Riberalta, (ABI).- El presidente Evo Morales criticó el viernes, en un masivo acto en la localidad de Riberalta, a ciertos movimientos sociales que se oponen al desarrollo de políticas de integración con la construcción de caminos y puentes.

“Ustedes saben hermanas y hermanos, cuando empezamos a desarrollar políticas de integración mediante caminos interdepartamentales o caminos intermunicipales, o la construcción de puentes, lamentablemente no faltan algunos grupos que se oponen a la construcción de caminos o puentes, con cualquier pretexto”, aseveró. A su juicio, esa actitud lo único que logra es “no dejar trabajar y perjudicar al pueblo”.

El Jefe de Estado ratificó que, como no sucedió en otras gestiones, existen muchos proyectos, además de los recursos económicos para financiar obras para la integración y del desarrollo de las regiones. En el mismo marco, expresó su preocupación por las futuras generaciones que, a su juicio, le pedirán explicaciones por la falta de caminos y la construcción de puentes.

Morales reprochó la posición de algunos movimientos sociales bolivianos, los cuales se oponen a la política de integración del Gobierno. El mandatario hizo referencia, sobre todo, a aquellos que siempre están en contra de la construcción de caminos, puentes, carreteras, a quienes priorizan los intereses de una comunidad a los del país.

Según el jefe de Estado, existen, además de los proyectos, los recursos económicos para financiar obras para la integración y el desarrollo de las regiones, como no ocurrió nunca en otros gobiernos. Sin embargo, se mostró preocupado por las conclusiones a las que puedan llegar las nuevas generaciones de bolivianos, quienes podrían pedir explicaciones por la falta de caminos y la construcción de puentes.

Morales recordó, específicamente, que por esa posición de algunos movimientos sociales, en 2011 no se pudo construir el puente entre San Buenaventura y Rurrenabaque.