La bancada de diputados del MAS acusó a la legisladora del Movimiento Sin Miedo (MSM) Marcela Revollo de “transfugio político” y decidió enviarla a la Comisión de Ética para arrebatarle el curul. Los diputados del MSM desafiaron a los masistas a medir fuerzas en un referéndum revocatorio de diputados uninominales.

La bancada oficialista en la Cámara de Diputados aprobó la remisión del presunto caso de transfugio de la diputada Revollo a la Comisión de Ética para que esa instancia decida si procede o no la recuperación del curul que supuestamente pertenece al MAS.

Según el oficialismo, la legisladora llegó al Congreso como representante de la Circunscripción número 10 de La Paz, en alianza con el MAS en las elecciones generales de 2009, pero ahora “la diputada Revollo está haciendo su otra bancada del MSM y no corresponde de acuerdo al Reglamento y la Ley de Partidos Políticos”, aseguró el jefe de bancada del MAS Roberto Rojas.

Rojas explicó que el MAS y el MSM conformaron una alianza política en las pasadas elecciones generales, según la cual se entregaron tres curules en la Cámara de Diputados a los legisladores del MSM Marcela Revollo, Fabián Yaksic y Javier Zavaleta.

Tras la ruptura de la alianza por iniciativa del Presidente Evo Morales, el MAS exige al MSM que devuelva el curul ocupado por Revollo, alegando que la diputada asumió la jefatura de la bancada del MSM, y por tanto conformó una “bancada paralela”. Rojas anunció que su partido presentará “las pruebas de transfugio político… porque eso se ha determinado en una reunión orgánica”.

La diputada Revollo recordó que el MSM firmó un acuerdo electoral con el MAS en el que se establece claramente que ambos partidos no pierden su identidad política en caso de una ruptura de la alianza, lo que ocurrió después de las elecciones de 2009. “El rompimiento significó que cada partido recupere su libertad dentro de la Asamblea Legislativa Plurinacional”, recalcó el diputado Yaksic.

Luego de que el jefe de la bancada del MAS amenazó con arrebatarles los curules, Revollo y Yaksic desafiaron este martes al oficialismo a un referéndum revocatorio de diputados uninominales de La Paz. “Si consideran que los curules les pertenecen, que se llame a un referéndum revocatorio para saber a quién pertenece la representación de las circunscripciones 8, 9, 10, 11 y 12 de La Paz; a ver si se animan todos los diputados del Movimiento al Socialismo”, retaron los sin miedo.

Según Yaksic esa es “la única manera democrática para pretender sacarnos de nuestros curules, porque nosotros hemos sido electos por la ciudadanía”. “Esta nada más es una arremetida, una más en contra del MSM que no nos preocupa”, aseguró el legislador opositor, antes de señalar que su partido emerge como una alternativa vigorosa desde la izquierda y eso estaría incomodando al MAS.

“Creo que el MAS ha entrado en una suerte de esquizofrenia gubernamental frente a lo que está sucediendo con las encuestas que van ratificando que alrededor del 70% está en contra del gobierno y que más del 60% no apoyarían una posible reelección del Presidente Morales”, comentó el asambleísta del MSM, refiriéndose a una reciente encuesta de la cadena radial Fides.

La encuesta realizada por Servicios Estadísticos del grupo Fides revela que Juan Del Granadose perfila como candidato presidencial alternativo a Evo Morales en los comicios de 2014.Se preguntó a los paceños: ¿A quién elegiría para candidato a presidente?: Juan Del Granado, Samuel Doria Medina, Evo Morales, Luis Revilla, Carlos Mesa, Álvaro García Linera, Rubén Costas, Felix Patzi y un militar.

El 27,10% de los consultados dijo que ninguno le convence; luego aparece el nombre de Juan Del Granado con el 16,6%,a continuación aparece Samuel Doria Medina de Unidad Nacional (14,50%); sigue la opción no sabe o no responde con 13,80% y después Evo Morales del MAS con 12,8%. Los siguientes nombres de la lista de opciones obtuvieron porcentajes de entre 0,5% y 3,7%.

Espionaje gubernamental

Los parlamentarios del MAS anunciaron su intención de arrebatar el curul a la diputada Revollo luego de que el ministro de Gobierno Carlos Romero denunció que la legisladora del MSM financia la IX marcha indígena. El martes de la semana pasada, el Ministerio de Gobierno difundió una grabación en la que se escucha a Revollo, esposa del líder del MSM Juan del Granado, coordinando acciones para financiar la movilización indígena.

