(Agencias).- El representante del Defensor del Pueblo en La Paz Álvaro Flores no observó signos de golpes o malos tratos en el cuerpo y rostro de la enfermera Leonor Boyán, quien denunció haber sido golpeada en celdas policiales. Un examen forense constató “objetivamente” que la enfermera no fue torturada, aseguró el ministro de Gobierno Carlos Romero.

El representante departamental del Defensor del Pueblo Álvaro Flores se entrevistó este lunes con Boyan, quien que se encuentra en terapia intensiva tras la supuesta golpiza policial que habría recibido el pasado jueves luego de una protesta callejera en inmediaciones del Ministerio de Salud.

“La enfermera indica que varios policías la detuvieron, que la insultaron, que la trataron mal, que la golpearon, (pero) no pudimos evidenciar esos golpes, pero tampoco somos la instancia que va determinar eso”, declaró Flores en una entrevista exclusiva concedida a la red Erbol, y solicitó un informe oficial al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF).

El ministro de Gobierno Carlos Romero aseveró que Boyán no fue torturada ni golpeada, como reportaron varios medios de comunicación, sino dijo que buscó “refugió” en el Hospital de Clínicas por temor a ser detenida”.

Según Romero, un examen forense constató “objetivamente” que la enfermera no fue torturada, sino que “esa persona que estaba agrediendo (a efectivos del orden) con elementos contundentes se lanzó al piso para evitar ser fotografiada y para evitar ser detenida alegó que estaba embarazada, y se la trasladó a un centro médico.”

Boyán fue puesta “a disposición de sus colegas médicos y enfermeras movilizados contra el gobierno, un torturador jamás haría eso. Nosotros no somos torturadores, eso no va con nuestra filosofía, con nuestra forma de ser”, explicó el Ministro.

Romero acusó a Boyán de haber lanzado una piedra a la cabeza del viceministro de Régimen Interior y Policía Jorge Pérez. “Esa enfermera tenía amarradas unas piedras con las que atacó al viceministro. Es una persona agresiva, violenta”, declaró a radio Panamericana.

El director Nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) Jorge Toro dijo que Boyán fue trasladada a dependencias de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen acompañada de un oficial de Radio Patrulla 110 que sentó la denuncia correspondiente, “pero en ese momento se detectó que sufría dolores estomacales”, por lo que se decidió trasladarla a un centro médico.

Toro recalcó que Boyán no fue arrestada ni aprehendida, pese a que participó en disturbios callejeros en los que resultaron heridos el viceministro Pérez y varios efectivos policiales.

Los diputados Patricia Mancilla y Antonio Molina del MAS solicitarán un informe oral al Ministro de Gobierno sobre los sucesos acaecidos el 10 de mayo, en especial del incidente que derivo en la agresión al viceministro Pérez.

Los diputados oficialistas quieren saber cómo se identificó al agresor o agresora del Viceministro, qué acciones legales se tomaron, quién ordenó la detención y si hubo agresiones físicas a la enfermera Boyan. Además, solicitarán un informe médico del estado clínico actual de la enfermera, si se halla en estado de gravidez, y si existe fluidez de información por parte de los médicos que la atienden.