En Bolivia existen empresarios privados que emplean localmente ciencia y tecnología de punta importada, más un moderno, incansable y disciplinado trabajo diario industrial en el frío altiplano, paralelamente al manejo ganadero en el cálido Oriente desde la ciudad de La Paz. Son los Bauer que formaron Hansa Ltda y también se dedicaron a la ganadería. Su empresa matriz ganadera, Tusequis Ltda, adquiere la empresa Stege para integrarse desde la producción de carne en
Estancias Espíritu, Beni,
hasta el embutido. Esta última fundada por Guillermo Bauer Elsner, sucedido por sus hijos Bernardo y Peter, unidos a Peter Elsner, los tres ingenieros agrónomos (a parte de Mercedes Rosemary y Nicolas).

Los Bauer y Elsner siempre estuvieron con lo más avanzado en sus exigencias empresariales. Lo que no sorprende, porque también cuando los arquitectos Iturralde Levy fueron pioneros en introducir el hormigón armado en Bolivia, les construyeron los edificios actual BNB/ex Casa Bernardo en la Av. Camacho, COTEL /ex Elsner en la calle Mercado/Socabaya, así como Hansa en la misma Mercado/Yanacocha.

Por lo que las condiciones extremas del Beni no fueron impedimentos para que triunfen, también apostando a personas de conocimientos y habilidades extraordinarias en sus especialidades. En esa región oriental no faltan inundaciones que inhabilitan grandes extensiones de sabanas, también prolongados período de sequia, en algunos momentos extremas como la de 2010. Ni que escribir sobre fuegos de efectos devastadores que se traducen en grandes pérdidas productivas, infraestructura y ecosistema de las estancias ganaderas. ¿Cómo hacerles frente?

Con programas genéticos bien estructurados y serios que poco a poco han remplazado el ganado cebú por el brahmán yacumeño buscando alta productividad. Pero también

un ganado, ¡eh aquí lo principal!, de alta adaptación a períodos prolongados de inundación y demás extremos ya citados

. Para lo cual, desde 1961 contaron con el asesoramiento de un destacado maestro de maestros en genética bovina del trópico latinoamericano, Dr. Dieter Plasse, fallecido el 2011, quien alcanzó destacados resultados. Razón del emotivo y homenaje que le rindieron en el calendario 2012 de

Estancias Espíritu

por sus aportes en la selección de fertilidad, habilidad materna y adaptación ante las condiciones extremas del Beni.

Lo que permite total éxito en la venta de la producción de toros de alto valor genético con DEP de muy buena precisión, alimentados con pastos a base de semillas Brachiaria Humidicola, las que también combaten la erosión de suelos, en un caminar por innovaciones y búsqueda de mejoras continuas, otro de los legados del Dr. Plasse, cuyas recomendaciones y exigencias siempre fueron acompañadas por vaqueros en unión perfecta con los caballos, personal de campo que cuenta con todas las facilidades para el “vivir bien” de sus familias. Felicitaciones a Peter Bauer y Peter Elsner.