(Agencias).- Un paro general indefinido de trabajadores obligó al gobierno de Evo Morales a postergar la aplicación del decreto 1126 que extiende la jornada laboral de médicos y administrativos del sistema de salud pública.

El 24 de enero, el gobierno decretó la restitución de la jornada laboral de ocho horas diarias para los trabajadores del sector salud. En respuesta, los médicos y administrativos declararon paro general indefinido el pasado miércoles.

El gobierno explicó que la ampliación de la jornada de trabajo en el sector de salud pública busca cubrir la excesiva demanda de atención médica, y condenó la protesta laboral porque atenta contra el derecho a la vida.

Con el pasar de los días fue creciendola movilización de sanitarios, a la que se incorporaron trabajadores de la seguridad social y maestros de La Paz. El pasado viernes médicos, maestros, universitarios y trabajadores de salud protagonizaron una nutrida y bulliciosa marcha en el centro de la ciudad de La Paz.

Los afiliados al Colegio Médico de Bolivia advirtieron que el paro indefinido continuaría hasta que se abrogue el decreto 1126 que aumenta la carga laboral de 6 a 8 horas diarias, o hasta que los trabajadores de salud sean incorporados a la Ley General del Trabajo.

El lunes la Confederación de Trabajadores en Salud instruyó el repliegue de empleados que prestan servicios en las provincias del país, y convocó a radicalizar los bloqueos y las marchas callejeras en las principales capitales de departamento.

Frente a la extrema medida, el Ministerio de Salud tuvo que adoptar un Plan de Contingencia nacional, e instaló en La Paz 21 puestos móviles de atención médica y siete puntos fijos a cargo de 150 profesionales.

Al cumplirse el séptimo día de huelga, el ministro de Salud Juan Carlos Calvimontes abrió la posibilidad de “ampliar el plazo de implementación de la medida y trabajar en recibir aportes para mejorar o consensuar el reglamento”. (Unitel)

En la noche del martes, el Ministro de Salud y los representantes delColegio Médico Nacional firmaron un acuerdo, según el cual se posterga por 30 días la aplicación del decreto 1126 y se suspende el paro médico indefinido.

“Se da un cuarto intermedio en el conflicto por 30 días hábiles. Durante ese periodo se amplía el plazo de la implementación de la Resolución Ministerial y se discutirá en mesas de diálogo las políticas y la reglamentación que han generado la presente diferencia”, dice el convenio suscrito por el gobierno y la Comisión Nacional de Salud integrada por representantes de todos los colegios médicos departamentales.