Con más de 1.600 antenas o radio bases instaladas a lo largo del país, la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) logró ampliar su red de servicios y está a un paso alcanzar el 100% de cobertura en los 337 municipios de Bolivia.

“Cuando hablamos del crecimiento de la empresa en los últimos cuatro años, después de la nacionalización, podemos afirmar que obtuvimos buenos resultados y tenemos cobertura prácticamente en los 337 municipios del país”, destacó el gerente General de Entel Roy Méndez en una entrevista con medios de comunicación del Estado. (ABI)

El gobierno de Evo Morales nacionalizó Entel el 1 de mayo de 2008 y dos años después pactó con la empresa afectada, la italiana Euro Telecom Internacional (ETI), el pago de una compensación de al menos 100 millones de dólares. En diciembre de 2010 Entel pagó la compensación con recursos propios, y asumió pasivos contingentes que oscilan entre 104 y 109 millones de dólares.

Los capitalizadores de Entel invirtieron alrededor de 90 millones de dólares en el período 2004-2007. Desde la nacionalización en 2008 hasta la fecha, la compañía en manos del Estado invirtió más de 282 millones de dólares, es decir 213% más: 82 millones de dólares en 2009; 102 millones en 2010, y aproximadamente 220 millones en 2011.

Expansión de la red

En los últimos cuatro años la telefónica estatal instaló 1.203 radio bases de telefonía, la mayoría en zonas rurales, sumando en total 1.680 con las antenas instaladas en anteriores gestiones de gobierno (477). Solamente en 2010 más de 300 nuevas antenas fueron instaladas en poblaciones rurales; y entre 2009 y el primer semestre de 2011 se habilitó 114 nuevas antenas de telefonía GSM en La Paz.

Antes de la nacionalización solo20 alcaldías paceñas contaban con radio bases de telefonía móvil; y hasta la primera quincena de julio de 2011 el servicio llegó al 94% de los municipios de La Paz, detalló el gerente Regional de la empresa Jorge Gonzalez.

Entel inauguró una nueva antena de telefonía móvil en uno de los cerros más altos del municipio de la Asunta, provincia Sud Yungas, cuya señal alcanza a poblaciones aledañas como Israel, Siguani Grande, Flor de Mayo, Pichari, Villa Esperanza, Cajones, Américas, Palestina y Guayaba, beneficiando a cerca de 8 mil habitantes.

Además, el municipio de Palca cuenta con dos antenas, una de ellas en Cohoni, que expande su señal hacia las poblaciones de Cohoni, Cachapaya, Pucaya, Cayimbaya, Mutuaya, Mina Imalaya, Millucato, Waricana, Challasirca, La Granja, Sebolullo, Tanimpaya, Tahuapalca y Chañurani, en beneficio de al menos cinco mil pobladores.

El año pasado Entel inauguró un multicentro de atención al cliente en la población de Yapacaní, al norte de Santa Cruz, con una población de más de 30 mil habitantes; y también una nueva antena de telefonía celular en Terebinto, municipio de Porongo, favoreciendo a por lo menos 1.500 habitantes. La tecnología de Entel también se activó en la lejana población pandina de Humaita enclavada en la región de la Amazonía, a más de 50 kilómetros de Cobija, y donde radican entre 400 y 500 personas.

Antes de la nacionalización Entel llegaba a 334 localidades del país y abarcó a 1.200 en el área rural hasta el 31 de octubre de 2011, un crecimiento de 259%. En el último cuatrienio, la señal de la telefónica cubrió al menos a 335 capitales de municipio. “Nos faltan completar dos capitales que no hemos podido cumplir debido a inundaciones y lluvias que impiden llegar a esas regiones”, explicó el gerente de Entel.

Méndez dijo que “Entel hace esta contribución tecnológica en el marco de la democratización de las telecomunicaciones, siendo estas un servicio básico y un derecho humano por mandato constitucional”.

Modernización tecnológica

Entel ha desplegado en Bolivia una de las primeras redes de cuarta generación (4G) de Sudamérica, que a la fecha brinda cobertura en ocho de los nueve departamentos del país. La empresa anunció oficialmente la introducción de tecnología 4G luego de actualizar su red 3.75G en Trinidad, Tarija, Oruro, Sucre y Potosí. El servicio 4G se extiende rápidamente en las ciudades de La Paz y El Alto con aproximadamente 40 radio bases en distintas zonas y barrios.

La característica principal de esta red denominada técnicamente HSPA+ (acceso de paquetes de alta velocidad evolucionado) es la velocidad de descarga que alcanza los 21 mbps (mega bits por segundo). La red HSPA+ se encuentra en etapa de pruebas en las ciudades de Santa Cruz, Cochabamba y Cobija.

Como recurso compartido desde cada radio base, Entel presentó con fines demostrativos otra tecnología de cuarta generación, la LTE (evolución de largo término), destacada por alcanzar velocidades de descarga de 65 Mbps (megabits por segundo).

La ciudad de La Paz fue la primera capital en experimentar en 2011 la plataforma de demostración de Internet Súper Banda Ancha (4G –LTE). Bolivia es uno de los primeros países de la región que hace este tipo de pruebas junto a Chile, Argentina y Brasil.

Utilidades y contribuciones

Cuando fue nacionalizada, Entel tenía 1,8 millones de clientes y hasta octubre de 2011 atendía a 3,5 millones de usuarios. A fines de 2011 detentaba alrededor del 42% del mercado local de telefonía móvil, convirtiéndose en el operador dominante, seguido de Tigo (35%) y Viva (22%). (Vicepresidente Álvaro García Linera; programa El Pueblo es noticia de radio Patria Nueva, 27 de noviembre de 2011)

En el primer semestre de 2011 Fitch Rating otorgó a Entel la máxima certificación como empresa estable “Triple A” en Bolivia, debido a su “importante posición de liderazgo en el mercado de las telecomunicaciones, su diversidad de servicios y su reconocimiento de marca, así como su sólida posición financiera y elevada liquidez”.

En enero de 2012 la calificadora de riesgo Pacific Credit Rating concedió a Entel la calificación “AAA con perspectiva estable”, considerando su participación histórica en el mercado, ingresos por ventas, utilidades históricas, estructura de capital, liquidez y gestión de mercado, diversificación de ingresos y situación patrimonial. (http://www.tynmagazine.com)

La principal fuente de ingresos de Entel es el servicio de telefonía móvil, seguido por los servicios de interconexión entre telefónicas privadas. La empresa invierte el 50% de sus utilidades y destina el 47,74% al pago de la Renta Dignidad.

Méndez detalló que las utilidades de Entel en 2009 sumaron Bs.478 millones, 16% más que en 2008 (alrededor de Bs, 420 millones); y en 2010 ascendieron a Bs. 552,58 millones, un aumento interanual del 15,6%.

En 2008 Entel obtuvo 57 millones de dólares de utilidades, pagó 51 millones de dólares en impuestos y 26 millones de dividendos para la Renta Dignidad. En 2009 contribuyó con 35 millones en impuestos y generó 68 millones de dólares de ganancias.

“En 2010 la cosa mejoró: 36 millones de dólares de impuestos, 33 millones para la Renta Dignidad y 74 millones de dólares de ganancia”, celebró García Linera. Hasta octubre de 2011 las utilidades sumaron 91 millones de dólares, y el aporte anual para la Renta Dignidad ascendió a 39 millones de dólares.