Nueva York, Londres, Viena, Nueva Delhi y El Cairo (PL y Bolpress).- Las cotizaciones del petróleo continúan escalando en los mercados de Londres y Nueva York. Del 31 de diciembre de 2011 al 17 de febrero de 2012 el precio del barril WTI subió de 95,12 a 103,21 dólares, el costo del Brent pasó de 110,8 a 119,58 dólares, y el de la cesta OPEP de 107,47 a 118,13 dólares.

Las cotizaciones de los principales tipos de crudo remontaron los 100 dólares por barril en las últimas semanas, a consecuencia del aumento de la demanda y de la escalada de conflictos geopolíticos en el Golfo Pérsico y el Norte de África. El alza de precios también se debe a la eventual interrupción de suministros en el mercado internacional, al descenso inesperado de los inventarios de crudo en Estados Unidos y a la crisis económica en la eurozona. (Ver cuadro adjunto)

El Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustaron a la baja sus pronósticos de crecimiento económico global para 2012, con la consiguiente caída de la demanda de petróleo en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). La Agencia Internacional de Energía (AIE) recortó en enero de este año sus previsiones para 2012, al calcular un consumo promedio de 90 millones de barriles diarios, 200 mil unidades menos de lo previsto en diciembre de 2011. El organismo dio cuenta de una disminución del 0,7% en los mercados de la OCDE, debido principalmente a la crisis de la deuda soberana en Europa.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) fijó en 1,06 millones de barriles diarios el incremento del consumo, unas 100 mil unidades menos de lo estimado a fines de 2011, a consecuencia de los problemas económicos que afectan a la Eurozona y Estados Unidos.

En enero, la demanda de petróleo de Estados Unidos, el primer consumidor del orbe, cayó 5,7% en términos interanuales, hasta 18,02 millones de barriles por día, según el Instituto Americano del Petróleo (API en inglés). Dicho descenso fue acentuado por una reducción de casi 27% en las entregas de combustible destilado utilizado en la calefacción de los hogares, y de 0,2% en los pedidos de gasolina. Las importaciones totales de la potencia norteña en el primer mes del año representaron el 56% de la demanda de petróleo, por debajo del 61,4% de 2011. En la primera semana de febrero las importaciones de hidrocarburos sufrieron una contracción del 12% para quedar en un promedio diario de 7,8 millones de barriles, precisó el API.

En su evaluación de febrero, la OPEP ajustó a la baja las previsiones de la demanda mundial de crudo para 2012 y situó los requerimientos en 88,76 millones de barriles diarios, un descenso de 130 mil toneles en comparación con pronósticos anteriores. La OPEP calculó el crecimiento de la demanda en 940 mil barriles respecto a 2011, un retroceso de 120 mil unidades.

La OPEP estimó que la demanda mundial de crudo en 2012 aumentará en 1,21%. Del volumen total necesario, la organización espera aportar este año un promedio de 30 millones de barriles diarios, unos 100 mil menos que el reporte anterior. “Las economías en declive de la OCDE afectan negativamente el mercado del petróleo, e imponen muchas incertidumbres a corto plazo”, dijo la OPEP, pero consideró que un incremento en la demanda de naciones como China, India, América Latina y el Medio Oriente compensarían las afectaciones en el viejo continente.

El 9 de enero el banco Goldman Sachs pronosticó que China superará a Estados Unidos en la importación de petróleo en los próximos 18 meses, para convertirse en el primer comprador mundial de ese combustible. China mostró en enero un incremento del 7,4% en las importaciones de crudo respecto a enero de 2011. A principios de febrero, el segundo consumidor mundial de hidrocarburos reportó una recuperación de la actividad manufacturera. Fuentes oficiales informaron que el Índice de Gestores de Compras se situó en 50,5% en enero, el máximo nivel desde octubre de ese indicador que mide la actividad de las manufacturas, pues toma en cuenta los pedidos de las fábricas de recursos naturales y materias primas.

Pese a la reducción del consumo en Europa, Japón y Estados Unidos, las cotizaciones del crudo y los flujos financieros se mantendrán elevados y volátiles debido a la fuerte demanda petrolera de China, India y otras naciones emergentes; y los precios en 2012 oscilarían entre 105 y 125 dólares el barril, pronosticó el presidente de Petrobras Sergio Gabrielli en el Foro Económico de Davos.

