San Juan, (PL).- El gobierno de Puerto Rico demandó junto a 15 estados norteamericanos a la compañía Apple y tres casas editoras por conspirar para encarecer los libros electrónicos, informó el ministro de Justicia Guillermo Somoza. La acción judicial contra prácticas de monopolios fue presentada en el Tribunal de Estados Unidos para el Distrito Occidental de Texas, en la ciudad de Austin.

En el pliego se detalla que la empresa tecnológica Apple convino con las editoriales Penguin, Simon & Schusters y Macmillan para incrementar los precios de distribución de libros electrónicos, conocidos en inglés como e-books, en perjuicio de los consumidores.

Somoza explicó que la demanda persigue fomentar el desarrollo económico, la competencia justa y salvaguardar los intereses de los consumidores puertorriqueños al fiscalizar el cumplimiento de las leyes estatales y federales antimonopolios.

La investigación la originó el Departamento de Justicia de Texas, precisó, tras alegaciones de que las empresas conspiraron para establecer los precios de venta al público en 12,99 y 14,99 dólares de aquellos libros electrónicos con mayor demanda.

Las tres importantes casas editoriales y Apple concertaron además imponer ilegalmente un modelo de distribución para eliminar la competencia de los llamados detallistas, lo que llevó a los consumidores a pagar sobre 100 millones de dólares en sobrecargos.

El Departamento de Justicia de Puerto Rico presentó la demanda junto a los estados de Texas, Connecticut, Alaska, Arizona, Colorado, Illinois, Iowa, Maryland, Missouri, Ohio, Pennsylvania, Dakota del Sur, Tennessee, Vermont y West Virginia.