Santa Cruz y La Paz (ABI y Plataformaenergética).- Las reservas de gas natural en América Latina alcanzan a 280 trillones de pies cúbicos (TCF en inglés), mientras que el volumen del crudo es de 260 mil millones de barriles, según el vicepresidente de la petrolera colombiana Ecopetrol Héctor Manosalva.

“En la región actualmente el inventario de reservas ascienden a 260 mil millones de barriles de crudo e igualmente las reservas de gas han llegado a un volumen cercano a los 280 TCF. No obstante, la dinámica de incorporación de reservas de gas en América Latina ha venido disminuyendo consistentemente en varios países de la región”, informó Manosalva en el Segundo Congreso Internacional Gas y Petróleo que se desarrolla en la ciudad de Santa Cruz.

Manosalva disertó sobre las “Condiciones de mercado para el desarrollo de la exploración y explotación. Caso Colombia”,en el foro organizado por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB). Respecto al trabajo de Ecopetrol en Colombia, informó que entre 2004 y 2011 se desarrollaron siete rondas para promover la inversión en Colombia. La inversión extranjera directa para el sector petrolero se incrementó de 278 millones a 5.083 millones de dólares el año anterior.

“Estas rondas nos han permitido pasar de 12,5 millones de hectáreas asignadas en el país para realizar labores de exploración y producción a 102 millones de hectáreas en ocho años. Para octubre de este año hay una ronda donde se ofrecerán 109 bloques para explorar”, explicó Manosalva.

En 2011 se perforaron 126 pozos exploratorios y este año se espera perforar cerca de 180 pozos. “Uno de los incentivos más importantes que se ha dado en Colombia son las reglas de estabilidad jurídica y hay unos incentivos tributarios asociados a las inversiones”, remarcó el representante de Ecopetrol.

Repsol y Petrobras se adjudican nuevas áreas

El Estado boliviano formalizará la entrega de nuevas áreas para la exploración petrolera a las transnacionales Repsol y Petrobras, con las que se ampliará el predominio de esas compañías sobre las áreas de exploración y producción de hidrocarburos.

Petrobras y Repsol producen casi dos tercios del gas y el petróleo que se genera en Bolivia y se han adjudicado cerca a la sexta parte de todas las áreas de exploración hidrocarburífera de Bolivia, según los datos de una investigación del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla).

En el Congreso de Santa Cruz, Repsol fue autorizada por la petrolera estatal boliviana para iniciar el proceso de exploración en nuevas áreas, informó la Gerencia de Evaluación de Recursos Hidrocarburíferos de YPFB. El martes, la brasileña Petrobras logró la aprobación del Directorio de YPFB que le permiten explorar gas y petróleo en tres áreas reservadas del departamento de Tarija.

Según el estudio “Gasolinazo: subvención popular al Estado y a las petroleras”, Petrobras se ha adjudicado el 10% de todas las áreas exploratorias de Bolivia, 8% obtenidos con anteriores contratos de operación y 2% bajo la modalidad de los “convenios de estudio”. Repsol obtuvo el 6% de las áreas de exploración, 5% por contrato y 1% por los “convenios de estudio”.

Estos “convenios de estudio”, que permiten que el Estado boliviano entregue nuevas áreas exploratorias a las petroleras, se realizarían de manera discrecional por parte del gobierno boliviano al amparo de los decretos 29130 de mayo de 2007 y 29371 de diciembre de 2007.

La atribución para firmar los convenios de estudio es delegada directamente al Presidente Ejecutivo de YPFB, los mismos que se convierten en la vía más expedita que tienen las empresas extranjeras para acceder a la conformación de una sociedad mixta con YPFB y adjudicarse contratos de exploración y explotación en áreas reservadas, sostiene el Cedla.

Con la disponibilidad de más áreas de exploración y explotación, las petroleras extranjeras podrían acrecentar aún más la participación preponderante que tienen en la disposición de reservas, en la producción de gas y petróleo y en las ganancias del negocio petrolero.

Según el especialista del Cedla Carlos Arze, las compañías petroleras, que controlan el 82% de las riquezas hidrocarburíferas bolivianas, controlan anualmente más de mil millones de dólares del valor de la producción de gas natural y petróleo. Esto significa que, a pesar de la “nacionalización”, un poco más de un tercio de los ingresos generados en el millonario negocio fue a parar a manos de consorcios extranjeros, señala Arze.

Nuevas áreas para Petrobras y Repsol

El 16 de mayo, YPFB y Repsol suscribieron nuevos convenios para encarar estudios de exploración en áreas de Santa Cruz y Potosí. Una vez obtenidos los resultados del estudio en un plazo de 10 meses o antes Repsol tendrá la opción de definir si desea firmar un contrato de servicios petroleros. El área Carahuaicho 8C, en Santa Cruz, tiene una extensión de 97.500 hectáreas, mientras que la de Casira, en Potosí, abarca 192.500 hectáreas.

El Directorio de YPFB aprobó las resoluciones de los informes finales de los convenios de estudio suscrito con Petrobras Bolivia SA para las áreas reservadas Astillero, Sunchal y San Telmo, ubicadas en el departamento de Tarija, informó el vicepresidente de Administración, Contratos y Fiscalización de YPFB Corporación Fernando Salazar. El Directorio de la petrolera nacional autorizó al presidente interino Carlos Villegas la negociación de los nuevos contratos, indica un comunicado de YPFB al señalar que la máxima instancia “aprobó las resoluciones de los informes finales de los convenios de estudio”.

“Las actividades netamente exploratorias que se realizarían en estas áreas permitirán corroborar el verdadero potencial hidrocarburífero que está presente en las mismas, el cual fue evaluado preliminarmente por Petrobras a través de convenios de estudios”, asegura Salazar.

Los convenios de estudio fueron suscritos hace más de un año, en marzo del 2011, los trabajos se realizaron en el marco de los plazos establecidos por la petrolera estatal. Los informes finales presentados por Petrobras fueron revisados y evaluados en YPFB concluyendo que “cumplieron satisfactoriamente con los contenidos de los convenios de estudio y que las áreas cuentan con un importante volumen de recursos prospectivos de gas y condensado”, asegura un boletín institucional

Además, el embajador de Brasil en Bolivia Marcel Biato informó el jueves que la empresa brasilera Brasken pretende adjudicarse el proyecto de YPFB para construir una planta de etileno y polietileno. “La confianza de mi país se refleja en la participación en los proyectos Bolivianos. Brasken espera que YPFB lance la licitación de la planta de gas químico de etileno (y polietileno), para participar, haber si nos toca colaborar en ese emprendimiento”, dijo a los periodistas.

Según YPFB, nueve empresas internacionales especializadas en la industria petroquímica, de 29 invitadas, expresaron su interés en realizar los estudios de ingeniería conceptual de la Planta de Etileno y Polietileno del Gran Chaco.

El complejo producirá etileno y polietileno proveniente del etano, materia prima que se producirá en la Planta de Separación de Líquidos del Gran Chaco. La planta procesará aproximadamente 600.000 toneladas métricas anuales de polietilenos de diferentes calidades y características. El polietileno sirve como materia prima para la elaboración de una gran variedad de productos plásticos y, por tanto, abrirá la posibilidad de iniciar la generación de medianas y pequeñas empresas.