Factores geopolíticos

Se explicó en el Foro Económico de Davos que la política monetaria de Estados Unidos orientada a mantener bajas las tasas de interés es otro elemento que contribuye al encarecimiento del petróleo. El 26 de enero, la Reserva Federal (FED) anunció que evalúa opciones para extender los tipos de interés cercanos a cero hasta mediados de 2013. Según los analistas, una estrategia de ese tipo aporta liquidez adicional al sistema financiero y una parte de esos fondos se destina a la compra de crudo y derivados. (1)

Por otro lado, las sanciones de Estados Unidos y la UE a Irán para obligarle a suspender su programa nuclear, que incluyen la suspensión de las importaciones de crudo, han impulsado al alza el precio del oro negro, coinciden expertos y analistas de todo el mundo. El FMI advirtió que las sanciones podrían provocar un aumento del precio del petróleo de entre 20 y 30%, y si Teherán opta por cerrar el tránsito de crudo a través del estrecho de Ormuz, el incremento será aún mayor.

Irán es el quinto productor mundial del oro negro y amenaza con suspender el suministro a naciones europeas e incluso interrumpir sus embarques de petróleo por el Estrecho de Ormuz, por donde se transportan cada día unos 17 millones de barriles de petróleo, equivalentes al 20% del comercio mundial de hidrocarburos, según estimados del Departamento de Energía de EE.UU. (2)

El banco de inversión Barclays Capital alertó que la imposición de nuevas sanciones contra Irán dispararía los precios del combustible a más de 130 dólares el barril. El director general de la National Iranian Oil Company (NIOC) Ahmad Qalebani aseguró que el precio del barril de crudo podrían aumentar hasta 120 o 150 dólares.

La cotización del crudo en enero de 2012

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos en el Golfo Pérsico impulsaron la cotización del crudo en la apertura de las bolsas el 3 de enero de 2012. El precio del petróleo Brent del Mar del Norte, el de referencia en Europa, se cotizó en 109,24 dólares por barril en el mercado de Londres. En la bolsa de Nueva York, el petróleo Intermedio de Texas (WTI), el de referencia en Estados Unidos, trepó 1,85dólares y se situó en 100,67 dólares por barril.

Mientras, el precio de la cesta de referencia de la OPEP subió a 106,84 dólares por barril. La cesta incluye 12 tipos de crudo: argelino Saharan Blend, iraní Iran Heavy, iraquí Basra Light, Kuwait Export, libio Es Sider, nigeriano Bonny Light, QatarMarine, saudita Arab Light, Murban de los Emiratos Árabes Unidos, Merey de Venezuela, angoleño Girassol y Oriente de Ecuador.

El 4 de enero, las bolsas abrieron impactadas por temores de posibles obstáculos al suministro de hidrocarburos en el mercado internacional. En Londres el Brent escaló cuatro centavos y se situó en 112,17 dólares por barril, un récord desde el 15 de noviembre de 2011. El crudo WTI perdió 20 centavos y se ubicó a 102,26 dólares por barril, tras mostrar su mejor cierre desde el 10 de mayo. La cesta OPEP avanzó desde 106,84 dólares en la sesión pasada hasta 109,40 dólares por barril.

Ese día el precio del WTI trepó hasta los 103,74 dólares por unidad, una cota inédita desde el 11 de mayo del año anterior, y terminó a 103,22 dólares el barril. En Londres el tonel de crudo Brent finalizó a 112,93 dólares, con un avance de 80 centavos. Los precios subieron en ambos mercados, pese a que la OPEP comunicó un aumento de su nivel extractivo de crudo en diciembre a un promedio de 30,74 millones de barriles por día (bpd).

El 6 de enero los precios del crudo abrieron al alza en los mercados, atentos a la tensa situación entre Irán y occidente y a la persistente crisis de deuda en la zona euro. El precio del oro negro había trepado alrededor de 5% en los primeros días de 2012. En la bolsa de Londres el crudo Brent subió a 113,32 dólares y el WTI y se cotizó en el mercado de Nueva York a 102,24 dólares la unidad.

El 10 de enero el precio del WTI escaló cerca de un dólar en Nueva York, a 102.24 dólares el barril. El repunte de 93 centavos de dólar dio término a tres días de retrocesos consecutivos de la cotización, la cual acumulaba ya un incremento del 3,9% en 2012. En Londres el crudo Brent avanzó 0,83 dólares, es decir un 0,74%, y se situó en 113.28 dólares, mientras que la cesta de referencia de la OPEP trepó hasta 112,51 dólares.

