Vidrios rotos, chóferes apaleados, llantas quemadas y piedras y escombros desparramados en las vías, fueron el saldo de la primera jornada del paro de 48 horas. Una larga hilera de peatones abarrotó las avenidas troncales tanto del norte como sur de la ciudad de El Alto. Juntas vecinales amenazan con organizar un contra bloqueo. Entidades públicas trabajaron en horario continuo.

El Alto, (APA).- Los chóferes organizados en grupos que se concentraron en los cruces de las principales avenidas lograron paralizar el tráfico vehicular, ejecutando bloqueos y propinando chicotazos a los conductores que hicieron circular sus motorizados en la primera jornada del paro de 48 horas del autotransporte sindicalizado. Vidrios rotos de vehículos, conductores apaleados, restos de llantas quemadas y escombros y piedras desparramadas en las vías, quedaron como saldo de la medida de presión que ejecutaron los chóferes sindicalizados.

La medida de presión que se tenia que ejecutar a nivel nacional por decisión del último congreso de chóferes sindicalizados del país, se ejecutó sólo en la ciudades de La Paz y El Alto, en rechazo de la Ley Municipal de Transporte, principalmente de la sanción que establece y al plan de transporte masivo que pretende implementar la Alcaldía de La Paz.

Desde las seis de la madrugada de hoy, los grupos organizadores de chóferes sindicalizados se concentraron en los denominados cruces y ex trancas de la ciudad de El Alto e inmediatamente comenzaron a bloquear con piedras, escombros y hasta con tubos de concreto para alcantarillado. Para hacer notar su presencia, los bloqueadores quemaron llantas, como el caso de la Av. Litoral y la Av. Cesar Valdez.

La jornada de protesta de los chóferes se caracterizó por la participación de mujeres que trabajan como voceadoras de mini buses en el auto transporte de El Alto. Ellas fueron las más radicales en la medida de presión que se ejecutó.

Pese a que la policía dispuso de efectivos que patrullaron en motocicletas las principales vías de la urbe alteña, no pudo evitar que los grupos organizados de chóferes sindicalizados causen destrozos a vehículos particulares, a los cuales apedrearon causando la rotura de sus vidrios, especialmente en el cruce a Villa Adela, el cruce entre la Av. Litoral y Cesar Valdez.

Actividades a medias

Debido la decisión de la suspensión de labores escolares fue comunicado con demora, en varias unidades educativas que funcionan en las mañana, las actividades se desarrollaron a medias, especialmente en el sur de la ciudad de El Alto, donde los estudiantes se retiraron a sus casas a las once de la mañana.

En la tarde, al conocerse la disposición aprobada por el gobierno central, las actividades escolares fueron suspendidas. De acuerdo a las instrucciones emitidas por los directores de las escuelas fiscales, el martes se suspenden las clases.

Las actividades en las entidades públicas, como la Alcaldía, el Poder Judicial y otras entidades, al margen de otorgar tolerancia, a sus funcionarios, trabajaron en horario continuo.

Una gran parte de los ciudadanos que fueron perjudicados en sus actividades y representantes de las juntas vecinales, protestaron contra el paro que ejecutaron los chóferes de la ciudad de El Alto, en vista a que consideran que la medida de presión se centra contra la ley que fue aprobada por el Gobierno Municipal de La Paz.

Representantes de las juntas vecinales de los distritos 7, 8 y 14, anunciaron que convocarán a asambleas donde aprobarán medidas que desactive el bloqueo que ejecutan los chóferes sindicalizados.

Hasta el cierre de este informe, los representantes de los chóferes que ejecutaban los bloqueos, anunciaron que la medida se ejecutará hasta altas horas de la noche.