(ABI).- El gobierno boliviano no modificará el aumento salarial del 6,9% ofrecido a la Central Obrera Boliviana (COB), pero está dispuesto a subir el porcentaje de incremento del salario mínimo nacional de 15 a 18%, confirmó el ministro de Economía y Finanzas Públicas Luis Arce.

“El gobierno nacional, haciendo un esfuerzo que esperamos sea comprendido por los compañeros, ha decidido subir la propuesta de incremento en el salario mínimo nacional de 15% a 18%; esto es un esfuerzo que hacemos a objeto de que pueda llegarse a acuerdos y soluciones”, informó Arce.

Con la nueva propuesta, el salario mínimo subiría de 815 a 962,17 bolivianos, en tanto que el aumento salarial de 6,9% se mantiene en la negociación. El gobierno envió su propuesta a la Comisión Económica Salarial de la COB y espera una respuesta hasta el miércoles.

Arce descartó que el nuevo incremento tenga un efecto negativo en el empresariado privado, ya que sus ganancias y utilidades en los últimos años registraron importantes datos; “por lo tanto esto significa una redistribución de ingresos entre empresarios y trabajadores”.

Por su parte, el ministro de Trabajo David Santalla recordó que anteriores gobiernos congelaron los salarios durante varios años, particularmente el salario mínimo nacional. “Se han desconocido diferentes bonos, nunca hubo incrementos salariares como el que se está otorgando a partir de la gestión 2006”. Remarcó que el aumento al salario mínimo nacional tendrá un efecto multiplicador porque aumentará también el bono de antigüedad y las asignaciones familiares.

Según el informe “Panorama Laboral 2012 en América Latina y el Caribe” de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Bolivia se ubica entre los países con mayor crecimiento del salario mínimo, el cual ascendió a 815 bolivianos en 2011. El incremento salarial en Bolivia fue de 20%, por encima de Perú y Uruguay donde el incremento fue entre 11 y 17%.

“Tanto para el gobierno como para analistas laborales y economistas, el planteamiento inserto en el pliego petitorio de la COB de 8.000 bolivianos como salario mínimo nacional, resulta desmedido e irreal. Sobre todo si se tiene en cuenta que los últimos incrementos porcentuales fueron superiores, en términos nominales, al índice de inflación”, opina la OIT.

Aumenta la inversión pública

El Ministerio de Economía y Finanzas Publicas informó el martes que el Presupuesto General del Estado (PGE) reformulado 2012 incrementa la inversión pública de 3.252 millones a 3.461 millones de dólares, por la incorporación de recursos adicionales no ejecutados en 2011.

El PGE para la gestión 2012 aprobado en diciembre en la Asamblea Legislativa establecía un importe agregado de 185.889 millones de bolivianos, monto que sube a 191.321 millones en el presupuesto reformulado (un incremento de 5.432 millones) y un PGE consolidado que se incrementa de 145.943 a 151.295 millones de bolivianos.

“El 97% de los recursos adicionales representan los ingresos mantenidos por los Municipios, Gobernaciones y otras entidades del Sector Público en saldos de caja y bancos, es decir los recursos que no llegaron a invertir en años pasados; y un 3% corresponde a transferencias corrientes (1%), tasas, derechos y otros (1%) e ingresos por impuestos (1%)”, detalló el Ministerio de Finanzas.

“Con la promulgación del PGE 2012 reformulado, a través de la Ley 233, el monto asignado a la inversión pública para este año sube 6%. Con estos nuevos recursos, que ya están en las cuentas de los municipios y entidades del sector público, se alcanzaría una inversión de 3.461 millones de dólares, es decir un incremento del 6% (208 millones de dólares) con respecto a lo que se tiene actualmente presupuestado”, precisó el ministro Arce.

La inversión pública en Bolivia ascendió a 879 millones de dólares en 2006; subió a 1.005 millones en 2007; a 1.351 millones en 2008; a 1.439 millones en 2009; a 1.521 millones en 2010 y a 2.153 millones en 2011.