El 11 de enero el precio del WTI retrocedió 1,37 dólares en Nueva York, a 100,87 dólares el barril, afectado por un aumento de los inventarios de crudo en Estados Unidos en la semana anterior. Según el Departamento de Energía, las existencias del combustible crecieron en el período cinco millones de barriles y se colocaron en 334,6 millones. En el mercado de Londres, el petróleo Brent bajó 1,04 dólares, a 112,24 dólares el tonel, como consecuencia del ascenso de los inventarios de crudo en EE.UU. (3)

El 12 de enero, el WTI perdió más de un dólar en Nueva York y terminó la jornada por debajo de los 100 dólares el barril, a 99,10 dólares. En Londres el petróleo Brent experimentó una caída de 98 centavos, y se ubicó en 111,26 dólares. La sesión estuvo marcada por frecuentes oscilaciones, y en ella el precio se movió entre los 110,92 y 115,12 dólares el barril.

El 13 de enero, el WTI cerró en Nueva York a 98,70 dólares el barril, una baja de 40 centavos de dólar equivalentes al 0,4%, debido en parte a la rebaja de la calificación de la deuda de varios países de la Eurozona, entre ellos Francia, aplicada por Standard & Poor’s. Fue el tercer descenso consecutivo del precio en la semana, acumulando un declive del 2,81%. En Londres el tonel de crudo Brent descendió 13 centavos y se situó en 110,92 dólares. Los precios del petróleo concluyeron esa semana con reiterados retrocesos. El crudo Brent cayó 2,62 dólares y culminó en torno a los 110 por barril, mientras que el WTI acumuló un declive de 2,86 dólares y cerró a 98,70 el tonel.

El 16 de enero el barril de crudo Brent trepó en Londres 0,69% y se fijó a 111.20 dólares, impulsado por pronósticos de mayor demanda y también por las tensiones relacionadas con el programa iraní de desarrollo nuclear, y la inestable situación en Nigeria, mayor productor de crudo de África.

El 17 de enero el barril de petróleo WTI trepó en Nueva York 2.01 dólares y despidió la jornada a 100,72 dólares. En Londres el Brent avanzó 19 centavos de dólar, hasta 111.53 dólares por tonel. Expertos atribuyeron la subida de la cotización a una depreciación del dólar, a noticias relacionadas con el incremento del consumo de crudo en China en 2011 y al alza de las acciones bursátiles.

El 19 de enero de 2012, el petróleo WTI perdió 20 centavos de dólar en Nueva York y terminó a 100.39 dólares el barril, pese al descenso de las reservas de crudo en Estados Unidos y al debilitamiento del dólar frente al euro y otras divisas. La cotización del combustible se mantuvo por tercera jornada consecutiva sobre la cota de los 100 dólares en Nueva York y en Londres el barril de Brent escaló un 0,88%, es decir 89 centavos, hasta 111,55 dólares.

El 23 de enero el barril de WTI subió 1,25 dólares en Nueva York y cerró a 99,58 dólares, impulsado por el anunciado embargo de la UE a la importación de crudo iraní. En el mercado de Londres el barril de crudo Brent escaló 0,72 dólares y cerró a 110,58 dólares.

El 25 de enero la cotización del petróleo experimentó un descenso moderado a la apertura de los mercados energéticos internacionales, influenciados por previsiones de mayores reservas en Estados Unidos. El Departamento de Energía de EE.UU. informó ese día que las reservas comerciales de crudo en EE.UU. aumentaron la semana anterior en 3,56 millones de barriles (mdb) y se ubicaron en 334,77 mdb. La cifra superó los pronósticos de cerca de 800 mil barriles. En tanto los inventarios de destilados cayeron 2,46 mdb, hasta totalizar 145,55 millones, para mantenerse en los niveles estimados. El informe oficial mostró además que las existencias de gasolina se contrajeron en 390 mil barriles, frente a las expectativas de un avance de 1,9 millones, y se situaron en 227,13 millones.

