El gobierno de Evo Morales pagará una Renta Solidaria anual de 1.000 bolivianos a personas con discapacidad grave y muy grave que cuenten con un carnet de identificación otorgado por el Ministerio de Salud hasta el 31 de enero de 2012. La Renta Solidaria se pagará con recursos provenientes del Fondo Nacional de Solidaridad y Equidad, y el monto anual asignado a este beneficio no excederá los 20 millones de bolivianos.

El ministro de Salud Juan Carlos Calvimontes confirmó el lunes que los dirigentes de las personas con discapacidades diferentes que protagonizaban una marcha a La Paz aceptaron el bono de 1.000 bolivianos ofrecido por el gobierno. “Hemos tenido reuniones intensas desde el viernes con la dirigencia de la marcha, con los dirigentes de la Confederación de personas con discapacidad y con el Diputado Jaime Estívariz y con ellos hemos llegado a un acuerdo en que se acepta el bono de los 1.000 bolivianos”, informó a los medios.

Asimismo, dijo que acordaron “la necesidad de la aprobación de una Ley, para las personas con discapacidad”. El ministro de Gobierno informó que el Ejecutivo presentará a la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) el anteproyecto de Ley General de Trato Preferente para personas con discapacidad. Recordó que al Legislativo ingresaron dos anteproyectos para personas con discapacidad, uno presentado por el gobierno y otro que presentó el diputado de Convergencia Nacional (CN) Jaime Estivariz, representante de los discapacitados.

Este lunes, los ministros de Gobierno y de Justicia Carlos Romero y Cecilia Ayllón, respectivamente, dieron a conocer los alcances del Decreto Supremo 1133 que crea la Renta Dignidad de Bs. 1000 que será pagada en forma anual y en una sola cuota. Ningún beneficiario podrá percibir otros bonos provenientes del nivel central del Estado. El Ministerio de Salud realizará una calificación y recalificación de las personas con discapacidad para su carnetización.

Romero explicó que la Renta Solidaridad fue comprometida en el acuerdo suscrito el 5 de febrero con los representantes de diferentes organizaciones de discapacitados. Ayllón anunció que en el marco del convenio con el sector se elaboró un anteproyecto de Ley General de Tratos Preferentes para personas con discapacidad, que recoge varias reivindicaciones que serán efectivizadas a través de otras normas y varios programas a favor de los discapacitados.

El ministro Romero dijo que para la gestión 2013 se tendrá como base el dinero empleado este año para la búsqueda de nuevas fuentes de financiamiento que permitan darle sostenibilidad al beneficio, que se presume alcanzará a unas 20 mil personas en todo el país.

El Ministerio de Salud invirtió 5,9 millones de bolivianos en 2011 en proyectos en beneficio de las personas con capacidad diferente, e impulsó la construcción de Salas de Rehabilitación Comunitaria con su respectivo equipamiento. Al menos 152 personas con capacidad diferente trabajan en 18 de los 20 ministerios que dependen del Estado, informó el responsable de implementación del Plan de Igualdad Nacional, dependiente del Ministerio de Justicia,Víctor Pajarito.

“En la mayor parte de todas esas instituciones se cumple con la norma y en los que no se cumple están en el proceso de la implementación de ítems para esos trabajadores”, señaló. La contratación de este grupo se enmarca en los decretos 27477 y 21608, que establecen que toda institución pública debe contar entre su personal con un 4% de este grupo de trabajadores. Pajarito sostuvo que la norma alcanza, no solamente a las personas que sufren algún tipo de discapacidad, sino también a los familiares o tutores de éstas, cuando hay una dependencia total.

Por otro lado, Pajarito informó que el Ministerio de Justicia, conjuntamente con el despacho de Trabajo impulsa la capacitación a ese sector de la sociedad para que pueda trabajar. El año pasado, el Ministerio de Trabajo capacitó en el área textil, cuero y madera, como también en computación a 500 personas con discapacidad de los nueve departamentos.

Con datos de ABI.