva de la Cepal Alicia Bárcena, los países de la región “somos absolutamente dependientes de la acumulación de información en Miami y de una infraestructura que nos conecta a muy altos costos”.

El costo promedio del servicio de banda ancha fija en ALC es de 72,8 dólares el Mbps, casi 50 veces más que los 5,9 dólares que se cobran en los países de la OCDE. La segunda edición del Índice de Tarifas de Banda Ancha para América Latina de Signals Consulting demuestra que, a excepción de Bolivia y Guatemala, todos los mercados de Latinoamérica ofertan 1 Mbps por menos de 35 dólares.

La investigación advierte una leve subida del precio del servicio con relación al sueldo mínimo de la región. El precio promedio de los servicios de banda ancha de 1 Mbps durante los primeros dos meses de 2012 fue 16,8% de un salario mínimo promedio, lo que implica un aumento de 6,8% en comparación con las tarifas del último bimestre de 2011.

“El salto en el precio regional se deriva de dos variables: un incremento en el número de operadores contemplados en el Índice de Banda Ancha y la gradual eliminación de planes de 1 Mbps por varios operadores de la región que ofrecen como menor velocidad conexiones 2 Mbps y 3 Mbps”, explicó el presidente de Signals Telecom Consulting José Otero.

Argentina es uno de los tres mercados con menor precio en banda ancha en relación al salario. “Mercados como Costa Rica y Panamá presentan un comportamiento similar en las conexiones de 1 Mbps. No obstante, la oferta de velocidades superiores a los 5 Mbps continúa con signos de inmadurez. La mayor variedad de ofertas de conexiones de 10 Mbps se observan en Brasil y Colombia, mientras que Paraguay exhibe el mayor precio promedio en la región para este tipo de acceso al representar 89,24% de un salario mínimo local”, precisó Otero.

El estudio de Signals Consulting también resalta la diferencia en estrategias de comercialización de servicios de banda ancha de los operadores. “En Brasil y Uruguay es normal la imposición de topes de descargas con cargos adicionales y/o degradación de la velocidad si se supera el límite, mientras que en México se incluyen servicios de telefonía de larga distancia nacional o internacional dentro de la tarifa. También existen estrategias que buscan que los usuarios avancen hacia ofertas de mayor velocidad de acceso, las cuales apuntan generalmente a reducir el precio de esas velocidades, consiguiendo casi una equiparación al costo de 1 Mbps”.

Los bolivianos pagan las tarifas más altas del continente

Entre 40 y 50% de la población boliviana tiene acceso a Internet, pero el nivel de penetración es insignificante, ya que solamente entre 2 y 3% de los hogares del país cuenta con el servicio, admitió Manuel Mercado, director de la Agencia para el Desarrollo de las Sociedades de la Información en Bolivia (ADSIB) dependiente de la Vicepresidencia del Estado Plurinacional.

La telefonía móvil democratizó el acceso a Internet en el país y la incursión de tecnologías 3G y 4G propició el auge del servicio inalámbrico. “Todo aquel que tiene un celular de tecnología desde GPRS hasta la G4 puede acceder a cualquier servicio”, destacó el director de la Autoridad de regulación y fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) Clifort Paravicini.

En Bolivia se registra una “agresiva reducción de la tarifa de banda ancha, pero el mercado continúa exhibiendo precios prohibitivos para la mayoría de la población, pues el costo promedio de conexión de 1 Mbps equivale al 78% de un salario mínimo”, reveló el presidente de Signals Telecom Consulting José Otero.

Por ejemplo, 1 mega de conexión le cuesta a un ciudadano boliviano 300 dólares mensuales equivalentes al 70% del PIB per cápita, “40 veces más caro que en Francia y 100 veces más caro que en Corea”, estimó la secretaria de la Cepal Alicia Bárcena. En Panamá los usuarios pagan apenas 17,7 dólares por Mbps.

Lo peor de todo es que los bolivianos pagan las tarifas más altas de la región por el servicio más lento del continente. La velocidad efectiva de subida y bajada de datos mediante banda ancha de Internet se incrementó en 53% en América del Sur en 2011. En Chile, la velocidad de subida alcanzó 1.767 Mbps, 39% más que en 2010, mientras que en Bolivia la velocidad de subida fue de 210 Mbps y la de bajada, 428 Mbps, las cifras más bajas de la región.

El retraso tecnológico boliviano se debe a dos factores principales: la mediterraneidad nacional y el control monopólico del mercado que encarecen el servicio.

La interconexión mediante fibra óptica submarina del Pacifico administrada por Latino América Natilius, Telefónica internacional de España y Entel Chile cuesta alrededor de 30 dólares por Mbps en el puerto de Arica, pero el costo que se eleva hasta 130 o 250 dólares por Mbps en Tambo Quemado.

Por otro lado, las proveedoras Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) y Axes controlan los precios de conectividad y en algún momento llegaron a cobrar hasta 1.200 dólares por Mbps. Entel anunció una rebaja de la tarifa de Internet ADSL hasta de 30%; ofertará 512 Kbps a 170 bolivianos.

Wi Fi gratuito en La Paz

El Gobierno Municipal Autónomo de La Paz es la única entidad pública que cuenta con más de 1.500 computadoras en red. “Fuimos pioneros en la implementación del tema tecnológico”, aseguró la presidenta del Concejo Municipal Gabriela Niño de Guzmán en la conmemoración del Día Internacional del Ciberespacio. El 17 de mayo fue instituido como el Día Internacional de Internet y de las Telecomunicaciones por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

La ciudad de La Paz contaba con tres espacios públicos con conexiones de Wi Fi gratuitas: la Plaza Eliodoro Camacho, el Centro Interactivo Pipiripi y el atrio del Palacio Consistorial. Este miércoles comenzaron a funcionar otros 11 espacios conectados a la Red Municipal de Internet Abierto.

Desde ahora se puede navegar gratis en la plaza San Francisco, plaza de Obrajes, Parque Urbano Central, plaza Arandia de Villa Fátima, plaza Alonso de Mendoza, Paseo del Prado, plaza del Estudiante, Atrio de la Terminal de Buses, Zoológico de Mallasa, Casa de la Cultura Jaime Saenz en San Antonio y en el Teatro Municipal.

“En cualquiera de estos espacios públicos podemos conectarnos libremente a Internet, como sucede también en otras capitales del mundo, donde ya no sólo hay espacios públicos, sino ciudades enteras”, destacó el alcalde Luis Revilla y anunció que hasta fines de este año al menos 30 establecimientos escolares accederán gratuitamente a Internet mediante conexiones Wi Fi.

“Tendremos ocho MegaBytes (MB) por segundo, que es una capacidad bastante grande para los servicios que queremos dar, tomando en cuenta que una conexión de 2 MB puede conectar a alrededor de 20 a 30 personas de manera simultánea”, dijo el director de Desarrollo Organizacional y Tecnologías de la Información de la Alcaldía Roberto Zambrana.

Con este servicio, cualquier ordenador portátil o teléfono móvil podrá aprovechar conexiones inalámbricas disponibles en las denominadas zonas Wi Fi, que demandaron una inversión aproximada de 25 mil dólares.

Según Zambrana, “en estos últimos años han proliferado el uso de los dispositivos de los smartphone o teléfonos inteligentes, los tablets y las computadoras portátiles, todos cuentan con una interfaz inalámbrica, gracias a ello es posible conectarse a nuestro sitio de internet público. Entonces cada vez más gente aprovecha este servicio”.

Con información de tynmagazine.com y agencias.