El 27 de enero, el crudo venezolano perdió 46 centavos de dólar con respecto a la semana pasada y cerró en 107,58 dólares por barril, informó el Ministerio de Petróleo y Minería. La ligera caída del precio se debió a que los valores de los principales crudos terminaron a la baja afectados por los renovados temores por los problemas de deuda en Europa y sus efectos en la economía global. El promedio del oro negro venezolano durante 2012 se situaba en 108,23 dólares por barril, tras cerrar 2011 con un precio promedio de 101,06 dólares, cifra notablemente superior a los 71,97 dólares promedio en 2010.

Cotizaciones en febrero

La cotización del petróleo en los mercados energéticos internacionales inició el 1 de febrero con tendencia al alza por las señales favorables de la economía china. El WTI ganó 77 centavos y quedó en 99,25 dólares el barril con entrega en marzo. El Brent se situó en 111,72 dólares la unidad tras avanzar 74 centavos en las primeras operaciones de la sesión.

El 2 de febrero, el barril Brent escaló en Londres 51 centavos o 0,45%, y terminó la sesión en 112.07 dólares. En contraste, el WTI retrocedió en Nueva York 1,25 dólares, es decir 1,28%, y despidió la sesión a 96,36 dólares. La cotización del crudo ligero enlazó cinco días consecutivos de bajas, presionada por el presidente de la Reserva Federal (FED) Ben Bernanke, quien alertó sobre los riesgos de la desaceleración del crecimiento económico por la crisis de deuda en Europa.

El 3 de febrero el WTI avanzó en el mercado de Nueva York 1,48 dólares y cerró la sesión a 97,84 dólares el barril. Algunos expertos atribuyeron la subida a una reducción del índice de desempleo en enero, y a la actividad especulativa. En Londres el tonel de crudo Brent trepó 2,51 dólares o 2,24%, y se situó en 114.58 dólares al cierre. También subió el precio de la cesta de la OPEP hasta los 110,82 dólares.

Por otro lado, el barril de crudo venezolano registró una leve baja y descendió 0,52 dólares al cerrar la semana, con un precio de 107,06 dólares. “Una débil demanda de petróleo en Estados Unidos, aunada a una amplia disponibilidad de crudo para abastecimiento en el corto plazo, ejercieron presión en el mercado de Nueva York”, explicó el Ministerio de Petróleo y Minería de Venezuela.

El 4 de febrero, los precios del petróleo registraron resultados mixtos en la semana que concluía. El incremento de las reservas comerciales en Estados Unidos, un comportamiento mejor a lo esperado en el mercado laboral, señales más favorables de la economía china y pronósticos sobre posibles disminuciones en el suministro fueron los principales eventos que marcaron los valores. El petróleo estadounidense acumuló un retroceso semanal de un 1,73% y cerró a 97,84 dólares por barril. El Brent avanzó 2,8% y concluyó a 114,58 dólares el tonel.

El 6 de febrero los mercados energéticos internacionales ajustaron a la baja las cotizaciones del crudo en la apertura de la sesión, influenciados por las negociaciones de Grecia con acreedores privados en torno a su deuda soberana. En Nigeria, el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEDN) atacó un oleoducto de la compañía italiana ENI SpA y provocó pérdidas cercanas a los cuatro mil barriles diarios.

Bajo esas condiciones, el precio del WTI cedió 89 centavos y se ubicó en 96,95 dólares el tonel en los contratos para marzo. El Brent experimentó un descenso de 68 centavos (0,6%) hasta 113,90 dólares el barril y cerró la sesión en 115,93 dólares. Expertos atribuyeron el repunte de la cotización a mayores tensiones entre Estados Unidos y otras potencias occidentales con respecto a Irán, entre los principales factores.

El 8 de febrero los precios del petróleo escalaron posiciones a la apertura de los mercados energéticos internacionales, apoyados por reportes de menores reservas comerciales de crudo en Estados Unidos. El del WTI en el New York Mercantile Exchange ganó 1,24 dólares (1,3%) y quedó en 99,65 dólares el barril, 14% más caro respecto a similar lapso del pasado año. El Brent avanzó por séptimo día consecutivo para ubicarse en 116,77 dólares el tonel de 159 litros.

Al finalizar la jornada, el WTI subió en Nueva York 30 centavos y terminó a 98,71 dólares por barril, pese al ascenso de los inventarios de crudo en Estados Unidos. Mientras, en Londres el Brent avanzó 84 centavos y despidió la sesión en 117,07 dólares. Algunos analistas atribuyeron el repunte de la cotización en ese mercado, a la acentuación de las condiciones invernales en Europa.

