La “Plataforma” ha resuelto iniciar una campaña definitiva y esta vez “hasta las últimas coinsecuencias” para obtener que el Gobierno de Evo Morales, cumpla con la Ley 2640, de “Resarcimiento” a las víctimas de las dictaduras fascistas que asolaron Bolivia durante 18 años, es decir desde noviembre de 1964, hasta octubre de 1982.

Es realmente inconcebible que un Gobierno que se autotitula popular, democrático y de cambio social y político, se niegue a cumplir con una disposición legal y simplemente haga oídos sordos a las exigencias legítimas para su aplicación.Por un lado, se reconoce, como es debido, la heroica lucha anti-dictatorial de las mujeres mineras representadas por nuestra compañera Domitila Barrios de Chungara, otorgándole, meritoriamente, la condecoración del “Cóndor de los Andes”. Empero, como si una sola mujer y sus cuatro compañeras hubieran sido las únicas combatientes anti-fascistas, se comete la injusticia de reducir el homenaje a actos individuales y singulares.

Es cierto que Domitila y sus compañeras representan a los miles y miles de hombres, mujeres, ancianos y adolescentes que enfrentaron a las dictaduras y finalmente, después de 18 años de sacrificados esfuerzos lograron derrotar a esas dictaduras sangrientas abriéndose un período de democracia formal.Claramente resulta siendo una gran injusticia convertir la lucha antifascista y anti-dictatorial popular y masiva a heroísmos individuales.

El verdadero héroe de esas luchas es el pueblo boliviano y sus organizaciones sindicales y políticas que con su lucha sostenida derrotaron a las dictaduras.Ahora, la Plataforma, a nombre de los miles y miles de bolivianos olvidados, algunos víctimas inocentes de persecución indebida y otros como responsables de la resistencia, ha iniciado una campaña definitiva y sin retorno.

Se ha decidido permanecer el tiempo que sea necesario en una vigilia frente al Ministerio de la “Injusticia” a fin de concientizar a un gobierno insensible y satisfecho que ignora la historia y piensa que “su” proceso es obra de unos cuantos años de lucha solamente anti-neoliberal.

¡No es así, señores del Gobierno! El proceso de cambio no es obra únicamente de la militancia masista y, muy por el contrario, muchos de los masistas que nos gobiernan actualmente no son sino oportunistas reciclados de los partidos neoliberales.

Es esta la razón por la que no se quiere reconocer a los verdaderos héroes de la resistencia que ahora exigen un resarcimiento digno que fue reconocido por todos los regímenes y gobiernos de los pueblos del Cono Sur de América Latina -algunos de ellos inclusive de tendencia liberal-burguesa-, que sufrieron los rigores de la “Doctrina de la Seguridad Nacional” y el “Plan Cóndor”.

Únicamente Bolivia con un gobierno que se proclama demagógicamente “marxista-leninista”, se niega a cumplir una disposición legal, cometiendo el delito de incumplimiento de la Ley.La Plataforma ha proclamado: ¡“Ahora o Nunca”!¡“Victoria o Muerte”!

La Plataforma de Luchadores Sociales.