Las entidades del sistema financiero boliviano obtuvieron 1.460 millones de bolivianos de utilidades en la gestión 2011, es decir 334 millones de bolivianos más que en 2010, revela el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) Enero 2012 del Banco Central de Bolivia (BCB).

Pese al deterioro de la economía mundial, en 2011 se observaron mejores indicadores del sistema financiero boliviano en términos de calidad de activos, rentabilidad, liquidez y solvencia con repecto a la gestión 2010, asegura el Ente Emisor en su informe sobre el desempeño del sistema financiero en la gestión pasada.

Hasta septiembre de 2011 se añadieron 402 puntos de atención financiera con relación a similar período de 2010, especialmente cajeros automáticos (246) y agencias fijas (117).

Las captaciones cerraron la gestión en 74.125 millones de bolivianos, con un incremento del 17,5% con respecto a 2010. El dinamismo de las capaciones fue casi generalizado en todos los subsistemas, especialmente en los bancos comerciales, pero llamó la atención la disminución de las captaciones de las mutuales. (1)

Hasta noviembre de 2011 se registraron 5,6 millones de cuentas de depósito, alrededor de 600 mil más que en 2010, concentradas principalmente en microfinancieras (43,4%) y bancos comerciales (35%). Más del 96% de las cuentas son depósitos menores a 34.300 bolivianos.

Los préstamos al sector empresarial representaron cerca del 68% del saldo total de la cartera bruta del sistema financiero en 2011. Las nuevas colocaciones de la gestión pasada ascendieron a 43.956 millones de bolivianos, 83% para empresas y 17% para hogares.

Los activos del sistema financiero sumaron 94.312 millones de bolivianos a diciembre de 2011, con una tasa de crecimiento anual de 19,5%. La cartera bruta sumó 58.305 millones (62,5%), las inversiones financieras 16.708 millones y las disponibilidades 18.159 millones. (2)

El excedente de liquidez se canalizó a las disponibilidades, activos que no generan rentabilidad. Si éstas continúan incrementándose podrían deteriorar los indicadores de eficiencia de algunas entidades. “Por tanto, es importante que las entidades financieras realicen esfuerzos adicionales para colocar una buena parte del excedente líquido”, recomienda el informe del BCB.

Los bancos y microfinancieras ganan más

Los ingresos anualizados totales del sistema financiero alcanzaron a 9.332 millones de bolivianos, de los cuales 64% correspondió a ingresos financieros, mientras que los ingresos operativos ascendieron a 2.121 millones.

Al cierre de la gestión 2011, las utilidades contables alcanzaron a 1.460 millones de bolivianos, equivalentes al 1,5% del activo, y mayores en 334 millones de bolivianos a las obtenidas en 2010. Esta variación se explica principalmente por el crecimiento de la cartera de créditos.

Obtuvieron utilidades extras los bancos comerciales (Bs. 182 millones) y las microfinancieras (Bs. 122 millones), mientras que las mutuales y cooperativas registraron una reducción de utilidades de Bs. 5 millones y Bs. 1 millón, respectivamente.

A diciembre de 2011, el margen financiero (ingresos menos gastos financieros deduciendo egresos por intereses de depósitos) de las entidades del sistema financiero se situó en 5,3% del activo, 0,2% más que en 2010.

La favorable coyuntura económica es una oportunidad para que las entidades financieras se fortalezcan patrimonialmente, amplíen sus servicios y ofrezcan mejores tasas de interés a sus depositantes, sin que esto implique elevar las tasas de créditos, señala el BCB.

La creciente actividad en el sistema financiero requiere mayores recursos y por ello los bancos deben mejorar su patrimonio, ya sea reinvirtiendo parte de sus utilidades o captando recursos mediante depósitos o bonos, planteó el presidente del BCB Marcelo Zabalaga.

Según el gerente de Entidades Financieras del BCB Misael Miranda, deben capitalizarse sobre todo las microfinancieras, considerado su rápido crecimiento en 2011, además del descenso de su Coeficiente de Adecuación Patrimonial (CAP) de 12% a 11,7%.

El BCB remitió al Ministerio de Economía y Finanzas Públicas el Proyecto de Ley del Sistema de Pagos y emitió una normativa para regular los servicios de pago, el transporte de material monetario y la utilización de instrumentos electrónicos de pago. Por otro lado, desarrolla un nuevo sistema de pagos de alto valor y encara un proyecto para mejorar la fluidez de los pagos de bajo valor.

Notas:

1. En 2005 la participación de depósitos a la vista y en cajas de ahorro alcanzaba al 47% del total y en 2011 llegó al 59%.

2. Las inversiones financieras disminuyeron en 1.731 millones de bolivianos, principalmente las temporarias. A noviembre de 2011, las inversiones del sistema bancario en el exterior (Bs 1.617 millones) se mantuvieron por debajo del límite del 50% del patrimonio neto establecido en el Reglamento de Inversiones de la ASFI.