El 8 de febrero los futuros del crudo Brent en la bolsa de Londres y del WTI en Nueva York recortaban ganancias. La baja contrastó con la fuerte alza mostrada por los precios del WTI en la apertura del mercado, que rozó los 100 dólares el barril, cuando se esperaba una contracción en los inventarios de crudo. (4)

El 9 de febrero la cotización comenzó la jornada con ganancias en los mercados energéticos internacionales, apoyada por estimados de mayor demanda como consecuencia del clima invernal en Europa. Analistas del Commerzbank en Francfort advirtieron que las bajas temperaturas se mantendrían hasta finales de mes. El WTI experimentó en el New York Mercantile Exchange un avance de 50 centavos, hasta 99,21 dólares el barril, mientras que el Brent escaló 97 centavos para ubicarse en 118,17 dólares el tonel.

El 10 de febrero el precio del WTI perdió 1,17 dólares en el mercado de Nueva York, donde se negoció al cierre a 98,67 dólares el barril. Pese a la fuerte caída, la cotización despidió la semana con ganancias acumuladas del 0,85%. En el mercado de Londres el crudo Brent cerró a 117,31 dólares el tonel, luego de un retroceso del 1,07%.

El 13 de febrero el precio del petróleo WTI recuperó en Nueva York la cota de los 100 dólares el barril, tras trepar más de dos dólares, y se fijó en 100,91 dólares el tonel, lo que supuso un repunte de 2,24 dólares. Fue la segunda vez que ese crudo traspasa los 100 dólares desde el 19 de enero de 2012. En las últimas semanas la cotización del combustible se mantuvo estable, con oscilaciones entre los 97 y 99 dólares por unidad. En el mercado de Londres el petróleo Brent subió 56 centavos (0,52%) a 117.87 dólares el barril.

El 14 de febrero el petróleo Brent subió en Londres 23 centavos, a 118,16 dólares el barril, mientras que en Nueva York el crudo WTI se cotizó en 100.74 dólares, tras ceder 17 centavos. La OPEP comunicó en Viena que su cesta de 12 tipos de crudo se apreció 0,67% y se situó en 117.19 dólares.

El 15 de febrero el Brent alcanzó su precio más alto en seis meses, al llegar a 119,9 dólares el barril. Los valores se dispararon después que el canal progubernamental Press TV informó que el gobierno de Irán decidió cortar la exportación de petróleo a seis países de la UE. Holanda, España, Italia, Francia, Grecia y Portugal serían las naciones afectadas. Los cancilleres de los 27 miembros del grupo adoptaron un acuerdo para vetar las ventas de hidrocarburo de la República Islámica a la UE y congelar los activos del Banco Central de Irán en todos los países del bloque. Bajo esas condiciones, también el petróleo de referencia en Estados Unidos amplió sus ganancias y se vendió a 101,74 dólares el tonel.

El precio del petróleo WTI trepó 1,06 dólares en el mercado de Nueva York, donde despidió la sesión a 101,80 dólares el barril, una subida equivalente al 1,05%, que se atribuyó a una caída en 200 mil barriles, de las reservas de crudo de ese país en la semana anterior. En el mercado de Londres el tonel Brent escaló 77 centavos (0,65%) a 118,93 dólares, su precio más alto en lo que iba del año.

El 16 de febrero, el WTI trepó 51 centavos de dólar en Nueva York y terminó a 102,31 dólares el barril, su cota mayor desde el 4 de enero. En Londres el tonel Brent cerró a 119,47 centavos, después de escalar 54 centavos. El precio de la cesta de referencia de la OPEP avanzó hasta los 117,95 dólares, desde los 116,63 de la sesión anterior.

El 17 de febrero, el petróleo WTI trepó en Nueva York 93 centavos y se situó en 103,21 dólares el barril, su mayor precio en los últimos meses. Analistas atribuyeron el alza al optimismo de inversores en cuanto a que de la reunión que efectuará el lunes el Eurogrupo en Bruselas, se derive un acuerdo para un segundo rescate financiero a Grecia. También asociaron el repunte, equivalente al 0,9%, a las tensiones entre Estados Unidos, potencias europeas e Irán.