“En esta conversación reveladora, la diputada Revollo se comunica con Yosin Fabricano, sobrino de Marcial Fabricano, ex viceministro de Gonzalo Sanchez de Lozada, para definir el financiamiento económico la marcha”, destaca un comunicado enviado por la oficina de prensa del despacho de Carlos Romero.

En la grabación difundida por el gobierno, la diputada Revollo solicita a su interlocutor que le mande “el nombre, apellido y carnet de identidad para que yo pueda depositarle en una agencia de banco (…) no importa si no tiene cuenta (…) y me dicen más o menos cuanto necesitan, no sé, algo que nos permita mantener unos días y luego les volvemos a enviar (…)”.

Días después, el ministro Romero dijo que había iniciado una acción legal contra Revollo por el delito de sedición. “La diputada ha admitido que ella evidentemente ha tenido relación (con la marcha y) está conspirando contra nuestro país”, justificó el diputado Rojas.

Al día siguiente, Revollo dijo que el ministro Romero confesó haber introducido en su oficina grabadoras y otros artefactos para violar sus derechos constitucionales, y anunció que presentaría una querella penal contra la autoridad de Estado por el delito de espionaje.

La diputada del MSM dejó establecido que no fue víctima de un simple “pinchazo” telefónico –intercepción de llamadas-, sino de la introducción de agentes o artefactos que violaron la privacidad de su oficina parlamentaria ubicada en la plaza España de la ciudad de La Paz.

“El domicilio, la residencia o la habitación de las asambleístas y los asambleístas serán inviolables, y no podrán ser allanados en ninguna circunstancia. Esta previsión se aplicará a los vehículos de su uso particular u oficial y las oficinas de uso legislativo”, dijo Revollo en conferencia de prensa, leyendo el parágrafo II del artículo 151 de la Constitución.

Revollo reconoció que apoya a los indígenas vendiendo tarjetas postales. “Lo que (Romero) califica de financiamiento es la actividad de un conjunto de ciudadanos y ciudadanas que a nivel nacional estamos vendiendo unas tarjetas a 5 bolivianos… Esto está sirviendo para llevar agua, pañales, medicamentos a la marcha en una actividad absolutamente ciudadana”, precisó.

“Ratifico mi apoyo y mi solidaridad a la IX marcha; y mi compromiso con la demanda de justicia, territorio y dignidad de los pueblos indígenas de tierras bajas. Así como apoyé anteriores marchas, así como estuve en la marcha por la vida hace 25 años, con la misma fuerza y convicción me solidarizo con la novena marcha de tierras bajas”, declaró Revollo.

El líder del MSM Juan Del Granado condenó la actitud “cínica y canallesca” del gobierno, que inicia una querella por sedición contra la diputada de su partido, perono acepta que el ministro Romero violó los derechos constitucionales y la privacidad de la asambleísta.

“Los autores de los delitos, de la violación a la Constitución y del derecho a la privacidad han iniciado acciones penales y, por tanto, están pasando de la actitud dictatorial fascistoide a la actitud cínica y canallesca de querer sentar en el banquillo de los acusados a la víctima”, deploró Del Granado.

Según el jefe del MSM, “el gobierno ha incurrido en delitos con actitudes ya no sólo autoritarias, sino típicamente fascistoides, propias de las dictaduras, introduciendo micrófonos y grabadoras a las oficinas privadas de una representante nacional del MSM”.

“De la improvisación, el autoritarismo y la demagogia estamos pasando claramente a la comisión de graves delitos contra la Constitución y las leyes”. Según el líder del MSM, Romero habría violado de manera flagrante el artículo 151 de la Constitución y los artículos 340 y 341 del Código de Procedimiento Penal que prohíben grabar conversaciones y mucho menos difundirlas.

“Los ministros de Gobierno y de Comunicación (Amanda Dávila) ratificaron su conducta delictiva y es por eso que la diputada Revollo ha formalizado ante el Ministerio Público una querella penal para que se investigue todas las connotaciones de este acto de espionaje político”, dijo Del Granado.

El líder político opositor consideró que el Ministro de Gobierno está obligado a explicar ante el Ministerio Público cómo obtuvo la grabación, por qué lo hizo, a través de quién y a cambio de qué, puesto que están en juego las garantías constitucionales, que fueron violadas como en épocas dictatoriales.