(ABI y agencias).- La unidad del movimiento indígena originario campesino es la clave para separar el colonialismo dominador de la emancipación liberadora, aseguró el Vicepresidente Álvaro García Linera y llamó a los pueblos a defender el proceso de cambio liderado por el Presidente Evo Morales.

Según García Linera, la mayor revolución social que se produjo en Bolivia desde su fundación en 1825 ha sido la inclusión de los indígenas en espacios de poder y de decisión. Prueba de ello es que en la actualidad los indígenas “son ministros y ministras, diputados, senadores, directores de empresas públicas, magistrados de justicia, gobernadores, presidente”, destacó en una entrevista concedida al diario La Jornada de México.

“Los indígenas, los indios, a quienes la brutalidad de la invasión y los sedimentos centenarios de la dominación habían establecido en el propio sentido común de las clases dominantes y las clases dominadas hoy asumen decisiones y manejan los destinos del país… Los sujetos de la política y la institucionalidad real del poder se han trasladado al ámbito plebeyo e indígena”, celebró el Vice.

En un acto realizado en el Hall de la Vicepresidencia el 22 de marzo, con la participación de autoridades indígenas del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (Conamaq) de La Paz, García Linera destacó el liderazgo de Morales que, a su juicio, continúa la lucha de Túpac Katari (Julián Apaza) en 1781, y de Zarate Willca en 1899, ambos condenados a muerte por defender a sus pueblos de la dominación española.

“Ese líder es capaz de unir a todos, pero no solamente es capaz de unir, sino de sacrificarse, de luchar por la unidad de su pueblo, porque la unidad es la clave que separa el colonialismo de la emancipación. Katari es la unidad del pueblo aymara, Zarate Willca es la unidad de los pueblos indígenas y qué es Evo Morales, es la unidad”, fundamentó.

En esa línea, el Vicepresidente instó a todos los pueblos indígenas originarios a defender el proceso de cambio porque de lo contrario retornarán los colonizadores “que apuestan por la división nacional”. “Con el presidente Evo Morales apenas va levantando el sol. Están saliendo los primeros rayos del sol, todavía no hemos alcanzado la meta, nos falta muchos años, mucho trabajo, mucho esfuerzo y mucha lucha. Pero la clave mis hermanos para todo eso es la unidad de todos”, remarcó.

El Conamaq de La Paz entregó el jueves al Vicepresidente dos anteproyectos de Ley, uno de participación de pueblos indígenas originarios en las instituciones públicas y otro referido a la seguridad ciudadana.

El mallku de Justicia y Autonomía Indígena Carmelo Titirico precisó que el anteproyecto de Ley de participación de pueblos indígenas originarios en las instituciones públicas, se enmarca en la Constitución Política del Estado que establece la “equidad en la representación indígena”. “El otro anteproyecto es sobre seguridad ciudadana, que establece sanciones severas a los ladrones, a los cogoteros y violadores con la aplicación de la pena de muerte”, explicó.

Asimismo ratificó el “compromiso” de las autoridades indígenas de seguir apoyando el proceso de cambio, instaurado en Bolivia en 2006. En esa línea, entregó la resolución orgánica de esa organización indígena que manifiesta que el Conamaq de La Paz “ve con mucho optimismo el proceso de cambio”.

“Los pueblos indígenas originarios a través de sus autoridades legalmente constituidas ratificamos con las urnas, defender hasta las últimas consecuencias el proceso revolucionario, democrático y cultural para así alcanzar el vivir bien”, señala el documento. Además otorga el pleno respaldo al Vicepresidente, en su condición de presidente nato de la Asamblea Legislativa Plurinacional, por su lucha en la construcción de la nueva plataforma jurídica legal a favor de los pueblos indígenas originarios, campesinos.

El Vicepresidente valoró las palabras de unidad de Conamaq de La Paz: “El llamado del Conamaq es repotenciar esa unidad, que es la clave de la victoria. El presidente Evo Morales es Mandatario gracias a ustedes al apoyo indígena campesino y originario”, sostuvo.

García Linera afirmó que falta potenciar el proceso de cambio, por lo que comprometió a nombre del Gobierno “la defensa de la igualdad, la unidad del movimiento indígena campesino y la unidad de campo y ciudad con la vida”.