La Cámara de Diputados de Bolivia aprobó tres proyectos de ley que declaran patrimonio histórico, cultural y ancestral de Bolivia a las danzas del Pujllay, el Ayarichi y la Waka Waka o Waka Thocoris, y a las construcciones post Tiwanacotas y preincaicas de Iskanwaya.

El 12 de marzo de este año, el pleno de la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley N. 043/2012-2013 que reconoce y declara a las danzas del Pujllay y el Ayarichi, expresiones de la cultura yampara, patrimonio histórico, cultural, oral tangible e intangible de propiedad nacional.

“Sabemos que nuestro país tiene diferentes culturas y danzas, y nosotros como legisladores vamos a llevar adelante el desarrollo que debe tener nuestra cultura, porque las danzas Pujllay y Ayarichi son expresiones de la cultura Yampara”, informó el diputado Eleuterio Guzmán, presidente de la Comisión de Naciones y Pueblos Indígena Originario Campesinos, Culturas e Interculturalidad.

El Ministerio de Cultura será el encargado de formular formule y ejecutar políticas de fomento, protección y difusión de esta danzas, así como la riqueza cultural, religiosa, histórica y documental, salvaguardando el registro de la propiedad intelectual y promoviendo su custodia y conservación. Además, deberá gestionar ante la UNESCO para declarar el Pujllay y Ayarichi como patrimonio oral, cultural, ancestral e inmaterial de la humanidad.

Por otro lado, 12 de abril la Cámara Baja aprobó el proyecto de Ley N. 0161/2012-2013 que declara patrimonio cultural e inmaterial de Bolivia a la danza Waka Waka o Waka Thocoris. La normativa encarga al Ministerio de Culturas catalogar y emitir el certificado de patrimonio cultural e inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia.

“De un tiempo a esta parte en nuestro país se ha perdido los valores culturales. Por falta de incentivo, los jóvenes de hoy no saben de la cultura que tenemos. Lamentablemente países vecinos se están apropiando de la danza Waka Waka, que es muy nuestra, distorsionando la vestimenta”, sostuvo el diputado proyectista Jorge Choquetarqui.

El mismo día, la Cámara de Diputados aprobó en sus estaciones en grande y en detalle el proyecto de Ley N. 054/2012-2013 que declara patrimonio nacional, monumental y arqueológico de Bolivia a las construcciones post Tiwanacotas y preincaicas de Iskanwaya.

“El monumento arqueológico de Iskanwaya, ubicado en la provincia Muñecas del norte de La Paz, forma parte de un complejo arqueológico con 17 sitios de interés, que es mucho más antiguo que el de Machu Pijchu; fue descuidado y corresponde darle el valor que se merece”, dijo el asambleísta Eleuterio Guzmán.

La norma declara de prioridad la conservación de este monumento arqueológico, y autoriza al Gobierno Departamental de La Paz y al Gobierno Municipal de Aukapata gestionar los fondos para su puesta en valor, su promoción y su difusión. Asimismo, determina que el Ministerio de Culturas sea el encargado del registro, la catalogación y la emisión del certificado de patrimonio cultural de este complejo arqueológico.

Anteriormente, las Leyes 138, 137, 136, 135, 134, 123 y 117 declararon Patrimonio Histórico Cultural e Inmaterial a las Danzas “Saya Afroboliviana”; “Los Caporales”; “La Llamerada”; “La Morenada”; La Kullawada”; al Instituto de Educación Integral y Formación Artística “Eduardo Laredo” de Cochabamba; y a la Festividad de la “Virgen de la Asunción” de Llallagua, Potosí.

Ley 151 Declara Patrimonio Cultural a los Símbolos de Markas, Ayllus y Comunidades Originarias; la Ley 149 Declara Patrimonio Cultural e Inmaterial del Estado Plurinacional de Bolivia a la Danza “La Diablada”; y la Ley 155 Declara Patrimonio Cultural Vivo e Intangible de Bolivia a la tradicional Entrada Folklórica Universitaria de San Andrés.

Las anteriores leyes fueron aprobadas en cumplimiento del artículo 298 de la Constitución Política del Estado, que determina como competencia exclusiva de la Asamblea Legislativa Plurinacional la promoción de la cultura y conservación del patrimonio cultural histórico, artístico, intangible e intangible de interés del Estado.

El artículo 99 determina que la riqueza, arqueológica, paleontológica, histórica, documental y la procedente del culto religioso y del folklore es patrimonio cultural del pueblo boliviano. Asimismo, el Decreto Supremo N. 29272 de 2007, que determina los lineamientos estratégicos del Órgano Ejecutivo, incluye la revalorización de la identidad cultural de Bolivia.