Yakarta, Nueva Delhi y Santiago de Chile (PL).- Un poderoso sismo de magnitud 8,7 en la escala abierta de Richter en la costa occidental de la isla indonesia de Sumatra provocó un alerta de tsunami y evacuaciones masivas en las costas del océano Índico. La sacudida telúrica ocurrida a las 05:38 hora local (02:38 GMT) se sintió en India, Tailandia y Sri Lanka.

En 2004, la isla de Sumatra, situada al noroeste del archipiélago indonesio, registró un sismo de magnitud 9,3 acompañado de un tsunami que causó más de 220 mil muertos en una decena de países del sureste de Asia. El terremoto de ahora se registró a unos 33 kilómetros de profundidad marina y a unos 450 kilómetros al suroeste de Banda Aceh, capital de la provincia de Aceh, precisó el Instituto de Geofísica de Indonesia.

El presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, emitió un mensaje televisado en el cual afirmó que de momento no hay amenaza de tsunami. Sin embargo, poco después una violenta réplica de magnitud 8,2 se produjo a sólo 16 kilómetros de profundidad y a 615 kilómetros de Banda Aceh.

El Centro Vigilancia de Tsunamis en el Pacífico decretó el estado de alerta para todo el océano Indico y advirtió que los sismos de esta magnitud pueden potencialmente provocar tsunamis devastadores capaces de alcanzar el conjunto de la región.

Mientras, reportes desde Nueva Delhi comunican que la India decretó primero alerta de tsunami para las islas de Andamán y Nicobar, donde un fenómeno similar causó 450 muertos en 2004, y luego la extendió a varios Estados costeros situados sobre el océano Índico.

También, el Centro Nacional de Gestión de Catástrofes de Tailandia ordenó, por su parte, la evacuación de las costas del mar de Andamán. Sus habitantes deben desplazarse a puntos elevados y permanecer lo más lejanos del mar.

En Sri Lanka, donde perdieron la vida 30 mil personas en 2004, se decretó la alerta en sus costas al advertir el Departamento de Meteorología la existencia de fuertes probabilidades de que el tsunami alcance la isla después del sismo en Indonesia.

El archipiélago indio de Nicobar y Andaman, situado en el océano Índico, fue puesto en estado de alerta máxima por tsunami. Los pobladores de esas islas fueron aconsejados a refugiarse en zonas altas del interior, mientras a los barcos que navegaban por la zona se les instruyó dirigirse a aguas profundas, refirió la web del Centro de Alerta Temprana de Tsunamis para la India.

El ente teme que olas de más de seis metros batan las costas del archipiélago, sobre todos las de las islas de Gran y Pequeño Nicobar, localizadas menos de 200 kilómetros al norte del epicentro del terremoto.

La agencia de noticias Press Trust of India informó que las autoridades de los estados indios adyacentes a la bahía de Bengala -Kerala, Tamil Nadu, Andra Pradesh, Orissa y Bengala Occidental- evacuaron a sitios seguros a los pobladores de las zonas costeras más bajas.

En Chile, el Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada descartó la posibilidad de un tsunami en las costas nacionales como consecuencia del fuerte terremoto que estremeció hoy a Indonesia. En su página web la institución gubernamental subrayó que el sismo, de magnitud 8,7 grados en la escala de Richter, no reúne las características para generar un maremoto en el país suramericano.