Fue la tercera subida consecutiva del WTI en la semana, en la que acumuló ganancias del 4,63%. El WTI avanzó hasta los 103,24 dólares por unidad y acumuló en la etapa ganancias del 4,63%. El crudo Brent se replegó 53 centavos, es decir un 44%, hasta 119,58 dólares el tonel en la sesión del 17 de febrero, pero despidió la semana con ganancias, a 119,58 dólares, tras tocar en varios instantes los 120 dólares. Según analistas, esas cotizaciones en los mercados de Londres y Nueva York no se alcanzaban desde hacía ocho o nueve meses. La subida en más de un millón de barriles diarios de crudo de la demanda en Estados Unidos y un descenso del stock de reservas, entre otros factores, presionaron al alza.

Por otro lado, el precio del barril de crudo venezolano subió 2,43 dólares en la semana y promedió 110,82 dólares, 2,43 dólares más que el período precedente y 3,76 dólares por encima de la cifra alcanzada 15 días atrás. El crudo de la OPEP fijó un precio promedio de 117,26 dólares el barril, 3,10 dólares por encima de la semana pasada.

También marcaron alzas los indicadores del WTI estadounidense y el Brent del Mar del Norte europeo. El WTI subió en el período 2,55 dólares y marcó un promedio de 100,89 dólares el barril, mientras el petróleo Brent pasó de 116,51 de la semana pasada a 118,33 dólares el barril esta semana. El precio promedio del crudo de Venezuela cerró el año 2011 a 101,06 dólares el barril, mientras la cesta OPEP lo hizo a 107,47, el WTI a 95,12 y el Brent terminó a 110,80 dólares.

Notas:

1. Las inversiones en productos básicos muestran una sólida tendencia al alza, pero JP Morgan y Goldman Sachs advirtieron que algunos precios aumentan demasiado rápido. Datos recopilados por Bloomberg revelaron que la cantidad de contratos a futuros para 24 productos básicos -desde petróleo hasta el cobre- creció 9,3% en enero. Más allá de la actividad especulativa en los mercados, Morgan Stanley y Barclays alertaron que el consumo aumenta más rápido respecto a los suministros. En ese sentido, las instituciones mencionaron eventuales insuficiencias en rubros como el cobre, estaño, paladio y mineral de hierro.

2. China compró a Irán 557 mil barriles diarios en 2011, equivalentes a 27,76 millones de toneladas métricas. Con importaciones diarias de 350 mil a 400 mil barriles, India es el segundo mayor comprador de petróleo iraní y sus pagos anuales por ese concepto rondan los 12 mil millones de dólares.Europa compró el año pasado casi el 20% de la producción de hidrocarburos iraní.

3. Analistas consultados por el servicio especializado Bloomberg News coincidieron en un posible incremento de 1,45 millones de barriles en los inventarios norteamericanos al cierre de la semana anterior. Para el API, el alza fue de 7,33 millones de toneles y el consumo de gasolina llegó a 8,48 millones de barriles diarios en el periodo analizado, con un incremento del 1,3%. Por otra parte, se supo que la OCDE cuenta con reservas de crudo de 2.647 millones de barriles, lo cual equivale a 57,5 días de consumo. Estados Unidos con unos 700 millones de toneles en los inventarios estratégicos y cerca de 330 millones en los comerciales.

4. Los inventarios de petróleo, gasolina y derivados en EE.UU. crecieron la semana concluida el 4 de febrero, informó la Administración de Información de Energía. En ese período las existencias de crudo escalaron 304 mil barriles y se ubicaron en 339,2 millones. Las reservas de gasolina se elevaron un 1,6 millones de barriles y totalizaron 231,7 millones, cifra superior al incremento de 700 mil unidades de 159 litros esperado por los mercados. Los destilados subieron un 1,1 millones de barriles frente a los pronósticos de una contracción de 700 mil, y las existencias se situaron en 146,5 millones. Según el API, en la primera semana de febrero los inventarios de crudo experimentaron una caída de 4,5 millones de barriles, mientras que la disponibilidad de gasolina se incrementó en 4,4 millones de toneles. El API reportó un aumento de 2,1 millones de barriles en las reservas comerciales de crudo de Estados Unidos. De esa forma, los inventarios alcanzaron los 339,5 millones de toneles de 159 litros cada uno.

Con reportes de los periodistas Mario Esquivel, jefe de la Redacción de Economía de Prensa Latina, y Ulises Canales, corresponsal de Prensa Latina en Egipto.