(Agencias).- El gobierno autorizó mediante decreto la exportación de dos mil toneladas de carne de res, 30 mil toneladas de maíz amarillo y hasta 50 mil toneladas de arroz. La liberación de las exportaciones es “una buena noticia para la población” porque demuestra que se superó la escasez de alimentos en el mercado interno, destacó la ministra de Desarrollo Productivo Teresa Morales.

El 6 de marzo, productores de arroz de la provincia Sara, del norte integrado de Santa Cruz, tomaron el pozo petrolero Suárez exigiendo al gobierno una nivelación de precios del grano. La Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (EMAPA) compra la fanega a 30 o 45 dólares, pero el precio de mercado ronda los 70 dólares.

“Nosotros trabajamos como esclavos en la producción de arroz y no ganamos nada, hace tiempo pedimos a las autoridades de EMAPA que nivelen el precio del grano de arroz y de maíz, pero no hemos tenido ninguna respuesta”, reclamó el secretario ejecutivo de los productores de arroz de la provincia Sara Florencio Orko.

Para resolver el conflicto, el gobierno prefirió liberalizar las exportaciones. “Tenemos 30 mil toneladas de arroz listas para ser comercializadas en los mercados internacionales. Según las autoridades del Gobierno, el mercado más próximo para comprar el arroz seria el Perú”, informó Orko.

En el caso del maíz, en los primeros meses de 2011 el gobierno decidió importar 37 mil toneladas para paliar la escasez y satisfacer la demanda avícola. Según Insumos Bolivia, los avicultores consumieron solamente 18 mil toneladas, y tuvieron que estocarse 19 mil toneladas en silos de Santa Cruz y Cochabamba.

Además, la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas (ANAPO) celebró por la buena cosecha de cereales en el departamento de Santa Cruz en 2011. Se cultivaron 271 mil hectáreas de soya; 200 mil de girasol; 68 mil hectáreas de trigo; 60 mil de maíz y 170 mil hectáreas de sorgo. En la gestión 2009 Bolivia exportó 34.387 toneladas de maíz; un poco menos de 30 mil toneladas en 2010 (INE).

Por otro lado, entre 2006 y 2011 la producción ganadera nacional aumentó 14% (casi un millón de cabezas); y el mayor crecimiento se registró en Pando y Santa Cruz, según un estudio el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con datos de Fegasacruz. En número de cabezas, la producción ganadera nacional totalizaba 7,4 millones en 2006; 7,6 millones en 2007; 7,8 millones en 2008, casi 8 millones en 2009; 8,2 millones en 2010 y un aproximado de 8,4 millones de cabezas en 2011.

La producción de carne sumó 117.019 toneladas en 2006; 114.492 en 2007; 112.882 en 2008; 119.696 en 2009 y alrededor de 134.977 toneladas en 2010. El IBCE calcula que el mercado interno consumió 1.069.590 reces en 2010, es decir el 13% de la producción nacional. En la actualidad, el hato ganadero del país es de 8,6 millones de cabezas y se espera que la producción de carne alcance este año 223 mil toneladas. Considerando que la demanda interna asciende a 216 mil toneladas, Bolivia podría exportar este año 6.700 toneladas de carne de res excedente, estima el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario Víctor Hugo Vásquez.

Entre tanto, el gobierno y el empresariado agroindustrial continúan concertando políticas para optimar la producción de alimentos. “Estamos trabajando sobre el tema de las exportaciones, abastecimiento de diesel al sector productivo, mejora de semillas, saneamiento (de tierras), con el objeto de centrar una mejor coordinación entre el Estado y los productores”, dijo el Vicepresidente Álvaro García Linera.

En el Encuentro Plurinacional celebrado en enero el Ejecutivo ofreció declarar una pausa de cinco años en la revisión de la Función Económica Social de los predios agrarios con el fin de dar mayor “seguridad jurídica” a los productores. “Dos temas se acordaron en el Encuentro Plurinacional que se está estudiando a favor del incremento de la producción en el país: una pausa en la FES significa apoyo económico a los productores. Estamos buscando una fórmula que incluya e incorpore a la banca en el tema productivo con créditos”, precisó el Vicepresidente.